Té verde para el Síndrome de Down

Terapias complementarias para el Síndrome de Down

¿Qué tiene el té verde para mejorar el Síndrome de Down?

Uno de los campos novedosos en el estudio del Síndrome de Down es la investigación con extracto de té verde (Camellia sinensis). El extracto de té verde es muy rico en epigalocatequina galata (EGCG), uno de los antioxidantes más potentes que se conocen en la actualidad, con capacidad para actuar sobre el sistema nervioso.

Té verde ( Camellia sinensis )
Foto de planta del té

Efectos del té verde sobre el cerebro

En diversas investigaciones se ha comprovado cómo el extracto de té verde disminuye la inflamación en el cerebro mediante un efecto inmunomodulador (neuro-antiinflamatorio) y aumenta los niveles de N-acetil aspartato en el cerebro (marcador indicativo de mejor integridad de axones y neuronas).

Sin duda, el estudio más relevante sobre el té verde para el síndrome de Down se publicó en la revista Lancet Neurology por los doctores españoles Dra. Mara Dierssen y el Dr. Rafael de la Torre en el que se demostró que mejora la plasticidad neuronal y capacidades cognitivas.

Estudios científicos sobre té verde y Síndrome de Down

En un estudio con 30 personas de entre 14 y 29 años con síndrome de Down, la suplementación durante 3 meses con epigalocatequina galata combinada con estimulación cognitiva mejoró la capacidad de aprendizaje. Luego se realizó un segundo estudio con 87 participantes y durante 12 meses, con posterior seguimiento de 6 meses con resultados también positivos. La cantidad de epigalocatequina galata que recibieron fue de 600-800 mg/kg de peso al día. En todo momento se acompañó de una estimulación cognitiva.

Los investigadores del estudio aseguran que la combinación de extracto de té verde (epigalocatequina galata) junto con la estimulación cognitiva promueven cambios significativos en determinadas áreas de la memoria. Además es un tratamiento seguro que carece de toxicidad en las dosis establecidas.

Sobre los efectos del té verde en la mejora de la plasticidad neuronal (la capacidad del cerebro para aprender e interactuar con el entorno), tiene una capacidad limitada, sobre todo en la adultez, por lo que los investigadores consideran que posiblemente sería más eficaz en edades tempranas.

¿Cómo se toma el té verde para el Síndrome de Down?

Se debe consultar con el médico. A nivel terapéutico se usan comprimidos concentrados de extracto de té con epigalocatequina galata. En caso de tomar este tratamiento, se recomienda análisis a los 3 meses para ver TSH y estado del hígado.

A nivel no-terapéutico, aunque es una buena forma de aportar este componente a la dieta, tomar té verde de calidad diariamente, tipo Gunpowder o té matcha. Infusionar y dejar reposar 10 minutos.

Más información sobre el tratamiento del Síndrome de Down.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.