Homeopatía infantil

¿Resulta adecuada la homeopatía para bebés, niños o niñas?

¿Cómo se utiliza la homeopatía en niños o niñas?

La homeopatía es muy adecuada para los niños, los remedios homeopáticos, si se emplean adecuadamente, pueden ayudar a solucionar muchas enfermedades o problemas emocionales infantiles.

niños

Los niños y niñas deben crecer en contacto con la naturaleza para tener un sistema inmunitario fuerte.

En casos de enfermedades agudas, como las de tipo inflamatorio una faringitis, otitis, etc., se elige el remedio en función de los síntomas generales observados durante la enfermedad, así como también los síntomas locales agudos.

Las enfermedades que no sean de carácter agudo, suelen ir en paralelo a la constitución de la persona, como predisposición hereditaria, congénita, debilidad de ciertos órganos o incluso de causa genética. Para que el remedio sea útil en estos casos, tiene que actuar a nivel muy profundo y muchos síntomas podrán resolverse tratando la constitución de la persona enferma.

¿Es adecuado utilizar homeopatía en pediatría?

La homeopatía no es peligrosa para los niños cuando está prescrita por un profesional sanitario debidamente cualificado. Esta terapia se puede utilizar de forma complementaria o alternativa, según cada caso y criterio profesional.

Una persona no formada adecuadamente a nivel sanitario y en temas de homeopatía no está capacitada para administrar ningún tipo de tratamiento ni medicamento.

Desde los inicios, efectividad de los tratamientos ha sido puesta en duda por considerarse que no tenía efectos mejores que los de efecto placebo. Esto se debe básicamente a que se sigue sin comprender cuál es exactamente el mecanismo mediante el cual actúan los remedios homeopáticos.

¿Qué objetivo tiene la homeopatía en niños o niñas?

La homeopatía intenta estimular las defensas naturales de cada organismo, en función de su naturaleza. Es una terapia interesante para tratar bebés e infantes, porque refuerza su inmunidad en un grupo de población en el que las defensas todavía no están lo suficientemente desarrolladas, sin producir efectos adversos.

Características de la homeopatía infantil

No hay diferencia entre el principio de tratamiento homeopático de los adultos y los niños, se trata a la persona como un todo, introduciendo un estimulo que activa la capacidad de autocuración del cuerpo y ayuda a recuperar la armonía y la fuerza vital.

El homeópata clásico no suele prescribir más de un remedio. Siempre debe analizar con detenimiento el cuadro sintomático del niño para poder tratarle adecuadamente.

Ventajas de la homeopatía en niños

La homeopatía permite la oportunidad de tratar las afecciones y primeros síntomas de enfermedad de los niños de una forma natural, potenciando la capacidad de autocuración del organismo, sin efectos adversos asociados.

Evidentemente, el consejo y seguimiento médico durante todo el tratamiento es fundamental para evitar efectos adversos producidos por una mala aplicación de esta terapia.

A continuación se expone una relación las enfermedades infantiles más corrientes que pueden tratarse con remedios homeopáticos, aunque no hay que olvidar que la visita con un profesional competente es lo más adecuado e imperativo.

¿Pueden tratarse los problemas psíquicos de los niños con homeopatía?

Los problemas psíquicos y emocionales de los niños se exteriorizan en forma de preocupaciones, miedos, angustia, insomnio, agresividad y otras alteraciones del comportamiento y pueden ser el origen de enfermedades físicas.

Muchos problemas psíquicos pueden ser tratados con homeopatía, porque estimulan la potenciación de la propia fuerza vital y permiten que el niño se enfrente a las dificultades afrontándolas de una forma constructiva que antes le habría sido imposible.

No obstante, el tratamiento homeopático por si sólo tampoco es suficiente, hay que tener en cuenta y eliminar los factores relacionados con el problema a tratar.

¿Cuál es la dosificación de los tratamientos homeopáticos en niños?

La dosificación para todos los remedios mencionados anteriormente es la siguiente: tres tomas de cinco gránulos cada una a intervalos de 30 minutos. Esperar una hora. Si se observa una mejora, dar cinco gránulos cada dos horas, se debe ir espaciando la toma en función de la mejoría.

No se debe olvidar que hace falta acudir al pedíatra, si los padres tienen dudas acerca de la gravedad o evolución de la enfermedad.

Más información sobre la homeopatía.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar