Diferencia prado pradera

Diferencias entre prados y praderas

¿Un prado y una pradera son lo mismo?

Aunque los conceptos de prado y pradera no están muy claros, pues presentan visiones radicalmente opuestas entre biólogos y agrónomos, ciertamente, prado y pradera son denominaciones para realidades diferentes en cuanto a matices importantes y, por lo tanto, no son lo mismo.

Foto de prado

En las praderas y estepas la vegetación dominante son las hierbas, principalmente gramíneas

La definición de prado y pradera no está bien definida pues no hay consenso sobre ellos entre ciencias.

Así, en biología, los prados son extensiones artificiales de pasto para el ganado y la pradera es el hábitat natural formado por diferentes gramíneas. Para los agrónomos, los conceptos de prado y pradera son los opuestos que para los biólogos.

¿En qué se diferencian un prado y una pradera?

Sabiendo que ambas formaciones vegetales no corresponden a situaciones idénticas, vamos a ver que tienen de diferente un prado y una pradera para entender mejor qué es cada cosa y su importancia a nivel de utilidad en los ámbitos humano y natural, en función de las definiciones que le da la biología para ambos términos:

  • Naturales o artificiales: Los prados son hábitats artificiales, mientras que los ambientes conformados por las praderas son naturales. Los prados son creados por el hombre, para crear pastos para sus animales, mientras que las praderas han surgido en la evolución tras darse una situación de equilibrio entre las condiciones ambientales y la biota de dicho lugar.

  • Húmedos o semiáridos: Los prados son ambientes húmedos, porque el régimen de precipitaciones de la zona así lo permite o porque son regados por el ser humano. Las praderas no las riega nadie y generalmente son más áridas que los prados, aunque hay excepciones.

  • Hay riego o no: Por lo mismo que hemos dicho antes, solo algunos prados gozan de riego, cuando llueve menos de lo que el prado necesita. Las praderas nunca las riega el hombre, sino que sobreviven de las precipitaciones que les cae, porque disponen de vegetación adaptada al ambiente.

Foto de pradera

En las praderas y estepas la vegetación dominan las hierbas, que se desarrollan en su máxima esplendor

  • Grado de adaptación a la sequía: Las especies vegetales de las praderas, especialmente aquellas de zonas más áridas, cuentan con adaptaciones para resistir la falta de agua. En verano, en las praderas se puede producir estrés hídrico por falta de lluvias.

  • Especies sembradas o silvestres: Las praderas cuentan con una vegetación autóctona que las hacen estar más preparadas para las adversidades medioambientales de dichos ecosistemas que los prados que dependen de las siembras que regularmente hace el ganadero.

  • Abundancia de animales domésticos: Dado que los prados están concebidos para ser el alimento de los animales que cría el ser humano para sus intereses, en estos ambientes también habrá mayores posibilidades de encontrar animales domésticos que en las praderas.

* Información relacionada: Adaptaciones de las plantas a la sequía

¿Un prado se puede volver pradera?

Aunque los conceptos prado y pradera gozan de independencia, si cambian las condiciones pueden dar lugar de uno a otro. Con el paso del tiempo, las especies sembradas de los prados pueden volverse espontáneas para pasar a ser aquel ambiente una pradera, tras la sucesiva colonización de especies silvestres.

Foto de prado en el que se pueden ver algunos árboles

Si se reduce el sobrepastoreo, un prado puede volver a ser un bosque como lo era antes de que el hombre lo convirtiera en tierra de pastos

Para que se diese la situación comentada, el prado tendría que estar situado en un lugar que antes era una pradera, es decir, que reuniese unas condiciones de precipitaciones, temperaturas adecuadas y se tendría que prescindir de sembrar más pasto.

También tendría que reducirse la presión que hacen los animales domésticos herbívoros sobre la vegetación.

Los prados, si no se cuidan por el hombre, en muchas ocasiones dan lugar, con el paso de muchos años, a bosques, que es la vegetación que tendría que haber en dicho lugar si no fuese por la actividad humana.

Con el pastoreo y la siembra de las especies herbáceas, el hombre consigue mantener los prados para que no evolucionen hacia una situación clímax, que se daría por los propios equilibrios de la naturaleza, y requiere abandonar el estado de subclímax que caracteriza a los prados.

Del mismo modo, una pradera se volvería prado si se empezase a aprovechar dicho entorno natural y el hombre sembrase y trajese a sus animales, lo que daría lugar a la transformación de hábitat natural en un entorno más o menos artificial.

Vegetación de prados y praderas

En los prados, el ser humano planta especies como el ray-grass inglés (Lolium perenne), el dactilo (Dactylis glomerata), la festuca alta (Festuca arundinacea), el trébol violeta (Trifolium pratensis), la alfalfa (Medicago sativa), la veza (Vicia sativa), normalmente de forma combinada.

Foto de pradera

Las praderas están formadas por grandes extensiones de gramíneas de especies muy diferentes

Todas estas especies son gramíneas, menos la alfalfa y la veza, que son leguminosas. El ganadero las siembra en sus campos destinados a ser prados.

La vegetación de las praderas es silvestre, suele estar formada por gramíneas bajo una gran diversidad de especies, porque en las praderas hay una enorme biodiversidad.

Algunas de las especies vegetales que podemos encontrar en una pradera de España son: llantén menor (Plantago lanceolata), diente de león (Taraxacum officinale), Rumex longifolius, heno blanco (Holcus lanatus), poa común (Poa trivialis), festuca roja (Festuca rubra), barbas de macho (Bromus hordeaceus), la arveja de campo (Lathyrus pratensis), etc. La pradera estará formada por gramíneas, pero también por compuestas, leguminosas y alguna que otra familia más.

Animales de prados y praderas

Vacas, cabras, ovejas y caballos serán los principales animales domésticos que podríamos encontrar en un prado, pero también aquí veremos fauna salvaje, principalmente de dieta herbívora, que aprovecha las grandes concentraciones de alimento que ofrecen estos ambientes artificiales en forma de hierba fresca: conejos, marmotas, topillos... son visitantes habituales de los prados.

Foto de prado donde pastan caballos

La hierba de los prados es aprovechada por los caballos y otros animales domésticos

Los prados también son el hogar de los animales carnívoros, que acuden a estas grandes extensiones de hierba y, por lo tanto, con pocos refugios altos, como las comadrejas y los armiños. Por el aire, se mueven los cernícalos y varias especies de aguiluchos. Los sapos y los topos saben aprovechar muy bien estos refugios de vida animal para llenar la barriga de insectos y lombrices de tierra.

En las praderas podemos encontrar especies animales silvestres parecidas a las que encontraríamos en los prados, porque los animales no entienden de clasificaciones y nomenclatura, pero sería más raro ver los animales domésticos, aunque cualquier persona puede pasear su caballo sobre estos hábitats naturales en un bonito día de excursión por la naturaleza.

* Ver más sobre: Animales del prado / Prados / Prados y praderas / Praderas y estepas

Más información sobre ecología en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.