Dieta para la enfermedad inflamatoria intestinal

Dieta para la inflamación del intestino

ALIMENTACIÓN PARA LA ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL

alimentos para eii
Lámina con algunos alimentos adecuados para la enfermedad inflamatoria intestinal.

Alimentación para la enfermedad inflamatoria intestinal

La alimentación juega un papel fundamental en el control de las enfermedades inflamatorias intestinales (EII), tales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

Una dieta adecuada puede ayudar al enfermo a distanciar los ataques y hacer que éstos sean menos fuertes cuando se presenten.

Se ha comprobado en muchos casos que, siguiendo una dieta adecuada, muchos enfermos pueden reducir la cantidad de medicamentos por la mejoría que la mayoría de ellos experimenta en el intestino.

Aspectos nutricionales en las personas con enfermedades inflamatorias intestinales

  • A menudo comer causa temor por las posibles consecuencias intestinales que puede producir un alimento. El miedo a estas reacciones puede llevar a la persona a una nutrición insuficiente, con posibles carencias, como no comer suficientes calorías, o déficits de proteínas, vitaminas o minerales.

  • Para evitar reacciones adversas, se recomienda introducir en pequeñas cantidades cada alimento nuevo, para comprobar si es aceptado por el organismo. Se excluirán aquellos alimentos que no resulten bien tolerados sustituyéndolos por otros mejor aceptados.

  • La dieta diaria debe constar de comidas ligeras (poco abundantes) y frecuentes.

  • Utilizar cocciones suaves como hervidos, al vapor o papillotes. Las sustancias responsables del color tostado cuando se cuecen los alimentos pueden ser irritantes para el sistema digestivo, por lo que se deben evitar (fritos, planchas, asados,...)

  • No se recomiendan los integrales, el cereal mejor tolerado es el arroz. A algunas personas, los cereales con gluten les puede producir flatulencia o molestias (trigo, pan, galletas, pasta, etc.)

  • Evitar el exceso de fibra, sobre todo si hay riesgo de obstrucción intestinal, como sucede después de un brote de colitis ulcerosa o de enfermedad de Crohn. Las frutas y verduras mejor toleradas suelen ser las patatas, boniatos, zanahorias, calabacines, calabaza, manzanas y peras.

  • A través de la ingesta de alimentos es posible mejorar el estado de salud del intestino. Se recomiendan los licuados de zanahoria (rica en betacaroteno) y los licuados de col (propiedades cicatrizantes y antiulcéricas -probar tolerancia), para ayudar a mejorar el estado de las mucosas digestivas.

  • Tomar un alimento rico en proteína es importante para prevenir la desnutrición. Se recomienda el pescado blanco (merluza, rape,...) y las carnes no grasas (pollo, pavo, conejo,... retirando la piel y la grasa visible).

  • Pueden ser adecuados complementos nutricionales para evitar carencias, como levadura de cerveza y germen de trigo (Comprar en copos y espolvorear encima de ensaladas, sopas, purés, etc.).

  • Prescindir de especias, hierbas aromáticas y alimentos que no se toleran bien, como pueden ser el café, lácteos, cítricos, o verduras con mucha fibra.

  • Beber abundante agua para compensar los líquidos perdidos en la diarrea

*Información relacionada:

- Dieta para la colitis ulcerosa

- Dieta para la enfermedad de Crohn

punto rojoMás información sobre la dieta para la enfermedad inflamatoria intestinal.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.