PROBLEMAS DENTALES DEL PERRO

¿Para que sirven los dientes?

La función principal de los dientes es la de masticar la comida para fraccionarla en partes más pequeñas y poder ser digerida por el aparato digestivo.

Además, los dientes tienen una función fonética porque ayudan en la creación de los sonidos y de expresión facial. Con los dientes, el animal expresa gestos, como enseñar los dientes, por ejemplo. Los dientes también cumplen una función estética.

Cuando sospechar si hay un problema dental

Los signos que hacen sospechar que nuestro perro puede tener algún problema dental son:

- Mal aliento (halitosis): debido a la formación de gérmenes.

- Salivación exagerada: debido a una dificultad en engullir.

- Anorexia: incapacidad de comer a causa del dolor que siente el animal.

Semanalmente, es bueno comprobar si nuestro perro tiene inflamación de encías, decoloración de los dientes o sarro. El aliento también es un indicativo del estado de salud del animal. Un perro sano no ha de tener mal aliento. El examen de la cavidad bucal es muy sencillo, porque después de la piel, después de la piel, la boca es la parte de un animal más fácil de examinar regularmente.

Los perros pueden sufrir pulpitis (inflamación de la pulpa dentaria situada en interior del diente), pero raramente se diagnostica. Normalmente, evoluciona la pulpitis a absceso y es entonces cuanto se empieza a actuar.

Problemas dentales en perros más importantes

Sarro

El sarro es el depósito de sales de calcio y fósforo que contiene la saliva en condiciones normales y que se acumulan alrededor del cuello del diente.

La acumulación de sarro en el diente es debida a una falta de higiene ya que el sarro se origina a partir de la placa dental, que es el acumulo de bacterias y hongos que proliferan junto a los restos de comida que quedan sobre la superficie del diente. Sobre la placa dental, se depositan sustancias minerales que contiene la saliva. La mezcla de restos de comida, bacterias y los minerales de la saliva forman las placas de sarro que recubren el diente.

Los gérmenes (bacterias y hongos) se acumulan bajo el depósito de sarro y provocan un olor repugnante e infecciones bucales. Además, la zona puede sangrar porque el sarro provoca el despegue de la encía. El sarro puede hasta hacer caer los dientes.

La placa dental se elimina fácilmente con el cepillado. Sin embargo, el sarro debe ser eliminado por el veterinario con instrumentos dentales adecuados para raspar y pulir las piezas dentales.

La placa debe ser limpiada porque en tan solo 1 miligramo hay centenares de millones de bacterias que podrían producir infecciones bucales.

Las razas pequeñas son más propensas a la formación de sarro. El sarro suele aparecer a los 5 años de edad. Por lo tanto, la edad es un factor determinante de aparición de sarro. Pero los trastornos digestivos y renales también son factores que predisponen a la formación de sarro porque bajo estas circunstancias se deposito más sarro y más rápidamente.

La alimentación demasiado blanda también favorece el depósito de sarro sobre los dientes.

La falta de vitaminas (carencias vitamínicas) también predisponen a problemas de boca. La falta de vitamina A disminuye la resistencia de la encía. La carencia de vitamina C propicia las inflamaciones.

La falta de higiene es otro factor predisponentes a la formación de sarro. El cepillado de los dientes es la única solución para eliminar la placa dental y prevenir así la formación de sarro sobre los dientes.

Es conveniente acostumbrar al perro desde pequeño al cepillado de los dientes con productos específicos y sin abusar del dentífrico para que el perro no salive demasiado. Si no se usa dentífrico, se puede utilizar agua con sal. Los juguetes de goma o cuero duro limpian los dientes y fortalecen las encías del perro.

Se debería utilizar el cepillo de dientes 3 veces por semana, aunque, en caso de gingivitis, deben cepillarse los dientes todos los días.

Para eliminar el sarro es necesario hacer una limpieza bucal. Para hacer la limpieza bucal a un perro, es necesario anestesiarlo para que se esté bien quieto. La eliminación del sarro no es en sí dolorosa, salvo si se mueve y pasa la lengua por el aparato. Se realiza mediante un aparato de ultrasonidos. Durante unos días tras la limpieza bucal, se puede dar una dieta blanda al animal y se pueden prescribir antibióticos.

Caries

Las caries son bastante raras en el perro, sin embargo, cuando se dan causan complicaciones frecuentes, como son pulpitis y destrucción de la corona dental. Entonces, el perro sufre un intenso dolor y deja de comer o bien tiene dificultades para tragar la comida.

En el perro, la caries se sitúa principalmente a la altura del cuello (parte del diente que une la corona dental con la raíz).

La extracción del diente afectado por caries es la solución más adecuada para evitar complicaciones.

Abscesos dentarios

El absceso dentario es la acumulación de pus resultante de una infección bacteriana en el centro de un diente.

Los abscesos dentarios son más frecuentes en perros viejos. Los abscesos dentarios se localizan sobre todo en los molares superiores y son una infección del hueso alveolar.

La manifestación más visible del absceso dentario es la presencia de una bola debajo del ojo. Mediante la palpación, se observa que esta tumefacción es blanda, cálida y produce dolor en el animal afectado.

El tratamiento para los abscesos dentarios es la administración de antibióticos. Sin embargo, a menudo es necesario la extracción del diente que se realiza con anestesia y cortando el diente en 2 partes porque hay numerosas raíces curvadas.


Periodontitis

La piorrea, o también llamada periodontitis, inicialmente es una irritación de las encías (gingivitis) pero se convierte rápidamente en una infección generalizada de la boca.

En la piorrea hay formación de pus en las encías y en la base del diente que se manifiesta con un leve depósito blanquecino. El aliento del perro afectado por piorrea es muy desagradable.

El sarro es a menudo el responsable de la aparición de piorrea.

Si la periodontitis no se trata, ésta evoluciona destruyendo el soporte donde está el diente y se puede perder la el diente.

La única forma de evitar la aparición de piorrea es mantener una buena higiene dental. El tratamiento se requiere administración de antibióticos.


Mal aliento (halitosis)

El mal aliento suele ser debido a la descomposición bacteriana de restos de comida atrapados entre los dientes. También puede deberse a una infección de las encías o al sarro. Un perro con mal aliento debe ser llevado al veterinario.

- Ver Higiene dental canina

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.