Hurones y gatos

Es posible la convivencia entre hurones y gatos

¿Se puede tener un hurón si se tiene un gato?

Esta pregunta es relativamente compleja de responder porque no tiene una única respuesta, ya que depende de los propios animales que tienen que convivir en la misma casa, de su carácter especialmente.

Foto de hurón

El hurón tiene un comportamiento muy juguetón, lo que puede desencadenar algún que otro problema si tenemos un gato joven, viejo o enfermo

Tener un hurón y un gato no podemos decir que sea algo imposible, aunque a veces no da buenos resultados, porque la convivencia entre ambos animales depredadores no es en algunos casos del todo satisfactoria y surgen conflictos en forma de peleas.

Sin embargo, normalmente el hurón, que es quien suele tener la iniciativa para entablar relación con el gato, más que el gato con el hurón, prefiere el juego en sí que las acciones violentas, lo que significa que, salvo en algunos animales de mal carácter, normalmente el mustélido solo se dedicará a "molestar" de vez en cuando al felino, pero normalmente sin intenciones de defensa o agresión.

Aun así cabe advertir que la introducción de un hurón en casa si previamente ya era habitada por un gato es una decisión que siempre entraña cierto riesgo, porque depende de muchos factores, no todos controlables por nosotros mismos y, por lo tanto, es algo, en parte, sujeto al azar.

¿Un gato es peligroso para un hurón?

El gato representa un cierto riesgo para la integridad del hurón, aunque naturalmente menor que si se tratase de un perro, por su talla generalmente inferior y por su forma de defenderse basada en arañar en lugar de morder, previamente en proferir resoplidos amenazantes.

El gato es un animal que pertenece al gran orden de los carnívoros, así como el hurón, y aunque son de familias diferentes, félidos y mustélidos, respectivamente, lo cierto es que ambos mamíferos son unos fabulosos depredadores. El gato doméstico tiene más fuerza que el hurón debido a que pesa más de tres veces lo que pesa un hurón de media, lo que lo hacen potencialmente más peligroso a priori que un hurón lo podría ser para el propio gato.

Sin embargo, el hurón es un animal muy activo, con ganas de descubrir mundo y mucha energía que pueden suponer para el gato ciertos riesgos, sobre todo para un gato viejo, enfermo, de corta edad o que en definitiva se vea con alguna situación que mengue sus fuerzas.

¿Cómo podemos tener un hurón y un gato juntos?

Para juntar un hurón y un gato, se debe hacer con suma precaución, dejando que ambos animales se vayan acostumbrando a la presencia uno del otro.

Para empezar, una persona sujetará al hurón en brazos y otra mantendrá asido de la misma manera al hurón. De este modo, dejaremos que ambas mascotas se huelan, pero tomando una cierta distancia de seguridad.

Si tenemos una cría de gato, en lugar de un gato adulto, será el proceso mucho más fácil, pero deberemos vigilar que no sea en este caso el el hurón quien lastime al gato, con sus juegos a veces un poco violentos.

Más información sobre los animales domésticos en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.