INCONVENIENTES DE LOS ANIMALES EXÓTICOS

Problemas de tener animales exóticos

Peligro de extinción

Los animales exóticos son una gran responsabilidad, como un gato o un perro o cualquier otro animal doméstico, pero además se le añade la situación natural de esta especie, porque muchos de ellos se encuentran en peligro de extinción en su lugar de origen.
No obstante, actualmente el comercio de especies exóticas se encuentra muy bien regulado y los especimenes que podemos encontrar en el mercado provienen de animales criados en cautividad.
* Información relacionada: Causas de extinción de los animales

Especies invasoras

Si nuestra mascota no muere cuando se escapa de su terrario o jaula, podría llegar a causar un problema para la fauna de nuestra localidad porque, muy a menudo, los animales exóticos son especies invasoras.

Como ejemplo ilustrativo de lo que estábamos mencionando anteriormente tenemos a la tortuga de Florida.
Este animal fue exportado masivamente desde los Estados Unidos, la gran mayoría de veces bajo condiciones realmente pésimas (periodos largos de inanición, etc.) hasta que se detuvo el tráfico ilegal procedente de la captura de hembras preñadas muy a finales del siglo pasado (XX).
Las tortugas que conseguían sobrevivir al transporte y se adaptaban a la vida en cautividad eran, demasiado a menudo, liberados al medio natural cuando se hacían demasiado grandes.
La puesta en libertad de animales exóticos nunca es recomendable, para la tortuga de Florida todavía menos. Los ejemplares de esta especie introducidos al medio salvaje en muchas ocasiones consiguen adaptarse. Cuando lo hacen suponen una grave amenaza, especialmente para las tortugas autóctonas (las originarias de ese lugar) porque las tortugas de orejas rojas son, por lo general, mucho más agresivas que las nativas y compiten con el alimento.
Además, actualmente se está comprobando que Trachemys scripta ya es capaz no sólo de sobrevivir a un medio distinto al suyo, sino también de reproducirse, con lo que los problemas derivados de la presencia de este tipo de tortugas se pueden agravar en un futuro próximo.

La única solución para el problema concreto de las tortugas de Florida introducidas artificialmente es dejar de liberar ejemplares a nuestros lagos y ríos y otros puntos de agua naturales y la captura y retirada de los existentes en los mismos.

Otro ejemplo de especie invasora es la cotorra argentina.

Con una tenencia responsable de los animales exóticos, podemos evitar este problema.

* Información relacionada:
Especies exóticas invasoras / Galápagos exóticos en España

Mantenimiento complicado

Cuidar adecuadamente a ciertos animales exóticos no es tarea nada fácil, la comida basada en presa viva y las necesidades de espacio son difíciles de compaginar para la vida en los pisos pequeños de las urbes europeas.
A ello, se le suma la falta de luz solar, factor importante para el metabolismo del calcio en muchos reptiles, como tortugas o lagartos. El aislamiento que sufren muchos individuos mantenidos solos en cautividad hace mella sobre todo en los animales pertenecientes a especies de naturaleza social, animales que necesitan enormemente la presencia de otros individuos de su misma especie.
Los animales exóticos por no vivir bajo las mejores condiciones reaccionan desarrollando el estrés de cautividad.

Debemos tener en cuenta que no sólo a que debemos proporcionarles las mejores condiciones para cada especie animal en cuestión, también debemos pensar en las personas que viven cerca de nosotros. Aunque los animales exóticos son unos increíbles seres llenos de belleza en muchos sentidos, no todo el mundo opina lo mismo. Debemos prevenir por todo los medios las desgraciadas salidas de nuestras mascotas por su propia vida y para ahorrar más de un susto a nuestros vecinos.

Bien es verdad que el propio comercio de los animales exóticos nos facilita mucho la tarea de cuidar de nuestro animal proporcionándonos la comida, ya sea presa viva o alimento no vivo. La falta de luz solar natural se puede compensar con la compra de luces especiales. Un animal bien cuidado no desarrollará estrés de cautividad

Transmisión de enfermedades (zoonosis)

Los animales exóticos suponen un peligro potencial de transmisión de enfermedades hacia nosotros (zoonosis), pero cualquier animal es susceptible de transmitirnos algún agente biológico causante de enfermedad. Por ejemplo, la rabia, enfermedad propia de Europa, causo verdaderos estragos en los animales y también supuso un enorme problema para las personas en los siglos pasados.

El único inconveniente añadido de los animales exóticos está en que como este tipo de animales está introducido artificialmente por acción del hombre dentro de un ecosistema nuevo (nuestra casa si se trata de un animal exótico), las enfermedades que puede transmitir pueden ser más peligrosas para los seres vivos que están poco acostumbrados a su presencia.

Un ejemplo muy representativo de enfermedad transmitida por los animales o zoonosis típica de los animales exóticos es la psittacosis (que afecta a los loros).
Debemos vigilar si tenemos niños pequeños porque son los que están más expuestos a este problema y son los más sensibles.

Algunas enfermedades que también pueden darse en los animales exóticos, como también en los animales domésticos, son la sarna producida por ácaros o la tiña (micosis).
La tiña es la enfermedad más extendida. El agente causante de esta dermatosis.
Los vectores de este hongo son esencialmente los roedores y también los gatos.
La lesión se ve rodeada de una línea roja que queda cubierta de finas películas blancas y que provoca prurito (picazón).
Cuando el hongo está situado en el cabello, éste se cae dejando zonas sin pelo de forma circular.
Los roedores, el hurón y excepcionalmente los pájaros son una importante fuente de contaminación de tiña.

Otras enfermedades que se tiene que tener en cuenta si tenemos un NAC (nuevo animal de compañía) son la leptospirosis, la rabia o la lehismaniasis.
La lehismaniasis se debe a un protozoo, la Lehismania, y está presente en los roedores y en los perros.
Los animales eliminan la leptospirosis por la orina y contaminan de este modo las aguas de estanques y marismas.
Los roedores, y sobre todo, las ratas son sus principales transmisores.
Los desguaces suelen quedar bastante a menudo afectados y los riesgos son importantes para los agricultores y los que se bañen en estanques contaminados.

Sin embargo, con un higiene adecuada de los animales y con unas medidas mínimas de prevención, como son lavarnos las manos después de manipular a nuestro animal o llevarlo al veterinario para que compruebe su estado de salud, no debemos preocuparnos por el tema de la salud de nuestro animal.

* Información relacionada:
Zoonosis / Enfermedades que transmiten los reptiles

Difíciles de manipular

Un inconveniente para ciertas personas puede ser la naturaleza un poco asustadiza, huidiza o menos amistosa de algunas de estas especies. Sin embargo, también depende del tipo de animal exótico. Un reptil o un anfibio será menos propenso a establecer vínculos amistosos y de afecto con su propietario que un mamífero o un ave, por ejemplo.

En general, los animales exóticos son menos afectivos si los comparamos con los animales domésticos porque el proceso de domesticación es mucho menor. Para entenderlo mejor, sólo debemos pensar en los 5.000 años de domesticación del gato o los más de 15.000 años de domesticación del perro frente a los pocos años que hace en España que se tienen animales exóticos de forma más o menos generalizada.

La belleza de los animales exóticos puede estar precisamente en este punto, en que se pueden llegar a considerar como animales salvajes mantenidos en nuestra propia casa.

* Información relacionada: Animales exóticos en ciudades

Más información sobre los animales exóticos en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.