Como prevenir las hemorroides

¿Cómo evitar la aparición de hemorroides?

Las hemorroides o almorranas son varices en la parte interior o exterior del ano, causadas por el aumento de presión de las venas hemorroidales. Se trata de un problema relativamente frecuente en adultos a partir de los 30 años, sobre todo en países occidentales, afectando en mayor proporción a los hombres que a las mujeres.

chia
Semillas de chía para las hemorroides

Consejos para aliviar el dolor y la hinchazón de las almorranas o hemorroides

Para prevenir o disminuir las almorranas tendríamos que tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Evitar el estreñimiento

  • Dieta para las hemorroides

  • Evitar la obesidad

  • Aumentar la actividad física moderada

  • Evitar la actividad física demasiado fuerte

  • Introducir las hemorroides exteriores

  • Mantener una limpieza adecuada de la zona anal

  • No rascar la zona anal

  • No introducir objetos en el ano

Estreñimiento y su relación con las hemorroides

El estreñimiento es una de las causas principales que provoca o empeora las hemorroides. Muchas hemorroides son producidas por la presión a la que se ven sometidas las venas del ano al tener que realizar un esfuerzo más fuerte para poder defecar, lo que provoca la hinchazón de las venas anales.

Por otra parte, el paso de heces de consistencia muy dura por el esfínter anal puede irritar las hemorroides empeorando el problema todavía más. Si evitamos el estreñimiento, evitaremos parte del problema. Además de prevenir el estreñimiento, sería conveniente utilizar lubricantes anales para que el rozamiento con la piel del ano sea menor.

Los alimentos y suplementos ricos en fibra soluble, como las semillas de chía, zaragatona o lino, ayudarán a formar volumen fecal, heces hidratadas que aumentan el ritmo intestinal y que facilitan la evacuación.

Controlar la alimentación para las hemorroides

Una alimentación adecuada es muy importante a la hora de prevenir las hemorroides o evitar su empeoramiento. La alimentación no solamente puede ser responsable de que las hemorroides duelan más sino que es una de los factores desencadenantes y incide ademas en el estreñimiento que es otra de las causas desencadenantes de las hemorroides.

verdura hervida
Se recomienda una dieta rica en fruta y verdura

Evitar la obesidad

La obesidad produce un aumento de presión en la zona inferior del organismo que repercute en la aparición o empeoramiento del problema. Al disminuir el peso, aliviaremos la presión y ayudaremos a evitar o mejorar la aparición de hemorroides.

Aumentar la actividad física moderada

El sedentarismo es una de las causas principales para la aparición de las hemorroides. Ademas de evitar permanecer sentado durante muchas horas, deberemos evitar un sobreabuso de aquellas actividades que nos obligan a estar de pie durante mucho tiempo, lo cual facilita la acumulación de sangre en la parte inferior del cuerpo que induce a la aparición de hemorroides o las empeora.

Realizar un ejercicio moderado, adecuado a las posibilidades de cada individuo, ayuda a mejorar la circulación y a retornar la sangre venosa acumulada en las extremidades inferiores. Lo más recomendable en la mayoría de las personas es realizar un buen paseo cada día o un rato de natación.

Evitar la actividad física demasiado fuerte

Ciertas actividades físicas que someten a las extremidades inferiores a un esfuerzo excesivo pueden también provocar la hinchazón de las venas anales. No se deben levantar objetos demasiado pesados cuando se tienen hemorroides o se tiene tendencia a tenerlas. Igualmente no resulta conveniente realizar ciertas actividades físicas como el ciclismo o el montar a caballo, dado que ejercen demasiada presión sobre el ano.

caminar montaña paseo
El senderismo es un ejercicio adecuado.

Introducir las hemorroides exteriores

A veces las hemorroides se desplazan hacia el exterior del recto. Esto puede producir un empeoramiento de las mismas por aparición de coágulos sanguíneos. Es conveniente introducirlas de nuevo en el ano realizando una pequeña presión sobre ellas hacia dentro del recto, preferiblemente con un aceite antiinflamatorio y combinando con plantas astringentes.

Mantener una limpieza adecuada de la zona anal

La zona anal debe limpiarse bien para evitar infecciones. A la hora de la limpieza tenemos que tener en cuenta que no se debe utilizar papel demasiado áspero o irritante. Muchos papeles, como los perfumados, contienen productos químicos que no son convenientes para la persona que tiene hemorroides.

No rascar la zona anal

El rascarse las hemorroides, aunque pueda sentirse aliviado momentáneamente, puede producir lesiones peores en las venas del ano ya muy delicadas por la existencia de las almorranas. Nunca se debe rascar las hemorroides, aunque piquen mucho.

No introducir objetos en el ano

La penetración del ano por objetos externos puede producir lesiones en la musculatura anal por las cuales se producen hemorroides. Es preferible evitar la penetración anal, y si se practicase, extremar las condiciones de higiene y el ano tiene que estar convenientemente lubricado.

Controlar las hemorroides durante el embarazo

La presión que ejerce la matriz sobre las venas anales, impide una correcta circulación de las mismas. Por esta razón las mujeres embarazadas tienen tendencia a sufrir más de hemorroides. Para evitar este problema es conveniente cada 4 o 6 horas que las embarazadas se acuesten sobre el lado izquierdo de su cuerpo. Esto rebajara presión de la vena que afecta a las hemorroides y ayudara a prevenirlas o reducirá su hinchazón.

*Véase: Remedios para el estreñimiento en el embarazo

¿Cómo disminuir el dolor de las hemorroides, quitar el picor y reducir la hinchazón?

Para reducir el dolor de las hemorroides podemos optar por el siguiente procedimiento:

  • Primero, lo que mejor se debe hacer es realizar un baño de asiento. Para ello colocar de 6 a 8 dedos de agua tibia sin ningún producto añadido en la bañera (El agua no debe estar ni fría ni demasiado caliente). Tenderse desde 10 minutos hasta 30 minutos. Repita el proceso varias veces al día hasta que disminuya el dolor.

  • Después, para quitar el picor, podemos utilizar alguna crema específica.

  • Si están muy hinchadas, podemos aplicar hielo.

  • Durante el día, para sentarnos, podemos utilizar algún cojín especial que deja el año libre, y que puede comprarse en las farmacias.

punto rojo Más información sobre las hemorroides y su tratamiento natural.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.