Características de la cistitis

Este artículo ha sido avalado por Irene Mazzuca - Doctora en Medicina por la Universidad de Roma “La Sapienza”

¿Qué es la cistitis y a quién afecta?

Características de las cistitis

La cistitis es la inflamación de la vejiga causada por una infección de las vías urinarias. Se produce más frecuentemente en las mujeres, debido a que posen una mayor facilidad para contaminarse con las heces y por la menor longitud de su uretra (unos 4 cm en las mujeres y unos 13 en los hombres) lo que facilita el hecho que las bacterias alcancen las vías urinarias y la vejiga.

En los hombres mayores, se hace más habitual que en los jóvenes por los problemas comunes en la próstata y en el control de los esfínteres.

higiene

La falta de higiene puede ser uno de los factores causantes de infecciones urinarias.

¿Qué microbios son causantes de cistitis?

La mayoría de cistitis están causadas por bacterias del tipo Escherichia coli (86%), y en menor medida, también pueden ocasionarlas Staphylococcus saprophyticus, Klebsiella spp., Proteus spp., Enterobacter spp. y Citrobacter spp.

¿Cómo se sabe que tengo cistitis?

Los principales síntomas de las cistitis son:

  • Dolor en el costado
  • Dolor al orinar
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Orina maloliente o con sangre
  • Dolor en las relaciones
  • Fiebre
  • Etc.

¿Por qué se produce la cistitis?

Las principales causas que pueden producir inflamaciones en las vías urinarias son:

  • Microorganismos: La mayoría de las infecciones urinarias son causadas por bacterias, generalmente E. coli, que penetran en este órgano.
  • Malos hábitos de higiene.
  • Enfermedades: Ciertas enfermedades, como la diabetes, los cálculos del riñón, la inflamación de la próstata, etc.
  • Objetos contaminados: El acceso de objetos, contaminados, en el tracto urinario o genital como las sondas, el uso de tampones o diafragmas, etc. puede ser otra de las causa de las infecciones de los riñones.
  • Traumatismos: Los golpes, caídas, accidentes en el trabajo, actividades deportivas, etc. pueden producir inflamaciones.
  • Ingestión de pocos líquidos / poca micción / orina poco ácida: La orina impide la penetración de las bacterias que son expulsadas a través de esta al exterior. Beber abundantemente es una manera de aumentar los líquidos corporales y facilitar la micción. Una orina ácida es, además, un medio poco adecuado para que las bacterias se desarrollen.

Prevención de la cistitis

Para evitar la aparición de infecciones en la vejiga deberíamos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Cuidar la higiene: Resulta esencial una buena higiene después de la defecación. Es importante que el lavado se realice de delante hacia atrás para evitar que los microorganismos penetren a través de la uretra. Esta norma se impone con especial obligación en las mujeres para impedir tanto las infecciones urinarias como las vaginales. Lavar la zona genital después de las relaciones es otra medida muy adecuada. También se recomienda cambiar la ropa interior a diario.
  • Evitar los objetos contaminados: Se debería extremar la precaución en no contaminar los objetos que puedan acceder a esta zona (tampones, diafragmas, productos espermicidas, etc.)
  • Alimentación adecuada: Una alimentación adecuada, rica en fibra y en alimentos ácidos (arándanos, cereales, pasta, pan, galletas, ciruelas, maíz, etc.), con poca presencia de azúcares, ayuda no solamente a la lucha contra el estreñimiento y la acumulación de bacterias en el organismo que este supone, sino que acidifica la orina, creando un medio poco adecuado para el desarrollo en ella de las bacterias. (Más información)
  • Aumentar el consumo de agua: Una micción abundante facilita la expulsión de microorganismos.

Diagnóstico de la cistitis

Ante la aparición de síntomas que presupongan la existencia de una inflamación de la vejiga, lo primero que se impone es la visita al médico o especialista para que, a través del análisis pertinente, determine las causas de esta inflamación, que puede darse por infección bacteriana o por otras enfermedades no infecciosas, como piedras en los riñones, inflamación de los riñones, quistes, etc.

¿Qué pruebas realizará el médico?

La prueba de referencia para el diagnóstico de la cistitis consiste en un análisis de la orina en la que se determina si existen bacterias o glóbulos blancos en la misma, seguida de un urocultivo que permite la identificación del microorganismo que causó la cistitis y su cuantificación. Exploraciones de segundo nivel son radiografías, urografías, citoscopias, etc.

Tratamiento de la cistitis

El tratamiento  de la cistitis consiste principalmente en la aplicación de antibióticos adecuados a las características de los microorganismos.

punto rojo Más información sobre los problemas renales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

17 junio, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar