TIPOS DE PARÁSITOS DE LAS AVES

Qué parásitos tienen las aves

Parásitos externos de las aves de compañía

PIOUGKX-AVESS
El piojillo de las aves es un molesto ácaro parásito de gallinas y otras aves

Los parásitos externos son bastante raros en el caso de los loros que se mantienen en cautividad. Es más frecuente encontrar este tipo de parásitos en canarios. Las garrapatas son muy raras en los animales mantenidos en cautividad, pues se encuentran sobre todo en las aves que viven en el medio salvaje. Los piojos son parásitos muy específicos de una determinada especie de ave y no pueden vivir sobre otra distinta.

De forma natural, los parásitos externos más frecuentes de las aves son los ácaros, los piojos y las garrapatas. Un pájaro también puede ser parasitado por larvas de moscas o por mosquitos.

Los parásitos más habituales entre las aves de pajarera son el piojillo de las aves (Dermanyssus gallinae), los piojos del género Philopterus y el ácaro Knemidocoptes pilae que se da sobre todo en el periquito.

Sabremos que nuestro pájaro tiene parásitos externos porque se rascará muy a menudo con su pico o con sus patas. Si el animal es el huésped de un parásito hematófago puede desarrollar anemia.

  • Ácaros: Los ácaros del genero Knemidocoptes atacan principalmente a los periquitos. Afecta a las zonas donde la piel está más expuesta, en la parte superior del pico y junto a los ojos y causa descamación de la piel. El tratamiento a base de aceites vegetales es eficaz y, si se detecta el problema a tiempo, las posibilidades de recuperación del animal son muy elevados. En cambio, si los ácaros no son eliminados puede darse deformación del pico del ave. Estos ácaros no parasitan la especie humana. Los ácaros de las aves se les conoce popularmente como piojos pero no son insectos sino arácnidos.

El piojillo de las aves ataca a todo tipo de aves. Les pueden causar anemia y son responsables de transmitir otros parásitos con su picadura. Este ácaro se desarrolla rápido sobre todo si en el aviario hay malas condiciones higiénicas.

  • Piojos: Los piojos causan molestias importantes en las aves. Los piojos de las aves se alimentan normalmente de plumas y piel, se trata de los piojos masticadores o Mallophaga. Los piojos chupadores (Anoplura) no son tan comunes en las aves de compañía. Estos parásitos no son en absoluto perjudiciales para el ser humano.

  • Garrapatas: Estos parásitos no son frecuentes en las aves domésticas. Es fácil detectar la presencia de una garrapata sobre la piel de un ave. Las garrapatas pueden encontrarse generalmente en la región de la cabeza y deben ser retiradas, con cuidado, para evitar problemas graves.

  • Pulgas: Las aves también pueden tener pulgas, pero se dan pocos casos entre las aves de compañía. Para que un ave coja pulgas es necesario que haya estado en contacto con otras aves de mayor tamaño donde las pulgas son más habituales, como por ejemplo, las gallinas. La pulga de las gallinas se llama Ceratophyllus gallinae.

Parásitos internos de las aves de compañía

Los parásitos internos pueden ser parásitos del digestivo, parásitos de la sangre (hemoparasitos) o parásitos del respiratorio.

Los parásitos internos no son muy frecuentes en las aves mantenidas en cautividad, por lo que los análisis coprológicos o de heces normalmente no se hacen en los exámenes veterinarios de rutina.

Sin embargo, una de las enfermedades mas frecuentes que se presentan en las aves de jaula está causada por Coccididios, un tipo de parásito interno que es un protozoo. En la mayoría de los casos, los coccidios están presentes en los intestinos de las aves de jaula sin causar manifestaciones externas. Entre el 15 y el 50% de las aves de jaula tienen coccidios. El coccidio más habitual de las aves de jaula es Isospora. La enfermedad causada por coccidios, conocida como coccidiosis, afecta sobre todo a aves jóvenes de entre 2 y 9 meses o aves adultas pero débiles.

  • Nematodos: Los nematodos, o lombrices intestinales, pueden ser encontrados en varias zonas del cuerpo, como pulmones, esófago, intestino e incluso en la sangre. Los nematodos más habituales de las aves son los del género Ascaridia y Capillaria. Estos parásitos internos parasitan sobre todo a los periquitos y las cotorras porque estos animales buscan la comida en el suelo y así se pueden infectar.

  • Cestodos: Para que haya una infección con este tipo de parásito es necesario que el ave coma un invertebrado que esté parasitado, es decir, un hospedador intermediario, por lo que los cestodos no son tan problemáticos como los parásitos anteriores. Si se mantiene el aviario limpio, sin animales invertebrados, y se dan al ave insectos de proveniencia conocida es difícil que se infecten con este tipo de parásito.

  • Protozoos: Los protozoos son parásitos unicelulares, es decir, microscópicos. Los coccidios son los protozoos parásitos más frecuentes de las aves. Los coccidios atacan las paredes del intestino causando gran inflamación. Estos parásitos causan heces con sangre y diarrea. Los criptosporidios son otro grupo de parásitos protozoarios que afectan al sistema respiratorio causando descargas nasales, tos y sinusitis.

* Información relacionada: Parásitos de las aves / Parásitos de las gallinas / Aves parásitas

Más información sobre parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.