La rosa en jardinería

¿Cómo tener cuidado de las rosas?

Cultivo de rosas

Los rosales son plantas especialmente apreciadas por sus vistosas, hermosas y olorosas flores. Existen diferentes clases de rosales, pero todos los rosales tienen en común ciertas características botánicas, debido a que todos pertenecen a la familia de las Rosáceas (Rosaceae).

rosa amarilla
Foto de un rosa en un jardín

En general, los rosales son arbustos o matas con tallos rectos, sarmentosos o trepadores de muy diversos tamaños. Estos últimos aprovechan los aguijones para sujetarse y poder trepar.

Ambiente y exposición de los rosales

El rosal es una planta para cultivarse en el exterior que, en general, requiere una exposición al sol, aunque no le gusta el clima tórrido ni ventoso. Debe procurarse situarse en un lugar ventilado, donde la temperatura no exceda por encima de los 25ºC.

¿Cuál es el mejor clima para el cultivo de rosas?

En general, puede cultivarse en climas cálidos, con una variación térmica entre los 15 y los 25ºC, pero su clima preferido es el atlántico. En climas más fríos hay que proteger las raíces de la helada, mediante un buen acolchado.

Cuidados del rosal en heladas

Puede aguantar temperaturas por debajo de los -10ºC, aunque las temperaturas bajas estropean las flores y pueden dañar las raíces, en caso de no estar protegidas. Para evitar el contraste de temperaturas que se produce en estos lugares cuando sale el sol, con respecto al frío nocturno, es conveniente plantarla o colocarla en semisombra, de esta manera los rayos solares no la quemarán después de descongelarla.

foto de rosa
Foto de rosa

Cultivo de rosas en interior

En caso de querer cultivarla en el interior, debemos evitar que sea en un lugar demasiado reseco, para ello realizaremos riegos frecuentes y pulverizaciones con el fin de aumentar la humedad.

El rosal no soporta las habitaciones demasiado cálidas, de ahí que difícilmente pueda vivir bien en un lugar con calefacción o en una estancia cuya temperatura suba por encima de los 15ºC en invierno.

Problemas del cultivo del rosal

Otro de los problemas que presenta su cultivo, especialmente en interiores, es la facilidad con la que se desprenden los pétalos en caso de manipular la planta. Este mismo problema lo presentan aquellos ejemplares que se cultivan en maceta en exteriores, de ahí que no debemos mover la maceta.

Riego de las rosas en macetas

El rosal se tiene que regar regularmente, sobre todo en verano. Si se trata de macetas pequeñas, durante esta estación, es aconsejable regar todos los días, especialmente cuando se trata de miniaturas, en pequeños tiestos, que tienen poca retención de la humedad. Con este tipo de ejemplares incluso es conveniente regar un par de veces al día, en caso de que el rosal esté expuesto a pleno sol. Con macetas más grandes deberá hacerse cada 2 o 3 días.

rosa centifolia antigua
Foto de rosa centifolia, una clase de rosas antigua muy hermosa y sobre todo olorosa

En general, es aconsejable que las macetas tengan un buen drenaje, puesto que, si el agua se estanca, propiciará la aparición de muchas enfermedades, tanto en las hojas de la planta, como en las raíces. Se tendría que colocar las macetas de manera que el agua sobrante no toque las raíces. Cuando la maceta esta dentro de un recipiente, si salida de agua, es conveniente vaciar toda el agua del mismo después de regar la planta, una vez se ha escurrido toda el agua. No conviene colocar las macetas encima de platos.

Riego de las rosales plantados en el jardín

Los ejemplares más grandes, plantados sobre el suelo, y que ya se encuentren bien enraizados, pueden resistir mejor la sequía. Aunque, especialmente en verano, no es conveniente someterlos a un estrés hídrico demasiado prolongado.

Después de la plantación y en época de crecimiento o de floración, los rosales deben regarse con frecuencia, impidiendo que la tierra se quede seca. En ningún caso debemos mojar las hojas o las flores durante el día, puesto que las gotas de agua actúan como pequeñas lupas con respecto al sol y pueden quemarlas. Una buena pulverización después que se oculte el sol resulta muy adecuada para estas plantas que requieren una buena humedad ambiental.

Para retener la humedad del suelo, resulta muy adecuado aplicar una capa de mulch (acolchado) a base de corteza triturada, paja o estiércol. Este recurso resulta especialmente adecuado con los rosales trepadores que deben situarse sobre una pared orientada hacia el sur.

Reproducción de las rosas

Existen las siguientes formas de reproducir los rosales. Véase a continuación cada tipo de sistema en profundidad:

Poda del rosal

Podarlas una vez al año (enero o febrero). La poda cumple una doble función:

  • Modeladora: Para dar forma a la planta y evitar un posible aspecto desgarbado. Esta poda se realizará un poco antes de la primavera y a finales de otoño. Otra buena manera de estimular la floración es quitar las flores secas.

  • Vitalizadora: Para estimular el crecimiento de la planta y evitar posibles enfermedades, bien porque se hayan secado, bien porque tengan enfermedades.

Cómo podar el rosal

La poda debe realizarse siempre por encima de la yema. Debe ser un corte limpio, con unas tijeras bien afiladas y desinfectadas para no producir enfermedades al rosal. Se debe cortar en diagonal con respecto al tallo y paralelamente a la dirección de crecimiento de la yema. Existe la posibilidad de podar en cualquier momento cuando queramos cortar las flores que se encuentran mustias.

Si plantamos una rosa a raíz desnuda, inmediatamente después de haber realizado las convenientes tareas de afianzamiento del ejemplar, abonado y riego, es conveniente realizar una poda de la planta, cortando todas las ramas para que nos queden con una longitud entre 20 y 30 cm. Con ello conseguiremos una renovación y fortalecimiento de la planta.

Tipo de suelo para cultivar rosas

Requiere un suelo bien trabajado que mantenga la humedad y composición ligeramente ácida (reacción edáfica: pH alrededor del 6,5). Por ello es mejor plantarla en terrenos profundos y ricos en materia orgánica - mezcla de brezo, castaño y estiércol bien formado - pero, al mismo tiempo, que no retengan el agua.

El rosal no soporta los terrenos calizos - aplicar fertilizantes anticalcáreos.

Plantación del rosal

La plantación de las rosas puede efectuarse desde mitad de diciembre a finales de marzo o principios de abril, pero previo a la plantación de las mismas debe realizarse la preparación del terreno que ya puede empezarse a mitad de setiembre.

rosal
Foto de un rosal en un jardín

Preparación del terreno para la plantación del rosal

Lo más importante es la realización de los hoyos y la preparación del compost adecuado. Los agujeros deben tener una profundidad entre 40 y 50 cm. El compost debe ser fértil y poseer al mismo tiempo una gran capacidad de retención de la humedad, pero con buen drenaje para evitar el encharcamiento de agua (pudrición de las raíces).

Lo mejor es realizar una mezcla de estiercol y turba, procurando que el pH se encuentre alrededor del 6,5. Si el suelo es muy ácido se le añadirá muy poca cal. En caso contrario, la alcalinidad se reducirá añadiendo estiércol. Debemos evitar que el suelo sea arenoso o calizo y en todo caso que se encuentre húmedo y no encharcado.

Separación entre matas de rosales

Por regla general, los ejemplares no deberan plantarse demasiado juntos para favorecer la circulación de aire entre ellos y la exposición al sol. Tampoco debemos dejarlos demasiado separados, pues la falta de protección mútua puede traerles demasiada sequedad.

Las condiciones de plantadación dependen de los tipos de rosales y quedan reflejados en el gráfico siguiente:

Tipos de rosales

MINIATURAS

TREPADORAS

Distancia entre ejemplares

30 -40 cm

3m

Lugar de emplazamiento

En recipientes

Pared orientada al sur a unos 50 cm de distancia de la misma.

Requerimientos

Abonado y regado frecuente, especialmente los ejemplares de terraza.

Raíces protegidas del sol y húmedas. Proporcionar soporte adecuado

 

Tipos de rosales

ARBUSTIVAS

TALLO ALTO

Distancia entre ejemplares

1,5 m

2 m

Lugar de emplazamiento

En grandes contenedores o en el suelo

En grandes contenedores o en el suelo

Requerimientos

Abonado mensual. Colocar material drenante al fondo del contenedor.

Apoyar ejemplar con un tutor. No apretar las ataduras demasiado. Regar menusalmente con abono líquido.

Cultivo de las rosas: Abonado

Abonar una vez al año, especialmente en primavera, con estiércol en caso de que estén plantadas en el suelo.

Cuando están plantadas en maceta, el estiércol resulta demasiado fuerte y puede quemarlas. En este caso, un abonado con un producto específico de floristería es el más adecuado. En general debemos abonar siempre después de plantarlas y podarlas.

Cultivar Rosas: Enfermedades y plagas principales

detalle
La abeja cortadora de hojas (Megachile centuncularis), de aspecto parecido a la abeja melífera, daña las hojas de los rosales para hacer su nido, recortándolas con gran precisión

Hongos que atacan al rosal

Roya

Está producida por el hongo Phragmidium mucronatum. Este hongo ataca los rosales ocasionando manchas de color amarillo en el haz de las hojas y abultamientos con esporas amarillentas por el envés que, progresivamente, a medida que avanza el otoño, se van oscureciendo y producen la caída prematura de las mismas. Los tallos afectados contienen callosidades y presentan una falta de vitalidad considerable.

Es importante eliminar las hojas caídas donde se encuentran invernando la mayoría de las esporas para evitar la futura infección. Es vital proporcionar un riego adecuado para evitar que las raíces se encuentre sobre un terreno demasiado reseco. (Acolchar adecuadamente los rosales favorece la retención de la humedad del suelo) Igualmente, no debemos permitir que se encharque el suelo.

Proporcionar una buena aireación espaciando bastante los ejemplares es una buena forma de proteger los rosales contra el contagio. Resulta de mucha ayuda la aplicación de un abono foliar en la época de crecimiento para aumentar la vitalidad de las plantas y que puedan resistir mejor la infección.

El tratamiento de la infección supone la utilización de fungicidas, como el thiram, zineb y, principalmente, aquellos que contienen oxicarboxina.

Oídio

Los rosales pueden estar afectados por el hongo Sphaerotheca pannosa que puede atacar tanto a las hojas como, los brotes jóvenes o las flores. Se produce especialmente en ejemplares que tienen las raíces sobre suelo seco de ahí que afecta mayormente a los rosales plantados junto a los muros dado que la mayor insolación produce una mayor evaporación de la humedad del terreno.

Para evitar esta enfermedad se debería mantener una mayor humedad en el suelo, lo que puede favorecerse con un riego y un acolchado adecuado. Es conveniente plantar especies resistentes como Dorothy Perkins, Frenshan, Simon Fraser, En caso de contagio conviene utilizar cuanto antes un fungicida adecuado (benomyl, metiltiofanato, triforina, dinocap, etc.) Para evitar posibles futuros brotes se debe cortar y eliminar el material infectado.

Negrón

Costras negras sobre las hojas que producen su caída.

Plagas del rosal

Pulgón verde

Pulgones que se colocan sobre las hojas, brotes y yemas.Tratamiento de estas enfermedades: Cortar las partes afectadas y aplicar insecticida (Consultar el insecticida adecuado en una floristería)

Variedades principales de rosas

  • Para cortar: Rosa Bacara. Es una derivada de la Rosa de té florece todo el año y es la especie más cultivada en invernadero. Es la rosa que normalmente se utiliza para regalar en la fiesta de " Sant Jordi ".

  • Para olor: Rosa Alfred de Dalmas. Florece desde finales de primavera hasta principios de otoño. Produce rosas grandes de color rosa.

  • Como arbustos o para decorar parterres. Rosa Sarabanda. Florece sin interrupción desde la primavera hasta mitad de otoño. Rosa Albertine,de color rosa.

  • Rosales de maceta: Especies enanas, como Coralin, de color rojo, Golden wings, muy poco olorosa, con grandes pétalos amarillos y estambres rojizos. Fountain, de flores grandes de color rojo y muy olorosas.

clases de rosales
Clases de rosales

Más información sobre las rosas

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.