CEREALES DE LA DIETA MEDITERRÁNEA

Alimentación saludable

EL PAN Y LOS CEREALES EN LA DIETA MEDITERRÁNEA

Nutrición y dieta mediterránea

En la dieta mediterránea, los cereales aportan más de la mitad de las calorías diarias.

Los cereales en la alimentación

Los cereales han constituido desde tiempos remotos la base de la alimentación de la mayoría de poblaciones del mundo.

Etimológicamente, la palabra cereales deriva de cerialia, una celebración que se ofrecía en la Antigua Roma a Ceres, diosa de la agricultura, la cosecha y la fertilidad. En la Antigua Grecia se conocía como Demeter, madre nutricia de cabellera rubia, representada por espigas de trigo.

Su nombre significa "crecer", y hace referencia a la importancia de los granos para la supervivencia y expansión de los pueblos a lo largo de la historia.

Propiedades de los cereales

Nutricionalmente los cereales son alimentos ricos en carbohidratos, que aportan las calorías como fuente de energía principal de la dieta. También contienen vitaminas del grupo B, importantes para digerir los carbohidratos y con funciones energéticas.

Estos alimentos son un alimento básico en la alimentación mediterránea, donde ocupan un papel primordial como fuente de energía.

*Más información: Cereales en la dieta.

Pirámide de los alimentos de la dieta mediterránea

La base alimentaria mediterránea se constituye
principalmente de cereales y pan.

El pan en la dieta mediterránea

En los países mediterráneos, los cereales que han configurado las bases de la alimentación son el trigo y la cebada, mientras que la avena se utilizó más para la alimentación de animales.

Estos cereales contienen gluten, lo que les otorgan destacadas propiedades para la elaboración de pan.

Los Egipcios fueron los primeros habitantes del mediterráneo en elaborar panes fermentados, en el año 3.000a.C. Se supone que el descubrimiento del pan sucedió casualmente, debido a las levaduras naturales presentes en la harina, que actúan cuando se mezcla con agua o leche.

Los griegos y los romanos recogieron la sabiduría de los Egipcios para convertir el pan en un alimento básico en Roma. Entonces, la agricultura de los cereales era controlada por el estado, y los panes se cocinaban en hornos públicos.

En los textos de Estrabón y Plinio se habla de la importancia del pan como alimento básico de las tribus íberas costeras.

Con los años, junto con el vino y el olivo, el pan fue un alimento de gran importancia religiosa.

Los alimentos básicos para la supervivencia de los pueblos tienen una representación litúrgica, como el vino, el pan y el olivo.

La herencia del consumo de pan sigue aún muy arraigada en la cultura de los países mediterráneos. En la actualidad, los cereales y el pan aportan el 55-60% de la energía diaria en la alimentación mediterránea.

Cereales de la dieta mediterránea

El trigo, por su mayor contenido en gluten, era más fácil de panificar y ha sido más apreciado históricamente. El pan de cebada se consideró pan de pobres (Más información).

Algunos países mediterráneos como Marruecos, el cuscús o trigo machacado sigue siendo en la actualidad un alimento básico de la alimentación.

El arroz, de origen oriental, es uno de los cereales más productivos del mundo. Llegó a la alimentación mediterránea a manos de las invasiones musulmanas, en España, y a partir de aquí, se extendió en Italia, Francia y el resto de Europa.

Los colonizadores españoles lo trajeron el maíz a España en el siglo XVI. A principios del siglo XVI comenzó a extenderse su cultivo por el norte de la Península Ibérica para pasar a extenderse en el siglo XVIII por el resto de Europa.

El maíz en el Mediterráneo sirvió de alimento para las aves de corral durante siglos, y más poco a poco se fue introduciendo en la dieta habitual de los europeos.

*Artículos relacionados:

- Verduras de la dieta mediterránea

- Propiedades del aceite de oliva

- Propiedades del vino

- Dieta mediterránea para la salud cardiovascular

punto rojo Más información sobre la dieta mediterránea.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.