LAS GARRAPATAS EN LOS REPTILES

Eliminar las garrapatas en reptiles

¿Qué son las garrapatas?

Las garrapatas son parásitos externos de vertebrados. A diferencia de los insectos, las garrapatas no tienen antenas, tienen la cabeza y el tórax fusionados, por lo que su cuerpo está dividido en dos partes: cefalotórax y abdomen y poseen 4 partes de patas.

Las garrapatas son arácnidos hematófagos de distintos vertebrados, como mamíferos, aves y hasta de reptiles.

Existen garrapatas que son específicas de una determinada especie y otras que no y que, por lo tanto, pueden transmitirse entre distintos tipos de reptiles. En algunas especies de garrapatas, únicamente las larvas o ninfas, es decir, los estadios inmaduros parasitan los reptiles mientras que los adultos infestan mamíferos.

Las garrapatas frecuentemente son importadas con los animales desde sus lugares de origen. Éstas se localizan en las zonas de piel más fina, sobre las patas, cuello, cabeza y alrededores de la cloaca. También se pueden fijar sobre el caparazón.

* Más información: Garrapatas

Tipos de garrapatas en reptiles

- Aponomma: Aponomma es un género de garrapatas con una clara preferencia por los reptiles, pues se encuentran casi exclusivamente sobre este grupo de vertebrados. Afortunadamente, estas garrapatas raramente afectan a los animales domésticos y no parasitan al ser humano. Aponomma se da en lagartos y serpientes importados desde Sudamérica y África.

- Amblyomma: Las garrapatas del género Amblyomma son las llamadas "garrapatas duras" porque poseen escutelo o coraza dorsal que les protege. Sobre todo se encuentran en el continente americano. Estas garrapatas son de gran tamaño o medio. Son las garrapatas más comunes en los saurios, como iguanas y varanos.

Otros géneros de garrapatas que tienen como hospedador los reptiles son: Haemophysalis, Hyalomma o Ixodes.

¿Son peligrosas las garrapatas?

En reptiles, una infestación masiva por garrapatas puede ser muy peligrosa debido a la grave anemia que pueden provocar estos parásitos en el animal parasitado. Además, las zonas donde se insertan las garrapatas están casi siempre contaminadas con bacterias y suelen dar abscesos subcutáneos, es decir, acumulación de pus y de material infectado dentro de la piel.

Por otra parte, la picadura de estos invertebrados es responsable de la transmisión de enfermedades víricas y protozoarias.

Cómo combatir las garrapatas en reptiles

Para combatir las garrapatas, es recomendable usar un insecticida a base de permetrina como "Bio Care" útil en la eliminación de garrapatas, pulgas, chinches... ya que es eficaz para eliminar las garrapatas de los reptiles sin llegar a ser tóxico para el propio animal.

Sin embargo, en el caso de las garrapatas, la extracción manual es el sistema de elección si no hay una manifestación masiva. Deberemos asegurarnos que la cabeza de la garrapata no permanezca en la piel del reptil a la hora de quitársela.

Si se desea retirar la garrapata, primero deberemos colocar al reptil de forma que la garrapata quede hacia abajo. La forma correcta de retirar una garrapata es usando unas pinzas, de punta estrecha, a ser posible curvadas con las que sujetaremos la garrapata por su zona bucal, lo más cerca posible de la piel del reptil, evitando aplastar el cuerpo de la garrapata. A continuación realizaremos una tracción continua y lenta en perpendicular a la piel hasta conseguir su extracción. Evitaremos aplastar el cuerpo de la garrapata. No es muy recomendable el uso de vaselina u otro ungüento para extraerla. Una vez extraída, lavaremos bien la zona de la picadura con agua y jabón e incluso posteriormente podemos usar algún antiséptico.

* Más información: Cómo combatir las garrapatas (medicina humana)

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.