VENENOS Y CONTAMINANTES CONTRA ANIMALES

Envenenamientos de animales salvajes

¿Qué son los venenos?

Un veneno es cualquier sustancia que, cuando se inhala, se ingiere, se absorbe o se inyecta, en dosis relativamente pequeñas, es capaz de provocar daños en los tejidos vivos e incluso la muerte del organismo.

La ciencia que se ocupa del estudio de los venenos sobre los organismos se llama toxicología. Esta ciencia no ha cesado de desarrollarse hasta la perfección de la química moderna. Aunque muchas de sus aplicaciones han sido o nos parecen beneficiosas, otras son muy controvertidas.

* Información relacionada: Animales venenosos / Plantas venenosas

Cuándo se empezaron a utilizar los venenos por primera vez?

La utilización de sustancias tóxicas se remonta a los inicios de la humanidad, ya que incluso los pueblos más primitivos han utilizado los extractos de plantas para matar y capturar con mayor facilidad a los animales.

Utilidad de los venenos

El ser humano ha usado los venenos para eliminar aquellos animales que considera perjudiciales, como los insectos perjudiciales: moscas, mosquitos, pulgas, piojos, etc.

En muchos países, se ha querido proteger los rebaños y la caza contra los animales depredadores sirviéndose de cebos envenenados, en general con estricnina (alcaloide de la nuez vómica Strychnos nux-vomica). Esta medida, en absoluto selectiva pero muy mortífera, ha exterminado gran cantidad de lobos, zorros, tejones y otros carnívoros salvajes, perros y también pájaros carroñeros, como cuervos o urracas. Las aves rapaces , como los buitres, han sido muy a menudo víctimas de los venenos, por tratarse de animales carroñeros.

* Información relacionada: Alimentación de los animales

Tipos de venenos

Hay diversos tipos de pesticidas, como los organofosforados, los organoclorados (DDT, clordano, lindano, dieldrin..) o los carbamatos, por ejemplo.

Como venenos pesticidas, encontramos distintos tipos según el ser vivo que se pretenda combatir. Los insecticidas se usan para combatir los insectos, los fungicidas para tratar los hongos, los herbicidas matan las malas hierbas, los rodenticidas acaban con los roedores, los acaricidas sirven para combatir los ácaros, etc.

Las toxinas son venenos de origen natural que se encuentran en los seres vivos, como plantas, animales, bacterias...

* Información relacionada: Veneno de los anfibios


Problemática del uso de venenos para la fauna salvaje

Los venenos son a menudo peligrosos para la fauna y el medio ambiente.

En Europa, los cebos destinados a los lobos han diezmado gravemente a los buitres, el quebrantahuesos y a las águilas. En Norteamérica, la exterminación de coyotes y lobos con venenos ha costado la vida a muchos otros animales, como los cóndores de California, cuya especie está en peligro de extinción.

En India, el uso del veneno ha supuesto casi la desaparición del tigre.

El uso de venenos para eliminar a alimañas es un método siniestro que debe ser abolido en cualquier parte del mundo para la conservación de la fauna. Los animales perjudiciales sirven para mantener los equilibrios naturales, por lo que cumplen una función en la naturaleza.

El uso de pesticidas que la industria química ofrece para eliminar las plagas de las plantas cultivadas tienen efectos secundarios muy alarmantes. Una gran parte de ellos son persistentes porque no son biodegradables y tienen una nocividad casi eterna. Se esparcen por los suelos, llegan arrastrados por el agua hasta el mar y contaminan muchos seres vivos entrando en la cadena alimentaria. Los individuos más sensibles mueren por acción de los venenos, pero los que sobreviven acumulan las sustancias tóxicas en su organismo, con consecuencias inesperadas pero siempre muy negativas.

En las grandes aves de presa, el efecto acumulativo de los venenos tiene efectos nefastos en su reproducción, dando huevos con cáscaras muy delgadas.

Los pesticidas organicoclorados producen una contaminación generalizada del medio ambiente.

Estos contaminantes son poluciones voluntarias que se suman a aquellas surgidas del descuido de nuestra civilización industrial. Día a día, oleadas de residuos químicos se deslizan río abajo y llegan al mar, verdadero basurero de la humanidad.

No solamente es el mundo animal el que está amenazado sino el futuro de nuestra propia especie, ya que los humanos estamos destruyendo los recursos naturales de los que dependemos para sobrevivir.

Más información sobre ecología en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.