GUSANO DE SEDA: ENFERMEDADES

¿Por qué se mueren los gusanos de seda?

¿Qué enfermedades puede sufrir el gusano de seda?

Los gusanos de seda, como cualquier ser vivo, también pueden sufrir enfermedades y plagas, causadas por virus, así como por hongos, bacterias, protozoos parásitos y ácaros o moscas parásitos, que afectan a las diferentes etapas del ciclo biológico de Bombyx mori.

La flacherie es una enfermedad del gusano de seda causada por varios virus y bacterias

Las principales enfermedades del gusano de seda son la grasserie o amarillez, la pebrina, la muscardina y la flacherie y se conocen en casi todas las partes del mundo en donde se practica la sericicultura.

Algunos hongos son importantes parásitos del gusano de seda, como Nosema bombycis, protista causante de la enfermedad conocida como pebrina, Beauveriana bassiana, un hongo de tipo ascomiceto llamado, que provoca, en el gusano de seda, la enfermedad llamada muscardina.

La cría del gusano de seda, especialmente si se hace de forma industrial, puede verse afectada por varias plagas, constituidas por moscas parásitas de insectos, llamadas taquínidos, como las moscas Tricholyga bombycis o Sturmia sericariae. Otros invertebrados parásitos menos específicos de los insectos pueden atacar a Bombyx mori, como el ácaro Pediculoides ventricosus. El Dermestes ater se alimenta de productos almacenados normalmente, pero puede dañar también los capullos de seda.

Prevención de las enfermedades del gusano de seda

Para garantizar la salud de nuestros gusanos de seda, necesitaremos cuidar su higiene y alimentación, así como otros factores, tales como las condiciones ambientales. En relación a la higiene, la hojas de morera que daremos a los Bombyx mori como alimento tienen que estar bien limpias. Esto es así porque el alimento contaminado por algún microorganismo patógeno es el principal contagio de enfermedad en Bombyx mori.

También tendremos que desinfectar cuidadosamente de la zona de cría del gusano de seda, especialmente si se han observado individuos enfermos, que deberán ser retirados y destruidos adecuadamente. Las orugas deben ser examinadas continuamente y retiradas de inmediato si aparecen algunas de ellas enfermas. Sería conveniente también aplicar productos desinfectantes, como formol en polvo al 3%, sobre las orugas sanas.

* Ver más sobre: Enfermedades infecciosas del gusano de seda / Plagas del gusano de seda

Más información sobre la cría de otros animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.