PLANTAS SUCULENTAS

Características de las plantas crasas o carnosas

¿Qué son las plantas suculentas?

Las plantas suculentas, también llamadas plantas grasas o plantas carnosas, son aquellas que han desarrollado tallos u hojas gruesos y carnosos para almacenar agua.

tipos carnosas suculentas
Foto de diferentes tipos de suculentas. Aunque se parecen, no todas las plantas carnosas son cactus.

¿Por qué son suculentas las plantas?

La suculencia o engrosamiento es un fenómeno de adaptación que se produce en ecosistemas donde las precipitaciones son muy escasas, muy irregulares, o donde la tierra tiene poca capacidad de almacenar agua.

En algunas circunstancias las plantas producen estas adaptaciones porque llueve poco o porque lo hace muy esporádicamente. En otras porque, aunque llueva lo suficiente y en intervalos adecuados, el agua se filtra hacia capas más profundas donde las plantas no pueden acceder.

¿Dónde podemos encontrar plantas suculentas?

La suculencia se da especialmente en zonas áridas, donde las precipitaciones son pobres (desiertos, tierras áridas mediterráneas, etc.), pero también sobre rocas, terrenos cársticos o suelos arenosos con poca capacidad de retener agua.

¿Por qué las plantas suculentas se parecen entre ellas?

cactus jardineras oaxaca
Foto de un jardín de pitas en México (Oaxaca). Obsérvese el tallo floral desarrollado.

Las adaptaciones de las plantas suculentas a su medio ha desarrollado una apariencia física muy similar entre plantas que no están relacionadas genéticamente porque pertenecen a familias diferentes (se pueden parecer a simple vista, pero tienen diferente tipo de hojas, flores, frutos,...).

Este fenómeno, conocido como convergencia adaptativa, es el que ha determinado que una pita o agave (Agave americana) sea considerado por los profanos como una especie de cactus, cuando en realidad se trata de una Agavácea, por lo que está más relacionada con los lirios que con los cactus. El hecho de que presente hojas gruesas y carnosas y que contenga espinas le otorga un parecido físico que ha llevado a esta confusión. Es decir, todos los cactus (familia de las cactáceas) son plantas suculentas, pero no todas las plantas suculentas pertenecen a la familia de las cactaceas.

  • Es la necesidad de conservar agua la que ha hecho que las plantas desarrollaran estructuras parecidas, pero la característica carnosa no es indicativo de que pertenezcan a la misma familia botánica.

  • Todos los cactus son plantas suculentas, pero no todas las plantas suculentas son cactus.

¿Cuáles son las principales adaptaciones de las plantas suculentas?

Las plantas suculentas estas principalmente adaptadas a vivir en zonas secas porque han desarrollado estrategias para acumular agua. La capacidad para almacenar agua se debe a que han desarrollado gran cantidad de tejidos especiales de naturaleza parenquimática, formados por células especializadas con grandes vacuolas llenas de líquido que permiten este almacenaje extra de agua.

flor cactus
Foto de Euphorbia trigona, con hojas. ¡No es una Cactácea!

Otra de las adaptaciones es la elaboración de tallos esféricos o columnares, lo que les otorga un volumen superior con una exposición menor de su superficie al aire. Esto les permite una mayor reserva de líquidos y un contacto menor con el medio seco, lo que disminuye la pérdida de agua. A esta misma finalidad responde también el hecho de que la mayoría de ellas están poco o nada ramificadas.

*Véase: Adaptaciones de los cactus

Comparativa entre plantas de climas áridos con plantas de ambientes húmedos

La ausencia de ramas disminuye la superficie de contacto exterior con la atmósfera. Si se compara con las plantas que viven en ambientes húmedos, veremos que estas últimas desarrollan grandes y numerosas hojas para que la superficie de evaporación sea lo mayor posible. En cambio, muchas de las plantas suculentas han desarrollado espinas, no solamente para protegerse de los herbívoros sino para disminuir la transpiración.

cactus con espinas
Foto de cactus con espinas. Además los cactus son muy poco ramificados, para tener menos superficie y no perder agua.

Además, en la mayoría de las especies las partes verdes están recubiertas por substancias céreas que las hacen más resistentes al calor, o que disminuyen la transpiración.

Otra de las adaptaciones es la presencia de una abundante pelosidad que, además de protegerles del calor, es capaz de disminuir la transpiración e incluso captar el rocío de la mañana.

Tipos de plantas suculentas según su familia

Existen un número enorme de plantas suculentas en todo el mundo. Entre las principales familias que las componen, tenemos las siguientes:

Áloe spinosissima
Foto de Aloe vera con flores. Se trata de una planta de la familia botánica de las Asfodeláceas.
  • Cactáceas: Todas las plantas de esta familia son suculentas, como la higuera chumba (Opuntia ficus-indica), la pitahaya (Hylocereus y Selenicereus spp.), etc.

  • Agaváceas: Habitan en los lugares secos y semisecos de América, especialmente en México, donde tienen una importancia muy grande desde un punto de vista ecológico y económico. De algunas se extrae bebidas como el aguamiel, pulque o el mezcal; otras se utilizan para la extracción de fibras, principalmente inulina. Muchas se usan para formar cercas donde encerrar el ganado, etc. Existen aproximadamente unas 300 especies en esta familia que poseen suculencia. Entre todas ellas destacan los géneros Agave, Fucraea, Yucca, Hosta, Sanseviera, etc.

  • Aizoáceas: La mayoría de estas plantas viven en las tierras desérticas y arenosas de Australia y Sudáfrica, por lo que están muy adaptadas a resistir la sequía. Muchas de ellas carecen de hojas y tienen los tallos suculentos. Entre todas ellas destacamos los géneros: Lithops, Carpobrotus, Aptenia, Conophytum, Drosanthemum, Faucaria, Glottiphyllum, Conicosia, Pleiospilos, etc.

  • Crasuláceas: La mayoría de las 1.400 plantas de esta familia son suculentas, y suelen encontrarse siempre en las casas, principalmente como ornamentales. Pueden encontrarse en todas las partes del mundo, pero especialmente en los espacios secos del hemisferio norte y en el sur de África. Entre los géneros más importantes tenemos Aeonium, Crassula, Echeveria, Kalanchoe, Monanthes, Sedum, Sempervivum, Pachyphytum y Umbilicus.

  • Euforbiáceas: Las euforbias constituyen un genero de plantas muy diversas ya que se pueden encontrar, árboles, arbustos o hierbas. Todas ellas se distinguen por las flores en ciato y la presencia de látex en sus tejidos. Algunas que viven sobre terrenos muy secos han desarrollado órganos suculentos para almacenar agua. Se trata especies del género Euphorbia. Entre las especies con suculencia tendríamos, por ejemplo: Euphorbia canariensis, E. grandicornis, E. aphylla, E. obesa, E. Tirucalli, E. Resinifera, E. turbiniformis, E. bupleurifolia, E. atropurpurea, E. balsamífera, E. canariensis, E. ambrosae, E. regis jubae, etc.

  • Apocináceas: Existen unas 1.500 especies de apocináceas. La mayoría de ellas proceden de las zonas tropicales o subtropicales de América, Asia y Oceanía. Todas ellas se caracterizan por poseer látex que suele ser tóxico. Algunas son muy conocidas por sus usos en jardinería como la adelfa, la vinca o la allamanda. Otras porque de ellas se extraen productos tan interesantes como la quinina (Rauvolfia cafra) o fuertes alcaloides, como en el género Thevetia. Entre los géneros que presentan suculencia tenemos Pachypodium, Adenium, Ceropegia, Duvalia, Cynachum, Caralluma o Stapellia.

  • Portucaláceas: Existen unas 500 especies de plantas pertenecientes a esta familia de hierbas o arbustos. Se pueden encontrar principalmente en zonas áridas de África, Sudamérica y Australia. Entre las especies con suculencia tenemos los géneros Portulaca (donde se encuentra la verdolaga), Cisanthetalinum y Portulacaria. Actualmente parece que todas se han reducido al género Portulaca.

  • Didiereáceas: Esta familia contiene unas 11 especies de plantas suculentas que constituyen endemismos de Madagascar. Su aspecto es muy cactiforme, presentando espinas, tallos redondeados y algunas hojas caducas.

  • Asfodeláceas: o asfodeloideas, es una de las familias que antiguamente se incluían dentro de las liliáceas, pero que muchos taxonomistas prefieren considerarlas como una familia propia. Viven en regiones templadas y tropicales de Europa, África y Asia, aunque la mayor cantidad de especies se encuentra en Sudáfrica. La mayoría de ellas presenta hojas con suculencia. Entre los géneros más característicos tenemos: Áloe, Kniphofia, Haworthia, Asphodelus, Gasteria, Paridesea, Bulbine, Astroloba, Simethis, Bulbinella, Tachyandra, Eremurus, Xeronema, etc.

  • Hiacintaceas: También estaban incluidas dentro de la familia de las liliáceas. Aunque viven en climas templados o tropicales de Europa, Asía y África, prefieren el clima mediterráneo. La mayoría de ellas presentan las hojas carnosas, pero los géneros con mayor suculencia son: Ledebouria, Scilla, Muscari, Leopoldia, Galtonia, etc.

Plantas con hojas suculentas

Algunas plantas manifiestan su suculencia en las hojas. En este caso las hojas se vuelven gruesas y adquieren una gran capacidad de almacenar agua. Entre las principales familias que desarrollan hojas crasas tenemos las Crasuláceas, las Agaváceas, las Aizoáceas, las Asfodeláceas, las Euforbiáceas, las Portulacáceas y algunas Cactáceas.

Muchas plantas de la familia de las agaváceas contienen especies con hojas suculentas. Las fotos inferiores muestran tres géneros diferentes:

Fucraea selloa
Fucraea selloa

Agave ferox
Agave ferox

yucca australis
Yucca australis

Áloe spinosissima
Foto de hojas suculentas de Áloe spinosissima, un tipo de Áloe procedente de Etiopía

Plantas con tallos suculentos

Algunas plantas desarrollan tallos suculentos. Entre las familias que desarrollan este tipo de tallos tenemos: las Cactáceas, las Portulacáceas, las Euforbiáceas, las Apocináceas y las Didiereáceas.

cardón
Foto de cardón (Euforbiáceas)

Ejemplos de convergencia adaptativa de las plantas

El cardón (Euphorbia canariensis) es una de las plantas más características de los "cardonales " de las Islas Canarias, un tipo de vegetación que se da en zonas muy áridas de esta zona. Es una planta que ha desarrollado una morfología semejante a los cactus sin ser una cactácea, por lo que constituye un ejemplo claro de convergencia adaptativa. Posee tallos con cuatro o cinco lados provistas de espinas. Se le conoce por el látex venenoso de sus tallos que han sido utilizado para cazar peces y para fabricar lacre.

*Información relacionada: Cultivo de las plantas suculentas

punto rojo Más información sobre las plantas crasas y cactus.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar