DRENAJE LINFÁTICO PARA LA CELULITIS

DRENAJE LINFÁTICO PARA LA CELULITIS

¿Cuándo realizar un drenaje linfático para la celulitis?

La celulitis se define como un proceso de alteración del tejido conectivo, producido por una primera disminución de la circulación linfática.

Cuando la celulitis empieza a desarrollarse, lo primero que ocurre es un entorpecimiento del drenaje de la zona, lo que lleva a una congestión del tejido conectivo, ello hace empeorar el drenaje, pues hay una compresión de los capilares sanguíneos que hace que se dilaten y provoquen un edema, lo que se llama celulitis edematosa

¿Por qué el drenaje linfático es adecuado para la celulitis?

Las sustancias de desecho celular, se irán depositando en el tejido conectivo y estas deben ser expulsadas o aisladas en el organismo, si hay un mal drenaje fisiológico estas sustancias se encapsulan y forman lo que conocemos como nódulo.

En esta fase el tejido conectivo se va espesando y pasa a ser fibroso, a la vez que comprime capilares, vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas, cuando llega a esta fase la celulitis suele ser dolorosa al tacto.

Se distinguen tres tipos de celulitis, flácida, edematosa y compacta o dura que se corresponde con los estadios citados antes.

¿Cómo realizar el drenaje linfático para la celulitis?

El mejor tratamiento es el drenaje linfático manual, que actuara movilizando la linfa y ayudando a eliminar desechos, la frecuencia ideal sería de dos sesiones semanales.

Aunque tampoco hemos de olvidar que la dieta y un estilo de vida saludable junto con el ejercicio físico, serán grandes aliados, para la eliminación total de la celulitis.

Más información sobre el drenaje linfático.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.