Cómo comprar las mejores cerezas y su preparación

Consejos para comprar y comer cerezas

¿Cómo comprar las mejores cerezas?

Las mejores cerezas son aquellas que se recogen o se compran bien maduras. Dado que la cereza no madura bien en casa, conviene comprarlas en su punto. Si deseamos comerlas crudas o en zumo, es mejor comprar cerezas dulces.

foto cerezas fondo blanco
Mercado de cerezas en la "Fira de la cirera" del pueblo valenciano La Salzadella

Si queremos preparar tartas, pasteles, mermeladas, puddings, yogur , licores, sorbetes, etc., es mejor comprar cerezas ácidas. En el mercado también existen cerezas híbridas que pueden servir para todos los propósitos.

¿Cuándo es la temporada de las cerezas?

Las cerezas se deben comprar cuando están de temporada, es decir durante la primavera y el verano.

¿Cuáles son las cerezas con más antioxidantes?

El color de las cerezas dulces puede ser rojo o amarillo claro. Las tonalidades del rojo varían mucho, desde el rojo claro hasta un rojo morado. El color depende la variedad, aunque las más oscuras suelen ser las más dulces y las que tienen una mayor proporción de antocianinas. Las cerezas ácidas suelen tener un color rojo brillante.

Si compramos cerezas dulces, debemos escoger las que estén bien maduras aunque deben resultan firmes al tacto y con los rabitos bien verdes. Es mejor comprar cerezas del país que importadas. Estas últimas contienen más conservantes para que se mantengan en condiciones durante el transporte (y por un tema de ecologismo).

¿Qué cerezas comprar?

Las cerezas con la piel muy limpia y brillante no son en muchas ocasiones las más recomendables. Muchas veces este aspecto tan pulcro se debe a que ha sido sometidas a procesos de embellecimiento para mejorar su presencia y aumentar las ventas. En este proceso, además de agua, se utilizan otros productos que, a la larga, resultan perjudiciales como lacas, abrillantadores, ceras, etc.

Si es posible elegir, mejor buscar cerezas producidas en cultivos ecológicos o productores de confianza, en los que no se hayan utilizado pesticidas, fungicidas, herbicidas u abonos químicos.

Lo más perjudicial de los pesticidas es que contienen sustancias que se bioacumulan y que pueden pasar a través de la placenta o de la leche materna a los bebés.

Cómo consumir las cerezas

cerezas
Foto de nísperos con cerezas y pétalos de rosas

Las cerezas son un fruto que se come con piel, por eso, procedan de donde procedan, es necesario lavarlas bien antes de su consumo.

Se deben guardar en la nevera para que no se estropeen, pero sin lavarlas antes.

No conviene colocarlas junto a otros alimentos muy aromáticos porque absorben sus olores a través de su piel.

Foto de pastel de cerezas
Pastel de cerezas

El aguardiente de cerezas o "Kirsch"

Otra cuestión diferente la constituye los preparados alcohólicos con estos frutos. En Alemania se prepara el "Kirsch". Su nombre procede del alemán "Kirsche", que significa cereza.

El auténtico "Kirsh" se elabora con las cerezas del cerezo negro silvestre centroeuropeo, aunque se puede obtener por fermentación del jugo de cereza del cerezo dulce (Prunus avium) o ácido (Prunus cerasus).

licor de cereza
Licor de cereza

Se trata de una bebida alcohólica muy aromática que se puede beber sola o con otros licores en cócteles, para aromatizar tartas, etc. La destilación destruye los componentes tóxicos, por lo que, fabricada de esta manera no presenta más toxicidad que la propia de cualquier bebida alcohólica.

Antiguamente se confeccionaba exclusivamente con el cerezo ácido y se incluía en su fabricación el hueso triturado. Por lo tanto la semilla incluida en este producto producía la disolución de los glucosidos cianogenéticos, los cuales en cantidades pequeñas, como aromatizantes, pueden no resultar dañinos, pero en cantidades más elevadas pueden ser potencialmente tóxicos.

Desafortunadamente, existen en la actualidad en Internet numerosas recetas de como preparar "Kirsch" casero que deberían desestimarse porque incluyen en su preparación los huesos de la cereza machacados y macerados en alcohol durante dos o tres semanas.

Licor de marrasquino

El marrasquino es un licor que se obtiene por destilación de las cereras de Marasca (Prunus cerasus var. marasca) un tipo de cerezo ácido que crece en el norte de Italia, Croacia, Bosnia Herzegovina y Eslovenia.

En su uso se utilizan los huesos triturados que son los que le proporcionan su olor típico a almendras. Para que resulte más dulce se le añade azúcar o miel. Deben evitarse los preparados caseros que pueden contener dosis superiores a lo permitido y resultar tóxicos.

recetas con cerezas
Recetas con cerezas

¡Cuidado con los huesos de las cerezas!

Foto de pastel de cerezas
A la izquierda, un hueso de cereza entero y uno abierto, debajo de éstos, una semilla, de color blanco cremoso, que está en el interior. Esta semilla es muy venenosa y no se debe comer.

Los huesos de las cerezas contienen en su interior las semillas. Las semillas de las cerezas, como la mayoría de las semillas de las rosáceas, son ricas en glucósidos cianogenéticos, unos componentes que desprenden cianuro cuando se ingieren.

Resulta prácticamente imposible acceder a la semilla si no rompemos el hueso que la protege, por lo que, aunque traguemos alguno de ellos, este se libra entero con las heces.

No obstante, conviene advertir a los niños que no rompan los huesos para conseguir las semillas porque son tóxicas y que es mejor no tragar los huesos porque podrían resultar indigestos.

punto rojo Más información sobre las cerezas y la toxicidad del cerezo.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar