PARÁSITOS INTESTINALES EN REPTILES

Parásitos intestinales en reptiles

Todos los reptiles pueden tener parásitos intestinales. De hecho, la mayor parte de tortugas terrestres, tanto salvajes como de compañía tienen esta clase de parásitos. Se trata en muchos casos de portadores sanos.

La detección de parásitos en el aparato digestivo no implica necesariamente que el reptil esté enfermo. La presencia de coccidios, por ejemplo, es muy común en heces normales.

La cautividad no significa que el animal esté libre de parásitos. De hecho, bajo ciertas condiciones, se encuentran más especies parásitas en reptiles mantenidos en cautividad que en aquellos que viven en estado salvaje. Ello se debe a que en cautividad los animales pueden entrar en contacto con más facilidad con los parásitos. En libertad, sólo se observan los parásitos que en ese hábitat concreto siempre han estado en esa relación ecológica parásito-huésped.

Los reptiles, tanto los salvajes como las mascotas, se pueden infectar cuando entran en contacto con otros reptiles o con objetos contaminados o por ingestión de alimentos parasitados. En algunos casos, las larvas pueden penetran a través de la piel del reptil.

Los reptiles carnívoros tienen una flora parasitaria con complejos ciclos biológicos en los que están implicados sus presas, es decir, ratones, conejos, grillos, cucarachas, como huéspedes intermediarios.

En cambio, los reptiles herbívoros están afectados sobre todo por parásitos con ciclos biológicos menos complejos.

Tipos de parásitos intestinales de los reptiles

Existen cientos de miles de tipos de parásitos distintos.

Los gusanos o lombrices intestinales son los parásitos intestinales más habituales de los reptiles. Entre ellos, los más comunes son los nematodos o gusanos redondos, los anquilostomas y los oxiuros. Como parásitos intestinales unicelulares (microscópicos) los reptiles tienen coccidios, flagelados, Entamoeba sp. y Cryptosporidium sp.

Los principales parásitos de las tortugas de tierra son los áscaris (Angusticaecum sp.) y los oxiuros (Mehdiella sp. Tachygonetria sp.). Estos parásitos son gusanos redondos, de color blanquecino y tamaño muy variable, pueden ser microscópicos o llegar a medir hasta 10 cm de largo.

Las serpientes y los varanos se encuentran parasitadas por cestodos (tenias) y áscaris como Ophidascaris sp. Además, pueden tener protozoos criptosporidios que les pueden causar la muerte.

Es muy común que las iguanas estén parasitadas por nematodos, como Ozolaimus sp., mientras que otros lagartos herbívoros como los uromastyx pueden estar parasitados por nematodos de la familia Pharingodonidae.

* Ver más sobre: Enfermedades causadas por parásitos intestinales en reptiles / Diagnóstico de parásitos intestinales en reptiles / Tratamiento contra parásitos intestinales en reptiles

Más información sobre los parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.