DRENAJE LINFÁTICO PARA EL CÁNCER

DRENAJE LINFÁTICO PARA LOS EFECTOS SECUNDARIOS O COMPLICACIONES DEL CÁNCER

Drenaje linfático para las complicaciones o efectos derivados de los tumores

El drenaje linfático no es propiamente una terapia para tratar enfermedades neoplásicas (procesos cancerígenos).

En los últimos años el cambio de criterio médico sobre las metástasis (propagación del cáncer), permite tratar a estas personas por otros trastornos ajenos a la enfermedad, por ser una técnica única en el tratamiento de los linfedemas secundarios o iatrogénicos. Los linfedemas son un tipo de edemas que se originan al obstruirse los canales linfáticos.

Los linfedemas primarios se producen cuando se acumula la linfa porque el sistema linfático es incapaz de conducirla hacia las venas

Los linfedemas iatrogénicos son ocasionados por algún tratamiento médico, especialmente el del cáncer, al extirpar algunas veces los vasos o los ganglios linfáticos, también la quimioterapia y la radioterapia destruyen ganglios y vasos linfáticos.

Por ejemplo, linfedemas secundarios pueden producirse por la extirpación de los ganglios linfáticos del brazo, axila o ingle, así como por tratamiento con radioterapia en estas zonas.

¿Cuándo realizar un drenaje linfático para las complicaciones o efectos derivados del cáncer?

Ambos casos son los que en un proceso de enfermedad oncológica se podría tratar con drenaje linfático manual.

¿Cómo realizar un drenaje linfático para para las complicaciones o efectos derivados del cáncer?

El tipo de manipulación debe ser superficial. Se procederá a dar un masaje muy lento y suave. En un principio, se aplicará en zonas distales de la zona afectada por la enfermedad, es decir lejos de la zona a tratar. Poco a poco, iremos acercándonos a la misma.

Con ello se conducirá el exceso de liquido linfático a las cadenas ganglionares más próximas.

En las personas que suelen padecer de linfedemas y son tratadas con drenaje linfático, la mejora se evidenciará a medida que el encharcamiento empiece a disminuir.

Hay que tener especial cuidado en estos pacientes con la higiene y cuidado de la piel, pues cualquier pequeña lesión cutánea (cortes, foliculitis, hongos etc.) puede ser un foco de infección y complicar la enfermedad, en estos casos se hace imprescindible la valoración medica.

Más información sobre el drenaje linfático.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.