EL SUELO DE LA TUNDRA

¿Cómo es el suelo de la tundra?

El suelo de la tundra suele estar poco desarrollado. Debido a las bajas temperaturas en estos ambientes, hay baja actividad biológica y por lo tanto los procesos de mineralización están poco activos.

En el suelo de la tundra a nivel superficial hay una capa de hielo permanente llamado permafrost que dificulta el crecimiento de las raíces de las plantas. A nivel superficial, en los meses más cálidos, coincidiendo con la estación vegetativa, se produce un deshielo del permafrost que provoca que haya una lixiviación muy alta. Es por ello que el suelo de la tundra suele ser ácido y pobre en nutrientes.

Debido a que en la tundra existe el permafrost y el hielo fundido durante el día no puede infliltrarse en la capa sólida del permafrost, se produce la gelifluxión, que da en las pendientes paisajes de mosaicos redondeados, que son colonizados por las plantas, formando coronas. La contracción y relajación de las partículas de agua es lo que origina la gelifluxión.

En verano, grandes extensiones de la turbera se vuelven pantanos o turberas. Por ello el suelo de la tundra suele ser ácido debido a la gran cantidad de materia orgánica que contiene, que tiene dificultades en ser degradada. A pesar de las bajas precipitaciones, el suelo de la tundra puede permanecer saturado de agua en la época de deshielo, durante casi toda la estación vegetativa, es decir, en los momentos más favorables del año.

La tundra y el calentamiento global

El problema del calentamiento global es que tiene influencia en el estado general del permafrost, pudiéndose producir debido a la subida de las temperaturas globales del planeta, la fusión de esta importante reserva mundial de hielo, lo que tiene de otro lado efectos climáticos a nivel global y graves consecuencias para las regiones que se encuentran cerca del nivel del mar.

Las bajas temperaturas de la tundra enlentecen el desarrollo de las plantas y la descomposición de la materia orgánica, formándose una gran cantidad de turba. En el suelo de este ambiente, hay almacenado una gran cantidad de dióxido de carbono, en forma de turba, lo que tiene graves consecuencias medioambientales cuando se retira dicha turba para usarla como combustible y se libera el CO2 contenido en la turba.

* Ver más sobre: La tundra

punto rojo Más información sobre ecología.

Otros artículos de interés