Enfermedades infecciosas de las gallinas

¿Qué enfermedades infecciosas tienen las gallinas?

¿Qué enfermedades infecciosas sufren las gallinas?

Si las gallinas se crían en libertad, aunque sea en un espacio un poco pequeño, es decir, dándoles la posibilidad de corretear, escarbar y revolcarse en el polvo evitaremos que tengamos problemas relacionados con la salud.

En este sentido, es fundamental que se respete de forma escrupulosa la higiene en el recinto donde tengamos a las gallinas, con una limpieza periódica y cuidadosa del gallinero, y desinfección, y que les demos una alimentación equilibrada.

La elección de razas de gallinas rústicas adaptadas para vivir al aire libre es otro factor importante.

Enfermedades víricas de las gallinas

Entre las enfermedades víricas más importantes de las gallinas tenemos la seudopeste, producida por un paramixovirus, viruela aviar, difteroviruela o difteria aviar, causada por un poxivirus, la leucosis aviar o enfermedad de Merk, cuyo agente causal realmente se desconoce o la bronquitis infecciosa (BI), producida por un coronavirus que sólo afecta a la gallina o la anemia infecciosa, causada por el virus de la anemia infecciosa (CCA), que hace que los animales enfermos sean susceptibles a infecciones secundarias, artritis viral, cuyo agente causal es un reovirus con afinidad por las articulaciones del animal. Otra enfermedad vírica de las gallinas, altamente infecciosa y de declaración obligatoria, es la enfermedad de Newcastle, debida a un paramixovirus.

Existen vacunas para prevenir algunas enfermedades infecciosas causadas por virus, contra la seudopeste, contra la leucosis aviar, contra la artritis viral, etc.

Para muchas enfermedades de las gallinas causadas por virus no existe virus y, en algunos casos, se tienen que aplicar el sacrifico de los animales enfermos, por lo que la prevención es algo fundamental en el caso de las enfermedades víricas.

Enfermedades bacterianas de las gallinas

Entre las enfermedades bacterianas más importantes de las gallinas tenemos el cólera aviar, causada por la bacteria Pasteurella multocida, enfermedad que se puede presentar distintas formas; la coriza infecciosa, que tiene como agente causal la bacteria de la especie Hameophilus gallinarum.

En las granjas de gallinas, también puede haber problemas por bacterias del género Clostridium, es decir, clostridiosis, como por las bacterias de la especie Clostridium perfringens, que causa enteritis neurótica (enfermedad aguda que produce una destrucción de la mucosa intestinal), enteritis ulcerativa, cuyo agente causal es Clostridium colinum (enfermedad que también a nivel digestivo), dermatitis gangrenosa, causada por diferentes especies del género Clostridium, aunque esta enfermedad del aparato digestivo también se puede deber a Escherichia coli o a Staphilococcus sp. o bien botulismo, enfermedad muy peligrosa debida a la ingestión de toxinas de la bacteria de nombre científico Clostridium botulinum.

Otra enfermedad bacteriana que pueden tener las gallinas es la colibacilosis, que se debe a la multiplicación de la bacteria normal en la flora bacteriana, llamada Escherichia coli, por lo que se trata de un problema muy común en las granjas de gallinas. Las micoplasmosis son debidas a un tipo especial de bacterias llamadas micoplasmas en general, de nombre científico Mycoplasma gallisepticum, que causan problemas respiratorios y que se agravan cuando también hay una infección por Escherichia coli.

En el tratamiento de las enfermedades debidas a bacterias lo más recomendable es el uso de antibióticos específicos y se debe evitar la aparición de resistencias con un uso no indiscriminado.

Enfermedades fúngicas de las gallinas

Como enfermedad micótica (causadas por hongos) más importante de las gallinas tenemos la aspergilosis, causada por el hongo Aspergillum fumigatus, enfermedad que afecta al aparato respiratorio, aunque prácticamente sólo se da en grandes explotaciones o cuando se mantienen a los animales en condiciones sanitarias muy deficientes. Como esta enfermedad afecta a pocos animales normalmente, no es necesario aplicar un tratamiento, aunque si se decide hacerlo, se deben utilizar un medicamento específico vía aerosol.

* Información relacionada: Características de la gallina

Más información sobre otras aves de granja.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

19 abril, 2020

Otros artículos de interés