PARASITISMO EN ERIZOS MARINOS

El parasitismo, una forma de vida extendida, pero no en los equinodermos

Abeja

Foto de erizo de mar
No existen erizos de mar parásitos

El parasitismo es una forma de vida muy extendida entre los invertebrados, especialmente en los grupos de los Helmintos y de los Protozoos y, en menor medida, podemos encontrar bastantes especies parásitas entre los invertebrados artrópodos, como los insectos o las garrapatas.

Una excepción a esta norma la constituye la clase de los equinodermos, formada por las estrellas de mar, los erizos de mar y los pepinos de mar u holoturias, en donde no se conoce ni una forma de vida parásita.

¿Por qué no hay estrellas de mar, pepinos de mar ni erizos marinos parásitos?

En realidad, más que de hablar de que no hay equinodermos de vida parásita, se tendría que decir que no se conocen todavía especies parásitas de este grupo de invertebrados.

Ello se debe a la falta de conocimientos sobre los equinodermos que todavía este grupo de invertebrados marinos desgraciadamente arrastra.

¿Qué relaciones mantienen estos animales marinos con otros seres vivo?

Aunque no se conocen casos de parasitismo en el mundo de los equinodermos, un gran número de especies de este grupo de invertebrados marinos practican el comensalismo con otros animales.

En las relaciones de comensalismo, existe una relación entre dos individuos donde uno de ellos se beneficia de dicha relación y el otro no se beneficia pero tampoco sale perjudicado, lo que lo diferencia al comensalismo del parasitismo.

Los pepinos de mar u holoturias especialmente, mantienen relaciones con otros animales, tanto de comensalismo como de simbiosis, pero no de parasitismo, porque no hay pepinos de mar parásitos, pero sí que estos animales pueden ser víctimas de los parásitos.

Algunas especies de pepinos de mar, como ejemplo de equinodermos, mantienen relaciones de comensalismo con los peces perleros, de la familia carapidae. Estos peces, debido a su pequeño tamaño, se alojan en la cloaca de sus socios los pepinos de mar, para refugiarse de los depredadores y obtener alimento.

Se cree que otros animales pueden llegar a estar en simbiosis con estos invertebrados, ya que ambos organismos que están en relación sacan provecho de la relación. La pequeña gambita o quisquilla Periclimenes imperator obtiene refugio cuando viaja a lomos del pepino de mar ocelado Bohadschia argus y consigue así el alimento que necesita. Este pepino de mar obtiene de su compañero crustáceo limpieza y eliminación de parásitos.

* Información relacionada: Tipos de parásitos

Más información sobre Parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.