¿La proteína es mala para el hígado?

¿Es cierto que la proteína tiene efectos perjudiciales para el hígado?

MITO DE QUE LAS PROTEÍNAS SON PERJUDICIALES PARA EL HÍGADO

¿La proteína es mala para el hígado?

No, los alimentos ricos en proteínas no son perjudiciales ni dañinos para el hígado. Un hígado saludable es capaz de eliminar una ingesta normal de proteínas. La mayoría de dietas cubren las necesidades diarias de proteínas, incluso un ligero exceso en la dieta de alimentos ricos en proteínas tampoco resulta perjudicial para este órgano.

Los estudios científicos no han conseguido demostrar que una dieta rica en proteína sea mala para el hígado, como es de esperar de un nutriente esencial.

proteinas
Foto de alimentos ricos en proteínas

Como se explica más detalladamente a continuación, las proteínas no solamente no dañan el hígado sino que estas proteínas son un nutriente imprescindible para que el hígado funcione correctamente.

Beneficios de las proteínas para el hígado

Las proteínas son la principal fuente de energía del hígado, que se encarga de exportar glucosa a otros órganos y tejidos del cuerpo.

En muchos tratados de medicina este órgano aparece nombrado como el laboratorio del cuerpo. Esto es debido a que en el hígado se encuentran gran cantidad de enzimas encargadas de procesar todos los nutrientes, hormonas, tóxicos y sustancias que circulan por la sangre. Teniendo en cuenta que todas las enzimas son proteínas, nos podemos imaginar la gran importancia que tienen estos nutrientes para el hígado. Sin las proteínas el hígado no podría desintoxicarnos.

¿Qué es una dieta hiperproteica o con mucha proteína?

La proteína sólo es perjudicial cuando se toman dosis muy elevadas, en forma de suplementos de proteínas en polvo o de cantidades exageradas de carne, pescado, lácteos o huevos, que no suelen producirse de forma natural sino que son inducidas por dietas desequilibradas para adelgazar, para estar a la moda, para deportistas u otros fines.

proteinas polvo
Foto de proteínas en polvo

Los alimentos ricos en proteínas también son alimentos muy saciantes, por lo que es probable que en la siguiente comida se consuman menos alimentos y con ello se equilibre la ingesta de proteínas y energía de forma natural.

Se ha observado que dietas de hasta 2g de proteína por kg al día no son perjudiciales (aunque supera con creces las necesidades de proteína diarias).

*Más información: Necesidades de proteínas

¿Cuánto es mucha proteína?

Repetir o tomar una ración más de alimentos ricos en proteínas saludables, como lentejas, habas, garbanzos, tofu, nueces, almendras, o incluso (dietas no vegetarianas) algo más de huevo, pollo o pescado no es perjudicial por su contenido en proteínas.

pollo
Foto de pollo

Sin embargo el sentido común nos dice que tomar diariamente grandes cantidades de estos alimentos puede ser indigesto, producir digestiones lentas,etc. Comer muchas proteínas también puede engordar, ya que como se ha mencionado, también son fuente de energía.

Por otra parte, consumir muchas proteínas animales (carne, pescado, huevos, fiambres, lácteos,etc.) genera muchos residuos, por lo que resulta totalmente antiecológico (por la huella ecológica) y puede producir hiperuricemia y gota.

Dietas desequilibradas, perjudiciales para todo el cuerpo

Las autoridades sanitarias han advertido sobre los peligros de realizar diferentes dietas o ayunos tipo Dukan, Atkins, dietas sin carbohidratos o dietas proteinadas.

Estas dietas resultan perjudiciales por la exclusión de muchos alimentos saludables. Estos efectos perjudiciales se observan en el aumento del colesterol, debilidad, depresión, cambios en la flora intestinal, vientre hinchado,etc. Además en todos los casos estas dietas producen efecto rebote.

Por lo tanto, podría decirse que en general estas dietas no son perjudiciales por la cantidad de proteína, sino por todo el tipo de alimentación en general, que genera carencias.

¿Por qué se dice que la proteína es mala para el hígado?

Existe el mito de que la proteína es muy mala para el hígado. Parece que la mala fama de las proteínas empezó por el abuso que hacían de ella los culturistas. Sin embargo en esos casos los daños producidos estaban más justificados por el uso de diuréticos, entrenamientos muy duros y en muchos casos por el uso de anabolizantes.

Proteínas buenas y proteínas perjudiciales

La mejor proteína es la que aportan los alimentos no procesados, como legumbres, frutos secos, huevo, carne blanca y pescado. Si se consume una cantidad algo superior a la recomendada de proteínas saludables, no es perjudicial.

Se debe tener en cuenta que siempre se tiene que comer más alimentos vegetales que de origen animal y preferiblemente sin demasiada sal añadida (tomar más hierbas aromáticas que sal).

Resulta perjudicial la ingesta de proteínas que se realiza a través de dietas muy carnívoras (sin proteínas vegetales) y de alimentos poco recomendados: embutidos, salchichas, beicon, fiambres, hamburguesas, incluso embutidos de tofu o vegetarianos. Estos productos contienen mucha sal y/o grasas malas y no son recomendables. En el caso de la carne roja, aunque no es procesada, debería consumirse con poca frecuencia.

Lo que daña o perjudica realmente el hígado

El alcohol, las grasas malas, el exceso de sal, de alimentos refinados y la comida procesada (exceso de sal, aditivos, azúcar) son las causas principales por las que el hígado no presenta buena salud.

Algunos síntomas o situaciones que pueden requerir de una depuración son: dolor menstrual, migrañas, malas digestiones o hinchazón abdominal:

exceso de proteina no es malo para los riñones
Principales alimentos o sustancias perjudiciales para el hígado

*Más información:

- ¿Las grasas son malas para el hígado?

- ¿La proteína es mala para los riñones?

- Alimentos perjudiciales para el hígado

- ¿Beber mucho adelgaza y desintoxica?

- Dieta para el hígado graso

Más información sobre el hígado.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.