PROBLEMAS CON EL YODO EN DIETAS VEGETARIANAS

Problemas nutricionales con el yodo al realizar una alimentación vegetariana

Entre las carencias de nutrientes que suelen ser más habituales en la alimentación vegetariana, encontramos un mineral importante, el yodo.

El yodo. ¿Para qué sirve?

El yodo es necesario, forma parte de los minerales que deben formar parte de nuestra alimentación, para mantener un correcto funcionamientos de unas glándulas llamadas tiroideas.

Reside en cantidades importantes en alimentos marinos y de origen animal, como pescados y mariscos, aunque también en algún otros alimentos, como la sal yodada y algunas algas.

Cuando la alimentación que llevamos a cabo no contiene alimentos de origen marino, ricos en yodo, podemos provocar carencias de éste mineral que acarrean graves consecuencias.

¿Qué problemas ocasiona la falta de yodo?

Si no aportamos las cantidades necesarias de éste mineral, podemos provocar la aparición de una sintomatología muy aparatosa, llamada bocio, que consiste en que el cuello se hincha desmesuradamente como una papada muy grande.


No solamente es importante no generar carencia de yodo por el aspecto físico, sino que, si no suministramos el yodo que las tiroides requieren, no funcionaran correctamente y aquí es donde empiezan a aparecer problemas de salud innecesarios.

marisco variado

El marisco es muy rico en yodo.
Los vegetarianos no comen marisco.

Alimentos ricos en yodo

Algunos alimentos naturalmente ricos en yodo son los pescados, mariscos y algas marinas. Otros alimentos a los que se les añade éste mineral son la sal yodada.

La sal, sal común o sal de mesa, está compuesta químicamente por dos minerales que son sodio y el cloro. Se le denomina cloruro de sodio.

Actualmente, existe una variedad de sal, llamada sal yodada. A éste tipo de sal se le ha añadido yodo, en vez del cloro (yoduro de sodio) o se han cambiado ambos minerales (yoduro de potasio y potasio yodato), para rebajar a la vez, su contenido en sodio (beneficioso en casos de hipertensión).

Existen otros alimentos a los que se puede o suele añadir yodo, como al agua, a la leche o incluso en algunas harinas. Habitualmente, solo se añade yodo a estos alimentos cuando son destinados a ser consumidos en zonas donde se requiere contrarrestar la deficiencia de éste mineral, de forma urgente y no les es posible realizarlo de otro modo.

Un ejemplo puede ser, aquellas poblaciones que viven en montañas o muy alejadas del mar, sin muchos recursos, que cultivan en suelos pobres en éste mineral y que no tienen posibilidad ninguna de alimentarse de alimentos ricos en yodo por naturaleza.

¿Cuándo y porque tomar suplementos de yodo?

Se recomienda que para prevenir el déficit de yodo, se debe consumir media cucharadita de sal yodada al día. Si ya existe una carencia, las dosis deben ser más altas y pueden no ser suficientes los alimentos citados anteriormente, con lo que se recomienda que consulte con su medico.

También es cierto que puede existir un exceso de ingesta de yodo en vegetarianos que realizan un altísimo consumo de algas marinas. En éstos casos se debe regular su ingesta, pues todos los extremos son perjudiciales.

Afectaciones por déficit de yodo

En mujeres embarazadas un déficit de yodo puede suponer la aparición de cretinismo en el bebé, que implicará problemas en su desarrollo físico(crecimiento) y mental (retraso mental) a lo largo de toda su vida.

En los niños también les crea problemas de crecimiento y falta desarrollo tanto físico como mental.

En la edad adulta, en cambio, su carencia prolongada puede generar la aparición del conocido bocio, que es cuando el cuello, que es la zona donde residen las glándulas tiroideas, se hincha de forma exagerada.


Más información sobre problemas del vegetarianismo.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.