FRUCTOSA

Alimentación natural

CARACTERÍSTICAS DE LA FRUCTOSA

Fructosa en la uva
La fructosa se encuentra de forma natural en las
frutas y zumos de fruta.

¿Qué es la fructosa?

La FRUCTOSA o levulosa es un tipo de azúcar perteneciente a la clase de los hidratos de carbono simples.

Dentro de éstos, pertenece al grupo de los monosacáridos, es decir aquellos formados por una sola molécula de azúcar. Químicamente se representa como C6H12O6.

La fructosa se encuentra de forma natural en las frutas, por lo que también se conoce como "azúcar de las frutas".

Actualmente se comercializa cristalizada como sustituto del azúcar. La fructosa en polvo se disuelve ligeramente en agua y su sabor es muy dulce. Su coste de producción menor que el del azúcar.

Por sus características, la fructosa se ha utilizado sobre todo en productos para personas con diabetes.

Igual que el azúcar, la fructosa puede producir caries dental.

Diferencias entre la fructosa y el azúcar

La fructosa tiene las mismas calorías que el azúcar, es decir, que nos aporta 4 Kcal. por cada gramo.

Una de las ventajas que ofrece la fructosa frente al azúcar de mesa (sacarosa) es que posee mayor dulzor, por lo que con menos cantidad tenemos el mismo efecto endulzante del azúcar con menos calorías.

La fructosa se absorbe más lentamente que el azúcar

Otra de las diferencias importantes entre la fructosa y el azúcar de mesa se encuentra en el proceso de digestión: Todos los monosacáridos se absorben principalmente en el intestino (duodeno y yeyuno). Pero a diferencia de los demás monosacáridos, la fructosa tiene que ser transformada en subproductos para facilitar su transporte.

Al tener que pasar este proceso de transformación, la fructosa tiene un índice glucémico ligeramente más bajo que el azúcar, es decir, se absorbe más despacio que la glucosa.

Sin embargo, comer muchos alimentos ricos en fructosa conllevará los mismos problemas de hiperglucemia que comer mucho azúcar, por lo que, como el azúcar y todos los alimentos ricos en azúcar, la fructosa se debe consumir en moderación.

La fructosa en la alimentación

Hasta no hace mucho, se consideraba la fructosa como un azúcar mucho más seguro que otros azúcares simples de absorción rápida.

Según esta opinión, la fructosa producía pocos cambios en el nivel de azúcar en la sangre y no estimulaba la producción de insulina. Por ello, se aconsejaba para la dieta de las personas con diabetes y en las dietas de adelgazamiento.

Nuevos estudios han puesto en entredicho las supuestas propiedades de la fructosa:

¿La fructosa es adecuada para los diabéticos?

Las personas con diabetes deben tener en cuenta que la fructosa sí que influye en el nivel de azúcar en sangre.

Las ventajas que presenta respecto a la sacarosa es que se puede usar en menor cantidad (menos calorías) y endulza más. La fructosa también tiene un índice glucémico ligeramente menor.

Pirámide de los alimentos para la diabetes
Dieta para la diabetes (hacer clic en la imagen)

Por estos motivos, también es adecuada para disminuir las calorías en dietas de adelgazamiento y dietas para la obesidad.

Pero la fructosa presenta algunos peligros, como que, utilizada en dosis altas, puede ser más peligrosa que el azúcar debido a que no estimula la producción de insulina (que se encarga de regular el azúcar en la sangre).

*Más información sobre las Propiedades de la fructosa en el menú del listado superior.

Intolerancia a la fructosa

Algunas personas pueden ser intolerantes a la fructosa y a otros alimentos ricos en fructosa como la miel.

La intolerancia a la fructosa es una enfermedad genética, que produce en estas personas la falta una enzima necesaria para metabolizar la fructosa, llamada aldoasa tipo B.

También pueden presentar intolerancia al sorbitol y al azúcar de mesa.

Las personas con este trastorno no deben tomar fructosa ya que tienen riesgo de padecer una hipoglucemia, con sus posibles consecuencias graves para la salud.

*Más información sobre la Intolerancia a la fructosa.

FUENTES DE FRUCTOSA

Alimentos que contienen fructosa

La fructosa puede hallarse en numerosos alimentos. Los principales son los siguientes:

- Frutas y zumos: Principalmente, se encuentra abundantemente en las frutas y jugos de fruta. Una de las frutas más ricas en fructosa es la manzana y su zumo.

- Miel: Es rica en azúcares, principalmente fructosa y glucosa, que suelen aparecer en un composición similar al sirope de maíz (55 % de fructosa frente al 45 % de glucosa). No hace falta añadir que, además de glúcidos, la miel contiene otros componentes que la convierten en un endulzante especial con propiedades dietéticas superiores al resto de los azúcares.

Por ejemplo, la miel de romero es buena para la personas con depresión, la miel de eucalipto para la bronquitis, y la miel de tomillo es adecuada para resfriados.

- Otros alimentos que contienen fructosa son: el tamarindo, los arándanos, la papaya o lechosa, uvas, ciruelas, mangos, higos chumbos, albaricoques, madroños, plátanos, naranja, piña, higos, la raíz de achicoria y la cúrcuma, entre varios.

Fructosa en los alimentos procesados

- Azúcar de mesa o sacarosa: En este caso, la fructosa aparece unida junto a la glucosa (es un disacárido).

Azúcar de mesa
El azúcar está formado por la
unión de fructosa y glucosa.

- Fructosa pura cristalizada: Se obtiene de las féculas de los cereales, especialmente de la fécula del maíz, aunque también menos usualmente se utiliza el arroz y el trigo. A partir de estas féculas se obtiene glucosa que posteriormente se cristaliza mediante enzimas para obtener fructosa.

Este producto contiene sobre un 98% de fructosa pura, por lo que posee un poder endulzante superior al resto de azúcares. Es 20 veces más dulce que el azúcar de caña y 5 veces más dulce que la glucosa. Se utiliza como endulzante de bebidas y comidas y como sustituto del azúcar natural.

- Melaza: Es el residuo procedente de la extracción del azúcar de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera.

- Néctar de agave: Es un endulzante que se obtiene en México a partir de plantas del género agave. Contiene proporciones de hasta un 92% de fructosa y un 8% de glucosa. Se utiliza para endulzar platos, especialmente recetas vegetarianas, y bebidas frías.

- Sirope de maíz: También se conoce como sirope de glucosa-fructosa. Siguiendo el proceso anterior se obtiene fructosa pura. Posteriormente se mezcla con la proporción deseada de glucosa para formar un producto azucarada que puede sustituir al azúcar de mesa. Normalmente la proporción suele ser de un 42% de fructosa y un 58% de glucosa. Otra combinación que puede encontrarse es la de 55% de fructosa y 45% de glucosa.

*Más información sobre los Alimentos ricos en fructosa en menú del listado superior.

Alternativas a la fructosa. Otros tipos de edulcorantes

Stevia
La stevia es una planta muy dulce porque contiene polioles.

Para las personas con problemas de azúcar o intolerantes a la fructosa existen otros tipos de edulcorantes, entre los que destacamos:

- Polioles: Tienen las mismas calorías que los carbohidratos pero se absorben muy lentamente, o a veces no son absorbidos, por lo que al llegar al colon pueden producir efectos secundarios como flatulencia.

Algunos polioles conocidos son el xilitol (presente en algunos chicles) o el esteviol, que se obtiene de las hojas de la planta stevia.

- Edulcorantes: Aportan calorías como el azúcar de mesa o sacarosa (4 Kcal./g.), pero se utilizan en dosis muy bajas porque tienen un poder endulzante muy superior a la sacarosa.

Aquí tenemos ejemplos tan conocidos como el aspartamo (200 veces más dulce que el azúcar de mesa), o la sacarina (400 veces más dulce que la sacarosa).

punto rojo Más información sobre las propiedades de la fructosa.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.