Efecto placebo de la homeopatía

¿La homeopatía tiene efecto placebo?

¿Qué es el efecto placebo?

El efecto placebo es la capacidad curativa de un agente terapéutico que no produce ningún efecto farmacológico. Se trata de un fenómeno psico-fisiológico en que los síntomas de un paciente pueden mejorar mediante la ingesta de una sustancia que no contiene ningún principio activo que interceda en el proceso curativo de cualquier enfermedad.

revista científica British Homoeopathic Journal

En 1911 nació la revista científica British Homoeopathic Journal, que sigue publicando estudios hoy en día. Uno de sus directores fue el médico homeópata inglés Peter Fisher, quien fue doctor de Su Majestad la Reina Isabel II durante 17 años.

¿La homeopatía es un placebo?

Existen estudios que han demostrado el efecto placebo de la homeopatía. De igual manera, también existen estudios en los que se ha podido comprobar los efectos positivos de la homeopatía.

Por ejemplo, en Alemania, en el año 2002, se realizó un experimento que consistía en administrar un remedio homeopático a 65 pacientes que sufrían de migraña. Estas personas se dividieron en dos grupos, uno de los cuales tomó durante cinco meses un remedio homeopático, y el segundo grupo, un placebo.

El resultado fue que la eficacia del remedio homeopático, resultó muy superior al del placebo. Al cabo de cuatro meses, la frecuencia de las crisis había disminuido en más de un 50% y la intensidad del dolor en un 20%, y además sin efectos secundarios.

¿Por qué se incide tanto en el efecto placebo de la homeopatía?

La efectividad de la homeopatía ha sido cuestionada desde sus inicios. Esto se debe básicamente a que se sigue sin comprender cuál es exactamente el mecanismo mediante el cual actúan los remedios homeopáticos.

Desde la antigüedad hasta nuestra época actual, cabe destacar la importancia de la eficacia que han demostrado los medicamentos homeopáticos, desde hace más de 200 años, sin efectos secundarios, sin intolerancias y sin incompatibilidades.

Se utilizan frecuentemente en bebés, niños y mujeres embarazadas. El remedio homeopático es eficaz a todas las edades, teniendo en cuenta que su objetivo es estimular y reprogramar la naturaleza vital.

¿Los medicamentos homeopáticos están oficialmente reconocidos?

Los medicamentos homeopáticos son rápidos y eficaces, hasta el punto que están incluídos en la medicina pública de países como Francia, Alemania, Suiza o Gran Bretaña.

La homeopatía está bastante aceptada en Gran Bretaña, donde se sabe por los medios de comunicación que la Familia Real se trata con la homeopatía desde 1830. El aumento del uso es similar al de Francia y es ascendente en los Países Bajos. La medicina homeopática está ampliamente difundida en toda Europa, también es popular en Asia, especialmente en la India, Pakistán y Sri Lanka.

En España todavía no es así, aunque numerosas mutuas sanitarias privadas disponen de homeópatas en su cuadro médico.

¿Existen hospitales homeopáticos?

En París se encuentra el Hospital Homeopático Saint-Jacques y, en Londres, el Real Hospital Homeopático, inaugurado en 1994, siendo toda una institución oficial en el Reino Unido y de referencia mundial.

Es indudable que la homeopatía jugará un importante papel en el cuidado y tratamiento de la salud en este siglo.

Medicina tradicional frente a la homeopatía

Muchos profesionales de la medicina tradicional acusan a la homeopatía de carecer de base científica, de que solamente tiene un efecto placebo.

A este pensamiento se oponen los homeópatas con la creencia de que la enfermedad no tiene un origen físico, sino energético, que se manifiesta en principio a través de síntomas emocionales (estrés, miedo, desconfianza, etc). De no ser tratada adecuadamente, se produce una evolución hacia síntomas mentales, de conducta y, finalmente, físicos.

Opinan que, a diferencia de la medicina tradicional, el campo de aplicación de la homeopatía es más amplio, y no esta limitado a una lista de enfermedades que puedan o no ser susceptibles de ser tratadas o no con uno u otro remedio homeopático.

¿Qué principios activos tiene la homeopatía?

Mientras que los químicos insisten en que no se detectan principios activos en estos remedios, los homeópatas defienden que la actividad de estas medicinas es energética o por fuerzas físicas, no por sustancias químicas.

¿Cuándo no puede curar la homeopatía?

Con todo ello, consideran que es también coherente pensar que la homeopatía tiene sus límites, ya que el proceso de curación y las posibilidades de cada persona están en relación de la fuerza vital que dispone cada individuo.

Por ello, el tratamiento homeopático será adecuado sólo mientras el organismo conserve su capacidad de reacción, es decir sus células y tejidos.

Cuando exista una degeneración o destrucción de tejidos, hay que valorar otro tipo de tratamiento médico. No se quiere decir ello que la homeopatía deje de funcionar por completo, pero posiblemente no será suficiente y se tendrá que utilizar como terapia complementaria a otro tratamiento.

Por lo tanto, la condición para que un remedio homeopático pueda funcionar con eficacia es que el organismo tenga capacidad de reacción.

Frente a la medicina tradicional, la homeopatía desea que se profundice en aquellos métodos o tratamientos farmacológicos que estimulen la respuesta inmunitaria y defensiva del organismo, no solo en tratamientos destinados esencialmente a combatir los síntomas.

punto rojo Más información sobre la homeopatía.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar