¿Cómo evitar el contagio de coronavirus? Medidas de desinfección e higiene básicas

Este artículo ha sido avalado por Ikhsan Majid Ghani - Doctor en Medicina por la Universidad Gadjah Mada

Consejos para evitar el contagio por coronavirus (y otras enfermedades infecciosas)

La comida expuesta sin cristal, el pago con efectivo y el contacto con personas infectadas, aumenta el riesgo de contagio.

Actualmente, muchos países se encuentran en estado de alerta debido al creciente aumento de los casos de coronavirus. Algunos países han decretado el cierre de lugares públicos, como escuelas y centros de trabajo, para que la gente se quede en casa y no se disemine más la enfermedad entre la población.

Entre las informaciones que podemos aportar en esta situación excepcional, está el recordar las medidas a seguir para no contagiarnos, que son la primera y mejor herramienta de prevención que tenemos.

Estas medidas de higiene y desinfección son básicas para todo el mundo, pero se hacen mucho más importantes en caso de pandemias o enfermedades infecciosas graves, especialmente si compartimos hogar con personas vulnerables o personas con síntomas de infección. En esos casos, la prioridad es extremar las medidas de higiene para evitar el contagio. Les explicamos cómo a continuación:

Cómo desinfectar adecuadamente para evitar contagios:

La mayoría de personas están acostumbradas a limpiar (que no desinfectar), de modo que tiran el spray y acto seguido limpian con el trapo. Eso correcto para limpiar, pero no para matar microbios.

Limpiar consiste en retirar la suciedad visible, desinfectar se refiere a eliminar contaminación microbiana. ¡NO TODO LO QUE LIMPIA, DESINFECTA!

El modo correcto de desinfectar es tirar un spray con líquido desinfectante y dejar actuar 3-5 minutos el producto. Después, limpiar preferiblemente con un papel desechable. E aquí algunos consejos complementarios:

  • Para desinfectar, utiliza líquido desinfectante y NO limpiador multiusos o parecidos. No es necesario comprar productos especiales, normalmente se puede utilizar vinagre, si quieren, con alguna gota de aceite esencial para perfumar. En casos de riesgo de infección, se puede usar lejía diluida en agua, aplicada en forma de spray.
  • Etiquetar y guardar correctamente los productos de limpieza, para evitar accidentes domésticos o ingestión involuntaria.
  • Aplicar el producto Y DEJAR ACTUAR UNOS MINUTOS. Por ejemplo, aplicar el spray en todas las superficies, esperar 3-5 minutos y luego secar. Así se da tiempo a que el líquido actúe sobre los microbios.
  • Seca con papel desechable, preferiblemente. Si se hiciera con trapo, secar de menos a más contaminado.
  • Ventila el hogar y evita inhalar productos de limpieza durante su aplicación.

¿Cómo lavarse bien las manos?

Lo que más disminuye el riesgo de contagios es lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Se recomienda hacerlo cada vez que se entra en casa y varias veces durante el día. Lavar por ambas caras, entre los dedos, y debajo de las uñas.

Lavarse bien las manos con jabón previene enfermedades.

Si alguien tiene curiosidad, el jabón actúa del siguiente modo: su espuma envuelve la capa lipídica con la que las bacterias se adhieren a la piel, de modo que los microbios quedan en la espuma y se eliminan. Cuanto más enjabonamos, más bacterias eliminamos.

Por otra parte, es cierto que mucho jabón también puede dañar un poco la piel, al eliminar la protección de grasa natural que tiene, dejándola más seca. En esos casos, podemos aplicar remedios para la sequedad de la piel.

¿El gel desinfectante de manos, sirve de algo?

Los geles «desinfectantes» de manos que se utilizan en ámbito sanitario solamente sirven para eliminar restos de microorganismos EN MANOS LIMPIAS, pero no limpian las manos.

Los geles desinfectantes no sirven para lavarse las manos.

Uso correcto del gel desinfectante

La forma correcta de usar el gel desinfectante de manos es después de lavarse las manos con jabón, o en manos semi-limpias. El personal sanitario lo utiliza después de tocar posibles lugares contaminados, pero nunca en sustitución del lavado de manos.

Si permiten un paréntesis, a modo de anécdota personal, sobre el año 2006, la autora de este artículo tuvo la oportunidad de visitar un pequeño pueblo de una región de la India. Cuando los pueblerinos vieron el grupo de turistas, rápidamente se acercaron. Entonces pude observar que muchos tenían la piel visiblemente afectada por alguna clase de infección. Lo más sorprendente fue lo que querían de nosotros: ¡la pastilla de jabón del hotel! Imagínense… La verdad es que el jabón es esencial para la salud, pero en nuestro día a día pocas veces valoramos la fortuna de tener acceso a este remedio. En definitiva, que lo que más desinfecta es lavarse con jabón. Los geles desinfectantes no limpian.

Córtate las uñas

Debajo las uñas largas se puede esconder mucha suciedad. Si no se es muy cuidadoso con la higiene, es mejor mantener las uñas cortas.

Puntos de contagio: Interruptores, pomos de las puertas y los pestillos del baño

Tanto en casa como en sitios públicos, los interruptores, pomos de las puertas y los pestillos del baño son partes que están continuamente en contacto con las manos de todas las personas que van a ese sitio, y probablemente contengan restos de suciedad.

Los cerrojos o pasaderos de los baños pueden estar sucios o incluso contaminados.

Lo adecuado, especialmente en casos de riesgo de contagio, es limpiar y desinfectar adecuadamente estas superficies (con papel desechable, líquido desinfectante, y dejando actuar el producto desinfectante antes de secar). En sitios públicos o en el trabajo, sobre todo en lugares muy concurridos, utilizar un trocito de papel para tocar cerrojos y puertas, siempre que sea posible.

Si tienes tos, tose en el codo, no en la mano

Taparse la boca con las manos aumenta el riesgo de contagiar a terceros, ya que es fácil que con esas manos sucias toquemos otras superficies, que a su vez pueden tocar otros. Es más seguro taparse la boca con el codo.

Paga con tarjeta y evita usar efectivo

En caso de enfermedades infecciosas desconocidas, es preferible extremar las precauciones y pagar con la tarjeta o con el móvil. Más que por nosotros mismos, que muchos dirán eso de «yo no tengo el virus», por el receptor: es posible que la persona que atiende al público haya estado en contacto con muchas otras personas ese día, igual que las monedas y los billetes.

No tocarse la cara, la boca, los dientes, ni rascarse los ojos

Evita usar el dedo para pulsar interruptores de sitios públicos (luz, ascensores, puertas de transporte público, etc.)

Es casi inevitable que en algún momento nos toquemos la cara, seguramente sin querer. Por ello, si seguimos todas las medidas anteriormente mencionadas, disminuiremos enormemente el riesgo de infección.

Sin embargo, no está de menos saber que existen mucosas en estas zonas, y el riesgo de contagio si las tocamos con las manos contaminadas es alto: ojos, nariz, boca, genitales, pieles irritadas, heridas abiertas o úlceras. En estas zonas es fácil que se pueda producir la entrada de virus o bacterias a nuestro organismo, y por tanto producirse la infección.

Evita usar los dedos y las manos en sitios públicos, si es posible

  • Abre las puertas con el pie (y con cuidado), si es posible, o por la parte que parezca menos probable que hayan tocado más personas.
  • Evita usar los pasamanos de las escaleras, si es posible.
  • Usa guantes si vas a sitios públicos, por ejemplo en la frutería.

Ducharse cada día

Especialmente si en el mismo hogar hay personas con salud comprometida o riesgo de complicaciones, es recomendable ducharse con jabón todos los días al llegar a casa, para así eliminar cualquier posible rastro de suciedad, microorganismos o virus que pueda haber en el pelo, brazos, piernas, etc.

Pon la ropa de la calle a lavar

Normalmente, la ropa no se ensucia tanto como para lavarla cada día. En caso de riesgo de infección, o de compartir casa con personas vulnerables, sí que es recomendable poner la ropa de calle a lavar cada día, y dejar la chaqueta en la entrada. En especial, camisetas y jerséis de manga larga.

Los pomos de las puertas pueden estar contaminados por microbios patógenos.

Medidas extremas en caso de epidemia

En caso de infección descontrolada, o de que no paren de aparecer nuevos casos de enfermedad, se recomiendan además medidas adicionales, como las siguientes:

  • Evita el uso de aplicaciones móviles de citas o reuniones sociales con gente desconocida. No todo el mundo está igual de concienciado, y personas infectadas pueden contagiarte. Desconfía de desconocidos sobre los cuales no sabes nada sobre su higiene ni entorno.
  • Intenta mantener una distancia de seguridad de al menos 1 metro con las demás personas
  • Intentar trabajar desde casa, si es posible
  • Evitar los sitios con mucha gente: transporte público, grandes almacenes, gimnasios, baños públicos, ascensores, teatros, cines, etc. Si es posible, hacer la compra on-line. 
  • Cuando llegues de la calle, deja los zapatos en la entrada de tu casa.
  • Lávate las manos al llegar a casa.
  • Evita las reuniones sociales.
  • Si se decreta la cuarentena, no salir de casa. 

¿Qué hacer si tienes síntomas de enfermedad?

  1. Ante síntomas de enfermedad, se tiene que llamar a emergencias médicas y seguir sus indicaciones. No todo el mundo que cae enfermo de coronavirus tiene que ir al hospital. Se puede llamar, y un equipo especializado pasará por el domicilio para hacer la prueba. Además, hacer la prueba no se trata como una emergencia médica. Para la mayoría de casos, es una gripe que se debe pasar en casa.
  2. Quedarse aislado en casa y llamar a todas las personas con las que has estado en contacto los últimos 15 días para que hagan lo mismo. Al menos, hasta que se descarte la infección por coronavirus.
  3. La atención médica se reserva para aquellos casos que realmente lo necesitan. Es peligroso ir al hospital sin aviso, pues se contribuye a propagar el virus. Además, hay el peligro de contagiar a personal sanitario no protegido adecuadamente, con el riesgo de saturar el sistema hospitalario (no habrá médicos sanos para curar a los enfermos).
  4. Si tienes que salir de casa para una emergencia, extrema tu higiene personal y utiliza mascarilla y guantes para no contagiar a los demás.

Guardar el móvil y limpiarlo con frecuencia

Limpiar el móvil con frecuencia y evitar ponerlo sobre superficies que pueden estar contaminadas, o que no están debidamente desinfectadas, como lavabos públicos, bares, etc.

¡¡¡Mantener una actitud positiva!!!

Las medidas de higiene son un avance de nuestra época, y practicarlas es un ejercicio de responsabilidad con nosotros mismos, hacia las personas que conviven con nosotros y hacia la sociedad.

Además de estas medidas de protección físicas esenciales, también es importante mantener una actitud positiva respecto a la vida, que nos ayudará a adaptarnos a cualquier situación y a mejorar la convivencia y la vida diaria, algo que también resulta fundamental para la salud de las personas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

1 julio, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar