CONTRAINDICACIONES DE LA HEPÁTICA

(Anemone hepatica)

CONTRAINDICACIONES DE LA HIERBA HEPÁTICA

- Planta fresca: los tratamientos con la planta fresca están contraindicados en todos los casos, vía externa e interna; tanto para personas sanas como enfermas.

hierba hepatica
Fotografía de hierba hepatica.

La hierba hepática contiene una toxina, la protoanemonina, que en contacto con la piel puede provocar dermatitis, sarpullidos, ampollas e inflamación. Su ingesta puede provocar intoxicación.

Los remedios con hepática se emplean con la planta seca.
La hierba hepática carece de toxicidad cuando se emplea seca, como remedio emoliente.


La planta seca no contiene sus principios tóxicos, ya que se descomponen en sustancias inocuas.
La hierba hepática solamente se utiliza seca.

- Embarazo y lactancia: debido a que no se conoce su seguridad, la planta está contraindicada en estos casos.
*Más información: Plantas y embarazo.

- Enfermedades hepáticas: aunque se utilice como remedio para el hígado, la hierba hepática tiene toxicidad y puede empeorar enfermedades graves del hígado. Con la planta fresca desaparece su toxicidad, aunque se aconseja consultar otra fitoterapia para el hígado. Pregunte a su médico antes de tomar hierba hepática si tiene alguna enfermedad del hígado.

- Enfermedades renales: personas con enfermedades urinarias tales como cistitis o cólicos nefríticos no deben tomar hierba hepática. Su intoxicación puede provocar irritación de las vías urinarias. Consulte con su médico antes de tomar hierba hepática.

- Es una planta tóxica para caballos, vacas, cabras, perros y peces.

punto rojo Más información sobre la hierba hepática.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.