ENFERMEDADES DE LAS GALLINAS

¿Qué enfermedades tienen las gallinas?

Criando a las gallinas en libertad, incluso en un espacio pequeño, es decir, dándoles la posibilidad de corretear, escarbar y hacer baños de polvo tengamos muchos problemas relacionados con la salud.

Para evitar las enfermedades infecciosas y, también las no infecciosas, es fundamental que se respete escrupulosamente la higiene en el gallinero, con una limpieza periódica y cuidadosa, incluyendo la desinfección, y que les demos a las aves una alimentación equilibrada. La elección de razas de gallinas rústicas adaptadas para vivir al aire libre es también garantía de salud, ya que se opta por animales más resistentes a las enfermedades.

Enfermedades no infecciosas de las gallinas

Como enfermedades no infecciosas más importantes de las gallinas tenemos las avitaminosis (deficiencia de alguna vitamina) y el síndrome del hígado graso.

La enfermedad conocida como síndrome del hígado graso, o lipidosis hepática, es una acumulación excesiva de grasa del hígado, que se vuelve amarillo. Este problema afecta sobre todo a las gallinas semipesadas o de doble aptitud, es decir, que se aprovechan para carne y para huevos y, en general, a las gallinas ponedoras, porque están mantenidas en jaulas pequeñas. El síndrome de hígado graso es debido a un exceso de energía de la dieta o por la introducción de elementos contaminantes en la comida, como insecticidas o herbicidas.

Los problemas de falta de vitaminas, o avitaminosis, son poco habituales en los animales de granja, porque el pienso para las gallinas ya está formulado teniendo en cuenta las necesidades de los animales en crecimiento y producción.

Para tratar un problema de avitaminosis en gallinas conviene dar polivitamínicos porque es difícil muchas veces saber que vitamina le falta al animal o porque las vitaminas se interrelacionan entre sí, también se les puede dar un suplemento de vitamina A cuando hay un problema de coccidiosis en la granja.

La solución a este problema pasa por la prevención, controlando el alimento que se les de a los animales, entre otros factores.

Enfermedades de las gallinas debidas a parásitos

Sobre todo en los meses calurosos del año, los parásitos son un problema frecuente para quienes tengan gallinas. Los parásitos son una molestia para las aves, ya que perturban la vida del gallinero, perjudicando el buen desarrollo de los animales, lo que dará unos ejemplares con malos resutados en cuanto a carnes y en producción de huevos.

La sarna de las patas de las gallinas está causada por un ácaro parásito

Como ejemplo de parásitos externos, tenemos los piojillos de las aves (Dermanyssus gallinae) y otros ácaros, como la sarna de las patas o la sarna desplumante, de nombres científicos Knemidocoptes loenis y Knemidocoptes mutans, respectivamente. También son habituales en las granjas de gallinas los piojos, es decir, insectos parásitos hematófagos. Las gallinas pueden tener como piojos, el piojo del cuerpo de la gallina, de nombre científico Menacanthus stramineus y el piojo de la cabeza de la gallina, de la especie Cuclotogaster heterographa, entre otros.

Son parásitos internos de las gallinas los coccidios, que causan la enfermedad conocida como diarrea roja o coccidiosis, en realidad, protozoos del género Eimeria. Otras enfermedades parasitarias típicas de las gallinas son la verminosis pulmonar y las lombrices planas del intestino, como las raillietinas. Una enfermedad todavía más común entre las gallinas es la ascaridiasis, cuyo agente causal es Ascaridia galli.

En general, los parásitos se previenen con una buena higiene de las instalaciones donde se tienen las gallinas y con la utilización de productos químicos adecuados. Un sistema inmunitario bajo de los animales también es causa de enfermedades, por lo que animales mantenidos sin estrés es bueno en este sentido.

* Información relacionada: Parásitos de las gallinas

Enfermedades infecciosas de las gallinas

Podemos hablar como enfermedades infecciosas a las causadas por virus, bacterias u hongos. Son importantes enfermedades víricas de las gallinas la seudopeste, la viruela aviar, la leucosis aviar, la bronquitis infecciosa, la anemia infecciosa o la enfermedad de Newcastle, problemas debidos a distintos virus.

Para el caso concreto de los virus se pueden aplicar a las gallinas vacunas con el objetivo de prevenir la infección de los animales. Para muchas enfermedades de las gallinas causadas por virus no existe virus y, en algunos casos, se tienen que aplicar el sacrifico de los animales enfermos,, con las repercusiones económicas que representa, por lo que la prevención es algo fundamental en el caso de las enfermedades víricas,

Entre las enfermedades bacterianas más importantes de las gallinas tenemos el cólera aviar, la coriza infecciosa y distintas clostridiosis, como la enteritis necrótica. Otra enfermedad bacteriana que pueden tener las gallinas es la colibacilosis, un problema muy común en las granjas de gallinas. Las micoplasmosis son enfermedades respiratorias, que se agravan cuando también hay una infección por Escherichia coli.

En el tratamiento de las enfermedades debidas a bacterias lo más recomendable es el uso de antibióticos específicos y se debe evitar la aparición de resistencias con un uso no indiscriminado

Las principales enfermedades debidas a hongos o micóticas son la aspergilosis, causada por el hongo Aspergillum fumigatus, que afectan al aparato respiratorio. Como estos problemas afectan a pocos animales normalmente, no es necesario aplicar un tratamiento, aunque si se decide hacerlo, se deben utilizar un medicamento específico vía aerosol.

* Información relacionada: Enfermedades infecciosas de las gallinas

Más información sobre las aves de granja en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.