Suplementos de la Lavanda: Extracto fluído, pomadas y tinturas

¿Cómo se utiliza la lavanda medicinalmente?

La preparación más habitual se realiza con flores secas. Se prepara añadiendo una cucharada por taza de agua. La dosis suele ser de dos a tres tazas al día. Puede endulzarse con azúcar o miel.

¿Qué son los extractos fluidos, pomadas, tinturas de lavanda?

Además de utilizar las flores secas de lavanda, que se venden en forma hierba en botes o en bolsitas en farmacias y tiendas de productos naturales, se pueden utilizar otras preparaciones.

Por ejemplo, los extractos fluidos que son suplementos de lavanda que pueden tomarse en forma de gotas, con dosis de 30 o 60 gotas diarias repartidas en tres tomas.

La tintura de lavanda también se prepara en forma de gotas. Se toman entre unas 120 - 150 gotas diarias, repartidas en tres dosis.

También disponemos de pomadas o lociones para uso externo. Se aplican suavemente sobre la piel.

¿Cómo se toma el aceite esencial de lavanda?

El aceite esencial de lavanda puede tomarse en forma de cápsulas o en forma de gotas. En el primer caso, se ingieren directamente con un poco de agua o jugo de fruta. Se suelen tomar de 1 a 3 cápsulas diarias.

En el caso de las gotas, se suelen disolver hasta 5 gotas en agua o en aceites vegetales.

Más información sobre la lavanda.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.