Características de la diarrea

Este artículo ha sido avalado por Mudassar Javed - Médico en el Hospital Bahawal Victoria

Tratamiento de la diarrea

¿Qué es la diarrea?

La diarrea se define como un aumento en la masa, frecuencia o fluidez de las heces, típicamente en cantidades mayores de 200 gramos por día. Las enfermedades diarreicas en todo el mundo representan más de 700,000 muertes de niños menores de 5 años, lo que las convierte en la segunda causa de muerte en este grupo de edad.

Se conoce como diarrea cuando las defecaciones son demasiado frecuentes y con una composición con poca presencia de sólidos, resultando heces acuosas y blandas.

water
Se debe ir al lavabo diariamente para mantener una salud intestinal adecuada. Cuando la defecación es demasiado frecuente y de consistencia blanda o completamente líquida, es porque tenemos diarrea. La diarrea es un síntoma de que algo no funciona bien en nuestros intestinos.

¿Cuántas veces se debe ir al lavabo para que se considere diarrea?

El número de deposiciones de una persona con diarrea puede variar en mucho y llegar a ser de 3 diarias, hasta más, dependiendo del tipo de diarrea. En casos severos, el volumen de las heces puede exceder los 14 L por día y, sin reanimación con líquidos, puede causar la muerte.

Más que por el número de deposiciones, se considera que la diarrea puede definirse por el porcentaje de agua de la materia fecal o heces. Se considera que una persona tiene diarrea cuando sus deposiciones presenten más del 85 % de agua, siendo entre el 60 y el 85 % el porcentaje de una materia fecal normal.

Tipos de diarrea

Clínicamente, existen los siguientes tipos de diarrea:

  • Diarrea aguda: Es la que afecta al individuo como consecuencia de alguna causa puntual. Es la que no dura mas de unos 15 o 20 días. Este tipo de diarrea, que, en la mayoría de los casos, suele tener una causa vírica o bacteriológica es responsable en los países subdesarrollados de la muerte de muchas personas, especialmente niños o niñas por debajo de los 5 años.
  • Diarrea crónica: Es una afección en la que el individuo presenta episodios de diarrea constante. En este caso responde a algún tipo de enfermedad corporal. Médicamente, se considera que la diarrea crónica es la que dura más de 8 meses. Este tipo de diarrea supone un gran problema personal para las personas que la padecen tanto en su relación con otras personas como en su mundo laboral.
  • Diarrea con sangre: La diarrea dolorosa, con sangre y de pequeño volumen se conoce como disentería o diarrea con sangre.
    La diarrea es un síntoma común de muchas enfermedades intestinales, incluidas las debidas a infección, inflamación, isquemia, malabsorción y deficiencia nutricional. Se puede clasificar en cuatro categorías principales:
  • La diarrea secretora se caracteriza por heces isotónicas y persiste durante el ayuno.
  • La diarrea osmótica, como la que ocurre con la deficiencia de lactasa, se debe a las fuerzas osmóticas ejercidas por los solutos luminales no absorbidos. El líquido diarreico está al menos 50mOsm más concentrado que el plasma, y la condición disminuye con el ayuno.
  • La diarrea de mala absorción causada por una absorción inadecuada de nutrientes se asocia con esteatorrea y se alivia con el ayuno.
  • La diarrea exudativa se debe a una enfermedad inflamatoria y se caracteriza por heces purulentas y sanguinolentas que continúan durante el ayuno.

Enfermedades que producen diarrea crónica

La diarrea crónica puede aparecer en personas con algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal, tales como Crohn o colitis. Existe también el colon irritable que cursa con diarrea. Todas estas enfermedades pueden llegar a ser muy incapacitantes, dependiendo del grado.

Síntomas de la diarrea

La diarrea suele ser un síntoma de una infección en la vía intestinal, que puede ser causada por una variedad de organismos bacterianos, virales y parasitarios.

Los siguientes son signos y síntomas clínicos de diarrea:

  • Heces sueltas y acuosas
  • Calambres abdominales
  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Sangre en las heces
  • Moco en las heces
  • Hinchazón
  • Náusea
  • Necesidad urgente de defecar

¿Por qué se produce la diarrea?

Las principales causas de la diarrea son:

lavándose las manos
Resulta un hábito muy conveniente lavarse siempre las manos con agua y jabón antes de comer y cuando se llega a casa después de haber estado al exterior.
  • Comer alimentos en mal estado que conducen a una intoxicación alimentaria. Muchas veces la diarrea esta causada por bacterias que llegan al aparato digestivo a través de la comida o al tocarse las manos con los dientes.
  • Beber agua contaminada, que suele ocurrir especialmente cuando la persona se encuentra en países extrangeros.
  • Comer productos venenosos o tóxicos, entre ellos las plantas venenosas.
  • Alergias a los alimentos o problemas de absorción de los mismos,como la intolerancia a la lactosa o al gluten. Por ejemplo, muchas personas que no toleran bien la leche sufren fuertes diarreas des pues de beber la leche o comer queso.
  • Edulcorantes: La ingestión de muchos productos con edulcorantes artificiales. Es fácil que se produzca con el consumo de muchos chicles que contengan xilitol y otros polioles, que son laxantes. También se produce por el consumo de sustitutos del azúcar como el abedul, que es xilitol puro.
  • Estrés

Causas físicas o psicológicas de la diarrea

A veces la diarrea responde a una causa física o psicológica siendo un síntoma de alguna enfermedad corporal o de la mente. Entre las más significativas, tenemos las siguientes:

La diarrea como síntoma de enfermedades físicas

La diarrea puede ser un síntoma de enfermedad física. Los siguientes son algunos ejemplos:

  • Gastroenteritis: una de las diarreas más habituales es la gastroenteritis producida por el virus de la gripe intestinal que suele afectar mucho a personas que viven en grupos en común,como escolares, trabajadores de la misma empresa, miembros de una misma familia, etc.
  • Síndrome del intestino irritable: En este síndrome se alternan episodios de diarrea junto con episodios de estreñimiento.
  • Enfermedad de Crohn: Tipo de inflamación intestinal crónica autoinmune con aparición de sangre en las heces, dolor intestinal, fiebre, dolor al evacuar, etc.
  • Colitis ulcerativa: Tipo de inflamación intestinal crónica de causas desconocidas con aparición de sangre en las heces.
  • Sida
  • Cáncer o tumores
  • Quimioterapia
  • Cirugía intestinal
  • Diabetes
  • Enfermedades de la tiroides, generalmente relacionados con el aumento de la actividad de las hormonas tiroideas.
  • Algunos medicamentos o vitaminas. Entre los primeros son responsables de la aparición de diarreas los antibióticos y los antiácidos. La vitamina B, la vitamina C, o el magnesio,por ejemplo, tomadas en exceso o cuando son ingeridas por ciertos individuos sensibles producen diarrea.
  • Alcohol

Cómo prevenir la diarrea

Para evitar la aparición de la diarrea se tendría que seguir los consejos siguientes:

  • Lavarse bien las manos con agua y jabón antes de comer.
  • Lavarse bien las manos después de tocar los alimentos, especialmente la carne cruda.
  • No dejar la comida cocinada fuera del frigorífico mucho tiempo.
  • Descongelar la comida en el microondas.
  • Lavar los platos con agua y jabón si se ha depositado en ellos carne cruda.
  • Lavar la vajilla bien después de comer.
  • En los viajes al extranjero o en lugares de poca confianza, beber solamente agua embotellada. Utilizar esta misma agua para lavarse los dientes. No pedir hielo con las bebidas.
  • En los viajes al extranjero o en sitios de poca confianza no comer nada crudo ni pedir hielo con la bebida.

Tratamiento de la diarrea

Para diarrea aguda:

  • Dieta

La mayoría de las diarreas leves no provocarán deshidratación, siempre que el paciente tome los líquidos orales adecuados que contienen carbohidratos y electrolitos. A los pacientes les resulta más cómodo descansar el intestino evitando alimentos ricos en fibra, grasas, productos lácteos, cafeína y alcohol. Se recomienda la alimentación frecuente de té, bebidas gaseosas “planas” y alimentos blandos y fáciles de digerir (por ejemplo, sopas, galletas, plátanos, puré de manzana, arroz, tostadas).

  • Rehidratación

En la diarrea más severa, la deshidratación puede ocurrir rápidamente, especialmente en niños y adultos mayores frágiles. Se prefiere la rehidratación oral con fluidos que contengan glucosa, Na +, K +, Cl– y bicarbonato o citrato cuando sea posible. Una mezcla conveniente es 1⁄2 cucharadita de sal (3.5 g), 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (2.5 g de NaHCO3), 8 cucharaditas de azúcar (40 g) y 8 oz de jugo de naranja (1.5 g KCl), diluido a 1 L con agua. Alternativamente, las soluciones de electrolitos orales (p. Ej., Pedialyte, Gatorade) están fácilmente disponibles. Los líquidos deben administrarse a dosis de 50–200 ml / kg / 24 h según el estado de hidratación. Los líquidos intravenosos (inyección de Ringer lactato) se prefieren en pacientes con deshidratación severa.

  • Agentes antidiarreicos

Los agentes antidiarreicos pueden usarse de manera segura en pacientes con enfermedades diarreicas leves a moderadas para mejorar la comodidad del paciente. Los agentes opioides ayudan a disminuir el número de heces y la liquidez y controlan la urgencia fecal. Sin embargo, no deben usarse en pacientes con diarrea sanguinolenta, fiebre alta o toxicidad sistémica y deben descontinuarse en pacientes cuya diarrea empeora a pesar del tratamiento. Con estas condiciones, tales medicamentos proporcionan un excelente alivio sintomático. Se prefiere loperamida, en una dosis de 4 mg por vía oral inicialmente, seguido de 2 mg después de cada excremento suelto (máximo: 8 mg / 24 h). El subsalicilato de bismuto (Pepto-Bismol), dos tabletas o 30 ml por vía oral cuatro veces al día, reduce los síntomas en pacientes con diarrea del viajero en virtud de sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. También reduce los vómitos asociados con enteritis viral. Los agentes anticolinérgicos (p. Ej., Difenoxilato con atropina) están contraindicados en la diarrea aguda debido a la rara precipitación de megacolon tóxico.

Para la diarrea crónica:

Se pueden usar varios agentes antidiarreicos en ciertos pacientes con afecciones diarreicas crónicas y se enumeran a continuación. Los opioides son seguros en la mayoría de los pacientes con síntomas crónicos y estables.

Loperamida: 4 mg por vía oral inicialmente, luego 2 mg después de cada excremento suelto (máximo: 16 mg / día).

Difenoxilato con atropina: una tableta por vía oral tres o cuatro veces al día, según sea necesario. Codeína y tintura desodorizada de opio: debido a la posible habituación, se evitan estos medicamentos, excepto en casos de diarrea crónica e intratable. La codeína se puede administrar en una dosis de 15 a 60 mg por vía oral cada 4 horas; tintura de opio, 0.3–1.2 mL por vía oral cada 6 horas según sea necesario.

Clonidina: los agonistas alfa-2-adrenérgicos inhiben la secreción de electrolitos intestinales. La clonidina, 0.1-0.3 mg por vía oral dos veces al día, o un parche de clonidina, 0.1-0.2 mg / día, puede ayudar en algunos pacientes con diarreas secretoras, diarrea diabética o criptosporidiosis.

Octreotida: este análogo de somatostatina estimula la absorción de líquidos intestinales y electrolitos e inhibe la secreción de líquidos intestinales y la liberación de péptidos gastrointestinales. Se administra para diarreas secretoras debido a tumores neuroendocrinos (VIPomas, carcinoides). Las dosis efectivas varían de 50 mcg a 250 mcg por vía subcutánea tres veces al día.
Aglutinantes de sales biliares: la colestiramina o el colestipol (2–4 g una o tres veces al día) o colesevelam (625 mg, 1–3 tabletas una o dos veces al día) pueden ser útiles en pacientes con diarrea inducida por sal biliar, que puede ser idiopática o secundaria a resección intestinal o enfermedad ileal.

Normalmente el problema de la diarrea se soluciona con una dieta adecuada durante unos días. Hay que prestar especial atención en beber abundantes líquidos para evitar la deshidratación, especialmente los bebes o los niños pequeños.

Las diarreas crónicas requieren un tratamiento especial por parte del médico que debe diagnosticar el motivo de la misma y aplicar el tratamiento adecuado.

Entre los síntomas más claros para saber si se trata de una diarrea crónica es averiguar si existe sangre en las heces o si se ha producido una perdida de peso corporal por encima de los 4,5 kilos en poco tiempo y sin motivo aparente o si la persona afectada se levanta tiene habitualmente la necesidad de levantarse por la noche a defecar.

fiebre dolor de cabeza
A veces la diarrea viene acompañada de otros síntomas como el dolor de cabeza, retortijones, dolor de estómago, fiebre,etc.

¿Cuándo se debe ir al médico por diarrea?

Además de la diarrea crónica, también hay que recurrir a la atención médica cuando, junto con la diarrea aguda, aparecen síntomas como los siguientes:

  • Aparezcan restos de sangre en las deposiciones.
  • Cuando exista fiebre por encima de los 38 ºC en bebés o 38, 3 ºC en adultos.
  • Cuando se presenten problemas cardíacos.
  • Cuando no haya mejoría al cabo de 3 días en niños pequeños o bebes de más de 3 mese o al cabo de 5 días en adultos. En recién nacidos y hasta los 3 meses hay que acudir al médico cuando aparezca la diarrea.
  • Cuando haya sospecha de una posible deshidratación.
  • Cuando haya sospecha de una posible intoxicación alimentaria dado que la diarrea afecta a más personas que comieron lo mismo.
  • Cuando la diarrea empieza después de viajar a otro país.
  • Si pensamos que las heces con diarrea presentan un aspecto u olor anormal.

Admita al paciente si se presenta:

Deshidratación severa de fluidos intravenosos, especialmente si vomita o no puede mantener una ingesta suficiente de líquido oral.
Diarrea con sangre que es severa o empeora para distinguir la causa infecciosa de la no infecciosa.
Dolor abdominal intenso, preocupante por colitis tóxica, enfermedad inflamatoria intestinal, isquemia intestinal o abdomen quirúrgico.
Signos de infección grave o sepsis (temperatura superior a 39.5 ° C, leucocitosis, erupción cutánea).
Diarrea severa o que empeora en pacientes mayores de 70 años o inmunocomprometidos.
Signos de síndrome urémico hemolítico (lesión renal aguda, trombocitopenia, anemia hemolítica).

Punto rojoMás información sobre la diarrea.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

13 junio, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar