Síntomas de inflamación del organismo

Marcadores de la sangre que indican inflamación

¿Cómo saber que el organismo está inflamado?

La inflamación es una respuesta natural del organismo que realiza el sistema inmunitario para provocar reacciones de protección y reparación de un daño o lesión, o bien para combatir infecciones. Normalmente, estas reacciones son puntuales, un estado agudo y transitorio del organismo, y representa una reacción saludable y necesaria para regenerar tejidos.

obesidad
La obesidad cursa con un estado inflamatorio de bajo grado, es decir, altera el metabolismo normal del organismo.

¿Por qué es perjudicial la inflamación?

La mayoría de personas piensan que la inflamación es sinónimo de "hinchazón", enrojecimiento, calor y dolor, pero en lenguaje científico, la inflamación puede no tener nada que ver con esta idea.

Se ha descubierto que muchas enfermedades cursan con inflamación crónica, es decir, que el cuerpo produce continuamente "señales de alerta". La inflamación crónica es un caldo de cultivo de muchas enfermedades, porque el cuerpo no trabaja de forma normal.

Por ejemplo, una característica de la obesidad es que cursa con inflamación crónica de bajo grado, y este estado metabólico aumenta el riesgo de padecer hígado graso, colesterol alto, diabetes, arteriosclerosis y enfermedades de corazón.

¿Cómo se diagnostica una inflamación?

Es evidente que existe inflamación cuando una zona del cuerpo presenta calor, enrojecimiento, hinchazón y dolor como respuesta a un traumatismo, lo que sería una inflamación aguda. No obstante, muchas otras muchas veces, la inflamación no es visible y sólo se puede ver en analíticas de sangre.

Por este motivo, los médicos, y los científicos en sus investigaciones, utilizan, además de la exploración física, valores en sangre que pueden avisar de que existe inflamación. Estos valores indicativos de inflamación se conocen como "marcadores o biomarcadores de inflamación".

¿Qué son los marcadores inflamatorios?

Los marcadores de la inflamación son sustancias, producidas principalmente por el sistema inmunitario o por un metabolismo alterado, cuyos niveles altos suelen indicar inflamación (aguda o crónica, requiere de una valoración).

Si quisiéramos ser más precisos, los científicos saben que cada sustancia está más relacionada con determinadas reacciones inmunitarias, como alergias o infecciones.

mujer
La inflamación crónica no presenta síntomas evidentes. Una forma de detectar este estado anómalo del organismo es mediante análisis de sangre.

¿Por qué son importantes los marcadores de inflamación?

La ventaja de los marcadores de inflamación es que algunas veces pueden avisar de una enfermedad antes de que ésta evolucione o produzca síntomas físicos evidentes, lo que permite abordar un posible problema de salud desde la prevención o en estados previos a la enfermedad, y esto en muchos casos mejora el pronóstico y las expectativas de tratamiento.

Cabe mencionar que, por sí solos, los valores de inflamación no son motivo diagnóstico de ninguna enfermedad: es necesario una evaluación médica de los síntomas, de la historia clínica y muchas veces, otras pruebas complementarias.

¿Qué puede aumentar los marcadores de inflamación?

  • Existen circunstancias de salud puntuales que, de forma natural, aumentan los biomarcadores inflamatorios, como sería el ejercicio intenso, una infección, una lesión o un golpe. Estos valores se normalizarán al cabo de unas horas, días o meses (cuando la reparación se resuelva), o al aplicar un tratamiento, y no suponen un problema para la salud.

  • Otras veces, el estado inflamatorio se prolonga (inflamación crónica) debido a alguna patología, a una dieta inadecuada, tabaquismo, niveles altos de colesterol, diabetes mal controlada, niveles elevados de homocisteína, etc.

Tipos de biomarcadores de inflamación

Los marcadores de inflamación del organismo que aparecen elevados en las analíticas de sangre cuando hay inflamación son:

propiedades antiinflamatorias marcadores de inflamación
Lámina resumen sobre el significado de la inflamación y cómo se determina en estudios científicos. Es necesario conocer esta información para entender por qué una sustancia se llama "antiinflamatoria".
  • Citoquinas: TNF-α y las interleukinas IL-6, IL-8, IL-10

  • Prostaglandinas: la ciclooxigenasa COX2

  • Proteína C reactiva (PCR): La produce el hígado como respuesta a un estado inflamatorio.

  • En estudios científicos algunas veces se miden los niveles de radicales libres. El exceso de radicales libres también alerta al sistema inmunitario generando reacciones inflamatorias de "aviso". Estos "radicales libres" tienen nombres químicos, como el peróxido de hidrógeno (H2O2) y el radical hidroxilo (OH-).

Enfermedades que cursan con inflamación

En casos patológicos, el aumento de marcadores inflamatorios en sangre pueden indicar otro trastorno de salud o una enfermedad:

Remedios antiinflamatorios naturales

Las plantas antiinflamatorias y la dieta antiinflamatoria ayuda de forma considerable a disminuir los biomarcadores de inflamación, reduciendo así los síntomas de estas enfermedades.

Además, cualquier tratamiento de fitoterapia se debe enmarcar dentro de una dieta y estilo de vida saludables. Una mala alimentación, con grasas malas, exceso de harinas y azúcares, el insomnio, el sedentarismo y el estrés, son inflamatorios y pueden bloquear el efecto beneficioso de las plantas antiinflamatorias.

plantas antiinflamatorias
Plantas medicinales antiinflamatorias

punto rojo Más información sobre antiinflamatorios naturales.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar