Contraindicaciones de la vitamina D

Cuándo no se recomienda tomar suplementos de vitamina D

¿Qué contraindicaciones tiene la vitamina D?

La vitamina D (colecalciferol) es una vitamina liposoluble que no se encuentra de forma abundante en los alimentos, sino que la principal fuente que se tiene de ella es el sol, motivo por el que se llama vitamina solar.

Como nutriente esencial, la vitamina D no presenta problemas cuando se obtiene de forma natural, por la exposición por el sol. Sin embargo, la suplementación con esta vitamina sí presenta contraindicaciones. Los principales peligros que conlleva esta vitamina es el uso de suplementos de vitamina D en megadosis, con los consecuentes daños para la salud, combinarla con determinados fármacos, o en caso de situaciones de salud delicadas.

perlas de vitamina d

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se toma en forma de perlas. Si se toma junto con alimentos, aumenta su absorción.

Desventajas de los suplementos de vitamina D: no sustituyen el sol

La vitamina D no es una vitamina tóxica y los adultos la toleran en dosis elevadas. Debido a que la prensa se ha hecho eco de que existen bastantes personas con niveles bajos de vitamina D, cada vez son más quienes empiezan a tomarla.

El principal peligro de tomar suplementos de vitamina D en personas que no toman el sol no viene dado por su toxicidad (es una vitamina normalmente bien tolerada), sino porque no solventa el problema de raíz.

Las personas sanas sedentarias deben incrementar su actividad física y exposición solar de forma natural (salvo en caso de no tomar el sol por contraindicación médica), ya que ningún suplemento puede aportar los beneficios de un estilo de vida.

Los suplementos de vitamina D no sustituyen el hecho de pasar tiempo al aire libre y en la naturaleza. Igual que los complementos alimenticios no sustituyen una dieta saludable, una pastilla de vitamina D tampoco sustituye la naturaleza ni la exposición solar.

Los suplementos nunca sustituyen la fuente natural

El contacto con la naturaleza es beneficioso por muchos motivos, no solamente por la exposición solar y la síntesis de vitamina D. Tocar tierra, árboles y hierbas nos permite entrar en contacto con microogranismos, lo que mejora nuestra inmunidad. Fijar la vista en el horizonte nos permite descansar los músculos de la visión, que hoy en día permanecen casi fijados en las pequeñas pantallas, provocando vista cansada a edades cada vez más precoces. Respirar fuera de la ciudad limpia nuestros pulmones. La ausencia de ruidos, el color verde y el aire libre disminuye nuestro estrés

Por estos y más motivos, no se puede sustituir el contacto con el medio natural con tomar una pastilla de vitamina D. Se debe intentar pasar más tiempo en la naturaleza porque ésta tiene beneficios que no se observan con la suplementación con vitamina D. Por supuesto, cuando se realicen dichas actividades, hay que respetar al máximo el ecosistema, no ensuciar, no molestar los animales, y no deteriorar el medio ambiente.

Efectos adversos por tomar vitamina D

La vitamina D es un suplemento seguro para la mayoría de personas, cuando se toma en cantidades moderadas (por ejemplo en dosis de 1.000 – 2.000 UI en adultos). Sin embargo, a pesar de sus indudables bondades, la suplementación con esta vitamina debe ser de forma controlada para evitar posibles efectos adversos, especialmente en los casos siguientes:

picnic senderismo

Un picnic en el parque o en la montaña es una excelente forma de obtener vitamina D.

  • Personas con tendencia a tener piedras en los riñones: Tomar megadosis de vitamina D provoca hipercalcemia y piedras en los riñones (nefrolitiasis), además de otros problemas de salud. En otros estudios se ha comprobado que, además, dosis moderadas (no tan altas) de vitamina D pueden también producir piedras en los riñones en personas sensibles. Para evitarlo, es recomendable que las personas que han tenido problemas de cálculos renales consulten con el especialista y se controlen mediante análisis.

  • Megadosis de vitamina D: Dosis altas de suplementos (sobre 1000 0 1200 UI) tomados durante medio año pueden provocar problemas gastrointestinales, dolor de cabeza, falta de apetito, cansancio, arritmia, descalcificación ósea y acumulación del calcio en el tejido muscular. Tomar megadosis de vitamina D produce anomalías en los niveles de calcio (debido a que influye directamente sobre su metabolismo), y a largo plazo se puede observar toxicidad por hipercalcemia: depósitos de calcio en los tejidos blandos y su calficifación (arteriosclerosis, calcificación de tendones, músculos, pulmones, corazón, dolor articular, hipertensión,etc.). Los niños y las personas que toman medicamentos son más sensibles a los efectos adversos.

  • Náuseas, vómitos y diarrea: En caso de presentarse estos síntomas, podrían relacionarse con los suplementos de vitamina D. Se recomienda consultar con el facultativo, detener la suplementación para observar si mejoran los síntomas.

¿Se puede tener alergia o intolerancia a la vitamina D?

Es imposible que haya personas alérgicas o intolerantes a este nutriente, que el cuerpo fabrica a partir del sol. Sin embargo, sí se ha descrito que hay personas con hipersensibilidad a la suplementación con vitamina D, aunque es poco frecuente.

Además, los suplementos de vitamina D pueden contener soja, cacahuete o pescado, por lo que se debe evitar su ingestión en caso de alergia a estos componentes. Algunos suplementos de vitamina D también pueden presentar sorbitol, lactosa, sacarosa o fructosa.

pastillas

La combinación de distintas medicinas multiplica las posibilidades de toxicidad y efectos adversos. No se recomienda la autosuplementación.

Contraindicaciones de la suplementación con vitamina D

En los siguientes casos no se recomienda tomar suplementos de vitamina D, de ningún tipo:

  • Tratamientos largos sin consejo médico: No se recomienda la autosuplementación sin consejo médico, pues si se toma durante periodos prolongados, se debe controlar el nivel de calcio en sangre y monitorizarse la función

    renal (niveles de creatinina sérica).

  • Personas que toman medicamentos, sin consejo médico: Ancianos y personas que toman medicamentos deben consultar con el médico, especialmente si se toman fármacos para el corazón (glucósidos cardiotónicos) o para la hipertensión ( diuréticos tiazídicos). La toma de suplementos de calcio y vitamina D puede aumentar el efecto de los glucósidos cardiotónicos. Los diuréticos tiazídicos reducen la excreción urinaria de calcio y aumentan el riesgo de piedras en los riñones. Es imprescindible control médico estricto (electrocardiograma y calcemia). Tampoco se recomienda el uso concominante de este suplemento con antibióticos (tetraciclinas y quinolonas).

  • Contraindicada la vitamina D2 (de origen vegetal) para uso terapéutico: Las principales guías terapéuticas desaconsejan el uso de vitamina D2 o ergocalciferol (se obtiene de setas cultivadas con radiación ultravioleta) por ser ésta menos efectiva que la vitamina D3 o de origen animal.

  • Vitamina D durante el embarazo: No se recomienda la suplementación, salvo por consejo médico.

  • Piedras en los riñones (nefrolitiasis): Las personas con piedras en los riñones no deben tomar este suplemento.

  • Pacientes con insuficiencia renal sin consejo médico: Se ha observado que estos pacientes pueden presentar niveles bajos de vitamina D activa debido a problemas de activación de la misma en los riñones. Tal y como recomiendan las guías KDIGO (Kidney Disease: Improving Global Outcomes), sí que se recomienda suplementar la vitamina D en insuficiencia renal (estadios 3-5), pero el tratamiento debe ser estrictamente supervisado por el especialista. Es preferible utilizar dosis diarias de vitamina D que una megadosis semanal.

  • Pacientes inmovilizados con osteoporosis: La administración de calcio y vitamina D contrarresta el incremento de la hormona paratiroidea (PTH) que provoca la deficiencia de calcio y el aumento de la resorción del hueso de la osteoporosis. Sin embargo, se debe tener precaución en pacientes encamados o inmóviles porque en esos casos existe riesgo elevado de hipercalcemia.

  • Pacientes con sarcoidosis: Los pacientes con sarcoidosis son anormalmente sensibles a la vitamina D. Se debe controlar la suplementación porque puede aumentar peligrosamente los niveles de vitamina D en forma activa, multiplicando las posibilidades de toxicidad de esta vitamina. Inicialmente se pensó que la suplementación con vitamina D sería beneficiosa al controlar la reacción granulomatosa del organismo, tal como sucede en la tuberculosis. Sin embargo, lo que puede ser bueno para la erradicación de la tuberculosis puede no ser bueno para la sarcoidosis. Al menos el 10% de los pacientes con sarcoidosis tienen hipercalcemia y la mitad de los cuales termina por desarrollar insuficiencia renal por este motivo. En algunos casos, se ha observado que la insuficiencia renal hipercalcémica observada en sarcoidosis puede revertirse simplemente retirando los suplementos de vitamina D. Por estos indicios, es un peligro que las personas con sarcoidosis tomen suplementos de vitamina D sin consultar con el facultativo. En caso de tomarse el suplemento, se deberán controlar los niveles plasmáticos y urinarios de calcio periódicamente.

  • Enfermedades y o síntomas resultantes de hipercalcemia e hipercalciúria (consultar con el facultativo)

¿Pueden tomar vitamina D los pacientes con enfermedades hepáticas?

Existe la duda sobre si los pacientes con enfermedades hepáticas deben tomar suplementos de vitamina D. El hígado es un órgano que interviene en el metabolismo de esta vitamina, y un déficit en sus funciones puede hacer pensar en problemas de deficiencia de esta vitamina.

Parece que la vitamina D es beneficiosa en caso de hígado graso y otras enfermedades hepáticas crónicas, pero se recomienda consultar con el especialista cada caso individual debido a posibles riesgos entre medicamentos y suplementos. La forma más segura de obtener vitamina D en estos casos es la exposición solar.

vitamina d contraindicaciones

Lámina sobre la toxicidad de las contraindicaciones de vitamina D.

Recomendaciones antes de tomar vitamina D

La suplementación de vitamina D debe ser pautada por un médico. Igual que los complementos alimenticios no sustituyen una dieta saludable, una pastilla de vitamina D tampoco sustituye pasar tiempo al aire libre y la exposición solar, salvo en caso de no tomar el sol por contraindicación médica. Se debe intentar pasar más tiempo en la naturaleza porque ésta tiene beneficios que no se observan con la suplementación con vitamina D.

Toxicidad de la vitamina D

La mayoría de profesionales opinan que esta suplementación tiene más ventajas que inconvenientes, debido a que es una vitamina con escasa toxicidad y que podría disminuir el riesgo de numerosas enfermedades.

toxicidad de la vitamina d

Toxicidad de la vitamina D

punto rojo Más información sobre las propiedades de la vitamina D.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar