Plantas medicinales para las infecciones genitales femeninas

Tratamiento natural de las infecciones del aparato genital femenino

¿Qué son las infecciones genitales femeninas?

Las infecciones genitales femeninas son infecciones de la vagina y de la vulva producidas por diferentes microorganismos.

dibujo vagina genital femenino
El aparato genital femenino tiene el tamaño como de una pera.

Tipos de infecciones vaginales

Entre las principales infecciones, tenemos las siguientes:

¿Cómo sé que tengo una infección genital femenina?

Los síntomas de las infecciones del aparato genital femenino dependen del tipo de infección que se trate. En general, las infecciones vaginales presentan unos síntomas bastante comunes. Entre los principales, se encuentran los siguientes:

  • Escozor

  • Dolor en la penetración

  • Enrojecimiento vaginal

  • Flujo que huele mal y presenta un color desagradable

  • Picor

  • Ardor en la micción

  • La candidiasis se caracteriza por un flujo vaginal blanco o amarillo, escozor, enrojecimiento, olor a levadura de pan

  • La tricomoniasis se caracteriza por flujo vaginal marronoso y con mal olor, escozor.

Causas de infecciones vaginales

Las infecciones del aparato genital femenino están producidas por cambios en la flora genital. La flora genital protege la vagina y la vulva del ataque de diversos microorganismos. Un cambio en las condiciones de humedad y acidez de la vagina o la vulva propicia el desarrollo de microorganismos patógenos que producen la infección.

¿Por qué se producen las infecciones genitales femeninas?

Los cambios de pH que favorecen la colonización de bacterias patógenas pueden estar producidos por distintas causas, como un exceso de estrógenos (ya sea proveniente de la toma de anticonceptivos orales, o a causa de un hígado congestionado que no puede depurar el exceso de estrógenos), puede aparecer tras un tratamiento con antibióticos o un bajón de defensas, o por contagio de algún microorganismo realmente agresivo, contra el que el cuerpo no puede luchar.

Normalmente los tratamientos se centran en eliminar los microorganismos, como sería el caso de la utilización de pastillas, pomadas y óvulos vaginales con componentes antibióticos y antifúngicos. Sin embargo, también hay que tratar el medio donde crecen estos microorganismos, es decir, acidificar la vagina y mejorar la mucosa para evitar que vuelvan a colonizar.

El microbio no es nada, el terreno lo es todo. Claude Bechamp

Esta visión de tratamiento contrasta con las ideas representadas típicamente por Pasteur y Bechamp. Cuando se descubrieron los microorganismos, Pasteur dijo que "las enfermedades eran producidas por los gérmenes", mientras que Bechamp incidía en que el medio es lo que favorece la infección del germen, es decir, la enfermedad producía las condiciones idóneas para el crecimiento de los gérmenes, y no al revés. En la práctica, ambas visiones pueden ser útiles, pero normalmente la medicina convencional se centra en erradicar el microorganismo, sin fijarse en las causas.

Tipos de microorganismos que pueden infectar la vagina

Entre los organismos que pueden producir infecciones en el aparato genital femenino tenemos los siguientes:

aceite esencial de clavo para las infecciones vaginales
El aceite esencial de clavo puede diluirse en agua para realizar lavados contra las infecciones vaginales
  • Hongos: Fundamentalmente la Candida albicans, causante de candidiasis. Aunque este hongo forma parte de la flora habitual de la boca, la vagina y el intestino, su proliferación causa infecciones muy habituales. Cuando afecta a la vagina y la vulva produce enrojecimiento y ocasiona un picor muy intenso.

  • Bacterias: Entre ellas, por ejemplo, la Chlamydia trachomatis causante de una infección llamada clamidia, que es la más habitual infección por contacto sexual en occidente. De no tratase adecuadamente, puede derivar en la llamada enfermedad inflamatoria pélvica y afectar al útero y a las trompas de Falopio. También se pueden producir infecciones por otras bacterias y por protozoos (Trichomonas).

  • Virus: Como el herpes.

¿Por qué cambian las condiciones de la vagina y la vulva?

Las principales causas que producen variaciones de las condiciones normales del aparato genital femenino en cuanto a la humedad y acidez son las siguientes:

  • Anticonceptivos orales: el exceso de estrógenos disminuye la acidez de la vagina, lo que favorece la colonización bacteriana.

  • Bajón de defensas: Producido por algún tratamiento médico o por estrés.

  • Falta de higiene o mala higiene en la vagina y en la zona anal-genital: Una higiene deficiente o la costumbre de lavarse el año y arrastrar las manos hacia la vagina puede propiciar el desarrollo de infecciones vulvo-vaginales.

  • Uso de productos de higiene genital no adecuados o con demasiada frecuencia: El uso demasiado frecuente de jabones intimos, espermicidas, lubricantes, etc o cuando estos productos son poco naturales y, consecuentemente, muy irritantes, puede afectar las condiciones de la vagina o la vulva.

  • Tipo de ropa interior: Una ropa muy ajustada, un tipo de tela no transpirable, etc. puede propiciar la aparición de infecciones.

  • Pantalones muy ajustados: Utilizar unos vaqueros muy ajustados puede presionar demasiado la vagina e impedir una falta correcta de aireación.

  • Relaciones sexuales: Son responsables de numerosas infecciones del aparato genital, especialmente cuando no se toman las precauciones necesarias.

  • Retención mediante los tampones de las secreciones vaginales.

  • Medicamentos: Algunos medicamentos, como los antibióticos, eliminan la flora vaginal protectora que es remplazada por una flora dañina.

  • Cambios hormonales de la mujer: La menopausia supone un cambio en las hormonas que modifican las condiciones del aparato genital femenino, favoreciendo las infecciones

¿Cómo prevenir y tratar las infecciones del aparato genital femenino?

Los siguientes consejos pueden resultar muy efectivos en la prevención de las infecciones del aparato genital femenino:

  • Utilizar prendas anchas que no aprieten demasiado la zona genital.

  • Utilizar ropa interior de algodón, para lograr una buen transpiración vaginal. La seda o el nylon no dejan transpirar

  • Mantener una higiene genital adecuada.

  • Procurar no arrastrar la esponja de baño desde el año a la vulva a la hora de la ducha o el lavado en el videt.

  • Lavar bien las manos con agua y jabón después de limpiar la zona anal y previamente a la limpieza de la zona genital

  • Lavar los genitales con productos ecológicos no irritantes.

  • No abusar del lavado genital.

  • Secar bien la zona genital: el exceso de humedad, junto con el calor corporal, favorece el desarrollo de microorganismos

  • Evitar las duchas vaginales: Este tipo de duchas elimina bacterias que protegen la vagina.

  • Utilizar preservativo en las relaciones sexuales.

  • Utilizar compresas durante la menstruación en vez de tampones

  • Utilizar remedios naturales para la sequedad vaginal, especialmente durante la menopausia.

  • Beber en abundancia: Una buena micción arrastra muchos microorganismos presentes en la vagina.

  • Orinar después del coito: De esta manera, la orina puede arrastrar gérmenes que se hayan introducido en la relación sexual

  • Utilizar preparados con plantas diuréticas: Éstas consiguen aumentar la producción de orina.

  • Comer yogur con bífidus en caso de estar tomando antibióticos: El yogur consigue restaurar la flora vaginal maltrecha por los antibióticos

  • Tomar suplementos de Lactobacillus acidophilus para aumentar la flora vaginal

Diagnóstico de las infecciones genitales femeninas

Ante la aparición de ciertos síntomas que hacen presuponer la presencia de una infección del aparato genital femenino, se debe visitar al médico o especialista para que realice un diagnóstico adecuado. El diagnóstico de una infección de este tipo consiste en una visita personal al especialista, quien, a través de una revisión física determina la existencia de la infección.

Además de la exploración vaginal y vulvar, el médico realiza una entrevista personal con la mujer afectada en la que le pregunta sobre sus relaciones sexuales, el tipo de higiene vaginal que práctica, si utiliza anticonceptivos, tampones o algún medicamento.

Para el correcto diagnóstico de una infección del aparato genital femenino podrían necesitarse otras pruebas analíticas, como análisis de sangre u orina, cultivo de mucus, etc.

Tratamiento oficial de las infecciones genitales femeninas

El tratamiento de las infecciones del aparato genital femenino está en función de la causa que originó la infección. En general se suelen recetar cremas, ungüentos, supositorios con propiedades bactericidas, fungicidas o antiinflamatorias para curar este tipo de afecciones y aliviar los síntomas de irritación, dolor, inflamación, etc.

El tratamiento natural de las infecciones genitales femeninas se basa en la utilización de remedios naturales que pueden prevenir o remediar este tipo de infecciones.

PLANTAS MEDICINALES PARA LAS INFECCIONES DEL APARATO GENITAL FEMENINO

Fitoterapia. Plantas medicinales para las infecciones genitales femeninas

La fitoterapia destinada a curar las infecciones del aparato genital femenino utiliza preparados con plantas medicinales con las siguientes propiedades:

  • Plantas bactericidas o bacteriostáticas, adecuadas para eliminar o detener el crecimiento de bacterias nocivas.

  • Plantas fungicidas, para eliminar posibles hongos causantes de la infección en la zona genital

  • Plantas antiinflamatorias y demulcentes, para disminuir la inflamación y evitar la irritación

  • Plantas inmuno-estimulantes, que aumentan las defensas y prevenien o ayudan a curar la infección

Preparaciones de uso interno para las infecciones genitales femeninas

equinacea para las infecciones del aparato genital femenino
Los suplementos de equinácea protegen a la mujer contra las infecciones del aparato genital femenino o le ayudan a eliminarlas.
  • Equinácea (Echinacea) La capacidad de esta planta como antibiótico natural puede puede ser utilizado como solución o complemento a los antibióticos convencionales en el tratamiento de las infecciones microbianas vaginales. o aquellas que están producidas por hongos. (800 mg diarios de equinácea repartidos en 4 tomas diarias y 500 mg de sello de oro también repartidos en 4 tomas)

  • Setas medicinales como el Maitake, Shiitake o el Reishi también son remedios para aumentar las defensas. Se toman en suplementos, según las indicaciones del prospecto.

  • Aronia: La ingestión de zumo de aronia, junto con las pautas medicinales y alimentarias específicas para cada caso, es una ayuda para tratar alteraciones urinarias como cistitis e infecciones vaginales.

Preparaciones de uso externo para infecciones genitales femeninas. Lavados, irrigaciones y baños de asiento

- Agracejo (Berberis vulgaris): Adquirir la corteza y raíz de la planta en herbolarios y realizar baños de asiento o irrigaciones.

- Sello de oro (Hydrastis canadensis L.): Mismas aplicaciones que el agracejo, pues ambas comparten el principio activo berberina. (Uso externo)

infusion romero jengibre
Los baños de asiento con el líquido resultante de la infusión de romero consiguen remediar las infecciones vaginales. Dejar enfriar antes de aplicar.
  • Miel cruda: La miel cruda (sin pasteurizar) contiene sustancias antimicóticas capaces de luchar contra la Candida, tal como han corroborado estudios científicos en la actualidad. De hecho, la miel es uno de los remedios tradicionales para este tipo de infecciones. (Aplicar la miel como una pomada o ungüento, de forma tópica, en la zona genital, durante 7 días, todas las noches antes de acostarse)

  • Propóleo: Adecuado para las infecciones vaginales. (Aplicar sobre las lesiones algún producto preparado de venta en farmacias y tiendas de productos naturales. Usar de acuerdo a las condiciones del prospecto) (Utilizar propóleo bruto diluido en agua)

  • Romero: (Rosmarinus officinalis) (Infusión de 6 g. de romero, dejar enfriar y realizar baños de asiento)

  • Tomillo (Thymus vulgaris): Sus aceites esenciales ricos en timol y carvacrol son muy efectivos contra las candidiasis. Se recomiendan baños de asiento con infusión concentrada de tomillo, en frío o tibia. (2 cucharadas soperas de tomillo por medio litro de agua, infusionar, dejar enfriar, filtrar y realizar baño). También se puede utilizar serpol, la ajedrea (Satureja montana) y el orégano.

  • Tomillo Shirazi (Zataria multiflora): Se trata de una planta oriunda de las regiones de Irán, Afganistán, Pakistan y el Kashmir, que se utiliza como hierba aromática y en la medicina tradicional. En el mercado ya se están empezando a comercializar cremas con su extracto como Loucorex, tan efectiva como el metronidazol.

  • Nogal (Juglans regia) (Infusión al 10 % de hojas secas en un libro de agua. Realizar irrigaciones)

remedios naturales caseros infecciones vaginal plantas para tratamiento natural
Lámina resumen o infografía del tratamiento natural de las infecciones vaginales con plantas medicinales y alimentación.

  • Bolsa de pastor: (Capsella bursa-pastoris): Decocción de 4 gr. de corteza por cada vaso de agua. (Irrigaciones)

  • Axihuitl o Ageratina (Ageratina pichinchensis): Esta popular planta es utilizada por la medicina tradicional de muchas culturas de México para tratar los hongos. Estudios científicos han comprobado que es muy efectiva para la onicomicosis (hongos en las uñas) y para la candidiasis vulvovaginal (aplicada en forma de extracto).

  • Salicaria: (Lythrum salicaria L.) (Decoccion de un buen puñado de sumidades florales secas por litro de agua. Aplicar en compresa)

  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra) Los lavados vaginales con el líquido resultante de una decocción de una cucharada de raíz seca por vaso ayudan a eliminar los microorganismos. Para las infecciones vaginales puede resultar interesante reforzar la inmunidad bebiendo de tanto en tanto el líquido resultante de la decocción de una cucharada pequeña de raíz seca triturada por vaso de agua. (Consultar el estudio de la planta entera para posibles contraindicaciones)

  • Consuelda: (Symphytum officinale) (Aplicar irrigaciones con el líquido resultante de la decocción de una cucharadita de raíz por vaso de agua)

  • Sanguinaria: (Paronychia kapela (Hacq.) Kerner.) Lavados con la Infusión de la planta, en frío.

  • Canela: (Cinnamomum zeylanicum) En infecciones de la vagina ha resultado muy útil, siendo capaz de neutralizar aquellas que están producidas por levaduras, especialmente aquellas ocasionadas por Candida albicans. (Realizar un lavado vaginal con el líquido resultante de la infusión de una cucharada de canela en rama desmenuzada en un litro de agua.)

  • Clavo: (Eugenia Caryophyllata) Es capaz de eliminar las infecciones de la vagina, especialmente aquellas ocasionadas por Candida albicans. (Realizar un lavado vaginal con el líquido resultante de añadir unas gotas de aceite esencial en un litro de agua)

  • Patata: (Solanum tuberosum L.) Lavados con la decocción de hojas frescas. No ingerir.

  • Cola de caballo (Equisetum arvense) (Realizar lavados con la decocción de 60 gr de planta seca por litro de agua)

*Más información: Duchas vaginales para la candidiasis

Alimentos para curar las infecciones vaginales

La alimentación tiene un papel importante en la candidiasis vaginal, al mejorar el sistema inmunológico y controlar factores hormonales de la huésped, que permitirán luchar contra los microorganismos. Lógicamente, este papel es limitado, pues siempre hará falta algún remedio de aplicación local sobre la zona vaginal.

La finalidad de la dietoterapia es mejorar la efectividad de los medicamentos y paliar algunos de sus efectos secundarios, como sería regenerar la flora intestinal, o aportar alimentos para regenerar la mucosa vaginal. En ese sentido serán útiles los siguientes suplementos o alimentos:

  • Alimentos ricos en vitamina A: Se encuentra en casi todos los vegetales de colores, pero aún más en los de color naranja y verde. Esta vitamina es esencial para regenerar y preservar la integridad de las mucosas, y el consumo abundante de alimentos ricos en dicho nutriente actúa de forma sorprendente, ya que la cicatrización se produce de forma muy rápida. Tienen mucha vitamina A: el brócoli, la col kale, los guisantes, la calabaza, zanahorias crudas o cocidas, y las frutas (mango, nectarinasnaranjas, mandarinas,...).

  • Suplemento de vitaminas del complejo B: Hay muchos motivos por los cuales pueden bajar los niveles de estas vitaminas, que también influyen sobre la inmunidad y cuyo déficit se asocia a muchos problemas de piel y mucosas. Además, es un suplemento muy económico y que puede tener muchas más ventajas que inconvenientes. Por estos motivos es recomendable suplementar cada día, al menos durante un par de semanas.

punto rojo Más información sobre las enfermedades del aparato genital femenino.

Otros artículos de interés

Dieta para adelgazar
Dieta para adelgazar

Propiedades del laurel
Propiedades del laurel

Cuidar el hígado
Cuidar el hígado

EmbarazoDolor -  Adelgazar - DiabetesDepresión - HerpesAnemia - Alzheimer - Listado de enfermedades...

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar