EL SHIH TZU

Perro Shih tzu

Características físicas del Shih Tzu

El Shih Tzu es un perro de talla pequeña. Su aspecto es muy parecido al Lhasa Apso. El Shih Tzu, pese a su pequeño tamaño, es fuerte y robusto con un cuerpo ligeramente más largo que alto, es decir, que tiende al rectángulo. El tórax es ancho y profundo. Su porte arrogante le da una impresión de superioridad como si de un miembro de la realeza se tratase. El Shih Tzu pesa entre 4'5 y 7'3 kg y no debe medir a la cruz más de 26'5 cm.

El Shih Tzu pertenece a la categoría de los "perros toy". Sin embargo, no es un perro cualquiera. El nombre de Shih Tzu significa "Perro león" ya que esta raza fue criada para parecerse a un león en miniatura. Con un bonito pelaje y un porte espléndido, el Shih Tzu tiene una gran cantidad de admiradores alrededor de todo el mundo.

La cabeza del Shih Tzu, muy peluda, es ancha y redonda con ancho espacio entre los ojos. Esta raza tiene una buena barba y grandes bigotes. El pelo que crece hacia arriba en la nariz recuerda el aspecto de un crisantemo, por lo que al Shih Tzu también se le conoce con el nombre de "cara de crisantemo". El hocico es cuadrado y corto, pero no arrugado como en el Pequinés. La trufa generalmente es negra y dista aproximadamente 2'5 cm del stop. Las orejas son grandes y caídas y tienen muchos flecos. Los ojos también son grandes, redondos, oscuros y muy separados. Las patas las tiene firmes, cortas y bien acolchadas. Éstas tienen la apariencia de ser grandes debido a la gran cantidad de pelo. La cola, de porte erguido, nace alta y está densamente poblada y bien curvada sobre la espalda. En el Shih Tzu se admiten todos los colores, aunque se aprecian sobre todo aquellos ejemplares que tienen una mancha blanca en la frente y en el extremo de la cola.

El Shih Tzu camina con la cabeza alta y lleva la cola alegremente sobre la espalda.

Por tratarse de un perro de talla pequeña, tiene una esperanza de vida de entre 12 y 14 años.

Origen del Shih Tzu

La fecha exacta de esta raza canina se desconoce. Sin embargo, está bien demostrado a través de análisis del ADN que el Shih Tzu es una de las razas más antiguas que existen. Existe la teoría que defiende que el Shih Tzu fue llevado del Tíbet a China durante el siglo XVII. Esta raza fue la mascota de la casa de la dinastía Ming.

En China y en el Tíbet, siempre han habido unos perros llamados "perros leones". Eran llamados perros leones tanto el Pequinés, como el Lhasa Apso como el Shih Tzu. Cuenta una leyenda que Buda estuvo siempre acompañado por pequeños leones que se hacían grandes para protegerlo.

Según el American Kennel Club, el Shih Tzu surgió del cruce entre el Lhasa Apso y el Pequinés.

A diferencia de otras razas de pequeño tamaño, el Shi Tzu llegó relativamente tarde a Europa. Esta raza canina se exportó a Occidente tras la Segunda Guerra Mundial cuando lo descubrieron soldados británicos. Se cree que la primera pareja reproductora fue introducida en Inglaterra en 1930.

Como con el Pequinés Imperial, estaba prohibido exportar ejemplares de Shih Tzu. Sin embargo, en 1908, murió la emperatriz Tzu-hsi y, en esa época, se produjo el contrabando de estos perros a Europa.

El Shih Tzu se expuso por primera vez en China en una muestra canina en 1930. El estándar oficial chino de esta raza canina es de 1938.

Carácter del Shih Tzu

El Shih Tzu es un perro alegre, muy activo, valiente, extrovertido, inteligente y cariñoso.

Es un perro tranquilo pero juguetón a veces. Esta raza ladra bastante, aunque suele mostrarse silencioso en casa.

El Shih Tzu generalmente se porta bien con otras mascotas y aprecia mucho la compañía humana. Le gustan los niños, pero no está recomendado para familias con niños muy pequeños o con bebés porque a veces puede mostrarse agresivo.

Espera con ansiedad las largas sesiones diarias de acicalamiento. No tolera los castigos severos.

El carácter del Shih Tzu es parecido al del Teckel (perro salchicha).

Utilidad del Shih Tzu (aptitudes)

En Europa y los Estados Unidos, el Shih Tzu es un perro de compañía. Se clasifica dentro del grupo 9.

El Pequinés es una excelente mascota para quienes viven en un apartamento. Es muy popular por su gran belleza y su buen comportamiento.

En China, el Shih Tzu era muy apreciado como perro guardián.

Cuidados del Shih Tzu

Al Shih Tzu no le gusta gusta pasear, pues prefiere quedarse tranquilo en el sillón o en la cama, pero, como en todo animal, también necesita hacer algo de ejercicio.

Esta raza precisa de un cepillado diario con cepillo de cerdas medianas. Es importante no descuidar ningún día esta tarea, ya que desdenredarle los nudos del pelaje puede hacerle daño. Sus orejas deben estar libres de pelos enredados u otros objetos. Sin embargo, el Shih Tzu tiene la ventaja que pierde poco pelo y no muda el pelaje en los cambios de estación.

Las orejas deben estar limpias para prevenir infecciones de oído. Además, es conveniente lavarle a menudo los ojos con agua destilada o lágrimas artificiales.

Es importante no sobrealimentarle, pues gana peso con facilidad, así como vigilar su higiene dental.

No debe estar expuesto a las temperaturas.

Problemas de salud del Shih Tzu

El Shih Tzu tiende a roncar porque tiene el hocico corto.

Esta raza canina suele padecer problemas respiratorios, oculares y auditivos. El Shih Tzu puede padecer entropión o atrofia progresiva de retina.

Por su estructura corporal con un dorso largo y unas patas cortas, el Shih Tzu puede padecer enfermedad del disco intervertebral (IVDD).

Más información sobre el perro en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.