Lisa pez

Pesca de la lisa

Características de la lisa

Nombre científico: Mugil cephalus
Nombre vulgar: Lisa = Mujol = Mule

Inglés: Flathead grey mullet
Francés: Mulet cabot
Alemán: Großkopfmeeräsche
Italiano: Mùggine = Cefalo
Portugués: Tainha-olhalvo

Orden:
Mugiliformes
Familia: Mugílidos

Características de la lisa

La lisa, de nombre científico Chelon labrosus, es un pez de cuerpo alargado y forma de huso.

La lisa tiene una cabeza ancha y hundida en la zona de los ojos y presenta dos aletas dorsales bastante separadas entre sí. La primera de las aletas posee 4 ó 5 radios espinosos.

El dorso de la lisa es de color gris oscuro o azulado en el dorso y plateado en la zona del vientre.

El cuerpo de este pez está cubierto de escamas grandes.

El labio superior de la lisa es casi tan grueso como el diámetro de las pupilas, lo que le da el nombre a la especie. Los grandes ejemplares de esta especie presentan en el borde inferior del labio superior unos nódulos córneos.

Otras particularidades de este pez es que su línea lateral no es bien visible y que carece de aleta membrana adiposa.

La lisa llega a medir 75 cm de longitud y alcanza un peso de hasta 4'5 kg.

La longevidad máxima de la lisa es de 25 años.

La lisa absorbe los sedimentos orgánicos del fondo y los filtra con la ayuda de unos largos apéndices de que dispone en los opérculos. Como otra adaptación al régimen alimenticio, tiene un estómago muy musculoso y un intestino muy largo para aprovechar mejor el alimento.

¿Dónde vive la lisa?

La lisa habita en las costas del Mediterráneo y el Atlántico hasta Noruega, así como en las Islas Británicas y en el mar Negro. En verano, se le puede encontrar en las aguas del mar del Norte.

Este pez vive en aguas templadas o tropicales, dónde se deja ver tanto en zonas costeras como en las aguas salobres de las desembocaduras de los ríos.

Este pez se encuentra en gran abundancia en las aguas de los puertos.

En las estaciones cálidas, este pez también se puede ver en aguas abiertas, incluso a poca profundidad.

* Información relacionada: Dónde viven los animales

¿Qué come la lisa?

La lisa es un pez omnívoro aunque se alimenta sobre todo de algas. La base de la alimentación de la lisa se compone de plancton, algas, crustáceos y otros invertebrados.

* Información relacionada: Alimentación de los peces

Comportamiento de la lisa

La lisa vive en grupos y está constantemente ocupada en la búsqueda de comida, devorando la vegetación de las piedras del fondo del agua.

En verano, cuando suben las temperaturas, emprende migraciones en dirección al norte. Se trata de un pez catádromo, que por definición, son aquellos peces que para reproducirse migran de las aguas dulces a las saladas.

Reproducción de la lisa

La lisa es un pez que se reproduce en invierno y tiene reproducción ovípara. En Europa, el periodo de reproducción de la lisa va de febrero a abril. Más al noroeste de su área de distribución, por ejemplo en el Canal de la Mancha o frente a las costas de Irlanda, este pez se reproduce hasta julio.

La hembra pone los huevos en el agua, por lo que quedan a merced de la corriente.

La lisa alcanza la madurez sexual a los 4 años de edad, cuando llegan a medir la mitad de su tamaño máximo.

* Información relacionada:
Reproducción de los peces

Pesca de la lisa

La carne de la lisa es poco apreciado y se suele utilizar como alimento para peces, por ello alcanza un precio bajo en el mercado.

El mejor momento del año para pescar lisas es la fase posterior a la puesta de los huevos, es decir a partir de abril. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la lisa es un pez muy delicado en lo que respecta a las condiciones climáticas, por lo que, cuanto peor es el tiempo, más difícil es conseguir que pique. Por ello, en tiempo malo, tendremos que estar en un emplazamiento bien a resguardo si queremos tener suerte con la pesca.

La lisa es un pez asustadizo, pero ello sólo será un problema si nos ve, aunque se podrá pescar bien allá donde haya abundancia de alimento, porque es muy glotona.

Con aparejos ligeros, con flotador o boyas, un sedal fino y anzuelos pequeños, se pesca en la franja de profundidad de media hasta baja.

Es muy importante cebar, para lo que se tiene que proceder como si se tratase de un pez de agua dulce y cebar a intervalos regulares en el mismo lugar. Como cebo se recomienda sobre todo la masilla mezclada con harina de pescado y trocitos de pan. Alternativamente, se puede usar el asticot o trocitos de pescado o con mosca seca.

En puertos u otros lugares donde sacar los peces pueda resultar difícil, una sacadera puede sernos de gran ayuda.

* Ver: Pesca deportiva

Más información sobre otros peces en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.