¿Cómo evitar el contagio de la gripe?

Consejos para prevenir y tratar la gripe

¿Cómo se propaga la gripe?

La gripe se produce cuando nuestras defensas no son capaces de vencer los virus con los que se enfrenta nuestro organismo.

lavese las manos prevenir gripe
Es esencial lavarse las manos después de estar expuesto a sitios públicos, como gimnasios, baños o aeropuertos, durante la época de gripe.

¿Se puede prevenir el contagio de la gripe?

No existe tratamiento médico específico para esta enfermedad y aquellos medicamentos que se utilizan van destinados a aliviar los síntomas de la misma. Por lo tanto, aumentar las defensas y evitar en lo máximo posible la infección vírica son los dos métodos más adecuados para prevenir las gripe.

Principales medidas para evitar el contagio de gripe

Los consejos siguientes se mueven en una de las dos líneas mencionadas:

Mantener una buena higiene de las manos

El contacto de las manos con la boca, la nariz o los ojos constituye una de las formas más probables de contagio. Igualmente este se produce de una manera directa o a través de los alimentos que comemos.

Un lavado adecuado con agua y jabón antes de manipular los alimentos y antes de comer es una buena manera de evitar que los microorganismos penetren en nuestro cuerpo. Este consejo se hace especialmente necesario siempre que se vuelve a casa, especialmente cuando se vive en las grandes ciudades y las situaciones de contagio son más probables (tocar pasamanos de escaleras, pomos de las puertas, agarraderos en los metros o autobuses, teléfonos etc.)

Evitar aquellos espacios cerrados donde haya mucha gente

En estos sitios el peligro de contagio es mucho más grande. Así por ejemplo, andar a pie al trabajo siempre que sea posible, en vez de coger el autobús o el metro, evitar los grandes almacenes, las aglomeraciones de gente, etc., es una buena manera de protegerse contra el resfriado.

En los niños pequeños la asistencia a guarderías es una de las causas que produce el contagio. Cuantos menos niños tenga la guardería menores serán las probabilidades de enfermar.

Ventilar nuestras habitaciones

Aunque dispongamos de calefacción, un cuarto de hora de ventilación de las estancias de nuestra casa es imprescindible para airearla y hacer que los microorganismos no se concentren.

No abusar de los antibióticos

El uso excesivo de antibióticos hace que que los microorganismos se hagan resistentes a la medicación y resulte más difícil eliminarlos. Nunca deberemos automedicarnos. Además el uso de antibióticos no resulta indicado para el tratamiento de la gripe, excepto con enfermos de riesgo y en los casos en que se producen complicaciones como bronquitis, neumonía o sinusitis.

Abandonar el hábito de fumar

El tabaco facilita la aparición de la gripe al disminuir las defensas del organismo. Numerosos estudios han demostrado que los fumadores tienen el doble de posibilidades respecto a aquellos que no fuman. De igual manera aquellos que no son fumadores debería evitar aquellos lugares donde se permita fumar,dado que el fumador pasivo también tiene más probabilidades de contagiarse.

Dejar descansar el cuerpo

El cuerpo necesita toda su fuerza para combatir la enfermedad, por lo tanto la gripe requiere descanso en la cama.

Cuidar la alimentación

Una alimentación adecuada, rica en alimentos vegetales naturales, resulta imprescindible para mantener nuestro organismo con un sistema inmune en buen estado que permita vencer a los microorganismos.

Reducir el estrés

La tensión, el nerviosismo, la falta de tranquilidad personal son factores que posibilitan la aparición de la o que retardan su curación al mermar las defensas del organismo. Una actitud más positiva permitirá incrementar las defensas y favorecer una más pronta recuperación.

La fiebre es necesaria

La fiebre es un recurso que tiene el organismo para impedir que los virus se reproduzcan con facilidad. Una fiebre que no supere los 38 º C no debe tratarse con antitérmicos. De igual manera el sudor es necesario para disminuir la temperatura corporal y que esta no suba demasiado. Es normal sudar cuando se tiene gripe.

Mantener el grado de humedad ambiental adecuado

Un ambiente reseco en las mucosas respiratorias es la mejor manera de proporcionar el lugar adecuado para el desarrollo de los microorganismos. El uso de humidificadores o vaporizadores durante el invierno, especialmente en lugares con calefacción, es una buena manera de aumentar la humedad ambiental y evitar que las fosas nasales se resequen. Otra buena manera de mantener mejor la humedad es ingerir abundante cantidad de líquidos, en forma de agua o en forma de zumos o líquidos vegetales, especialmente aquellos que sean ricos en vitamina C o en antioxidantes.

La tos es necesaria

La tos es un recurso que tiene el organismo para expulsar microorganismo. No se debe eliminar la tos por completo. Solamente debe tratarse cuando es excesiva o cuando no deja dormir por la noches.

Más información sobre la gripe y su tratamiento natural.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar