Infusiones de Lavanda

¿Cómo se realizan las infusiones de lavanda?

Cómo hacer infusiones de lavanda

Ingredientes:

- Flores secas de lavanda

- Agua

Realización

- Se colocará un vaso de agua dentro de un cazo y se pondrá a fuego rápido hasta que hierva.

- Mientras tanto, se pondrá una cucharada de flores secas dentro de una taza o vaso.

- Cuando esté hirviendo, se verterá el agua hirviendo sobre las flores.

- Se tapará la taza o el vaso y se dejará reposar durante 10 minutos. Con ello se consigue que no se evaporen los aceites donde se encuentran la mayor parte de los beneficios de la lavanda

- Colar y tomar a sorbos. Puede endulzarse con miel o azúcar.

* Las infusiones de lavanda también se utilizan para realizar aplicaciones externas sobre la piel, en forma de friegas, lavados, fricciones, etc.

Infusiones con bolsitas de lavanda

Se realiza como una infusión de flores secas, excepto que el agua se vierte sobre la bolsita que se cuelga con el hilo en el interior del vaso o taza.

¿Para qué sirven las infusiones de lavanda?

Las infusiones de lavanda tienen, entre otros, los usos siguientes:

- Infusión de lavanda para el pelo

- Infusiones de lavanda para el dolor

- Infusiones de lavanda para dormir

- Infusiones de lavanda para la piel

Más información sobre las infusiones.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.