CARACTERÍSTICAS DE LA TIÑA

Tiña en animales

¿Qué es la tiña?

tienha

Los hongos pueden infectar tejido queratinizado, como piel, pelo y uñas, en lo que se conoce como dermatofitosis o, más comunmente, tiñas. El conjunto de hongos que infectan a piel, las uñas o el pelo de los animales se llaman dermatofitos, o, popularmente, tiñas. La infección por hongos en general se llama micosis.

Todos los animales domésticos son susceptibles de padecer tiña en cualquier lugar del mundo, pues estos hongos son de distribución mundial.

Tipos de tiña

Existen tiñas que están adaptadas al hombre y en raras ocasiones infectan a los animales, se las conoce como tiñas antropofílicas.

Otras tiñas infectan sobre todo a los animales pero pueden contagiar al hombre. Este es el caso de Microsporum canis, Tricophyton equinum o Tricophyton verrucosum, como ejemplos de tiñas zoofílicas.

En cambio, algunas tiñas habitan normalmente en el suelo (se dice que son geofílicas), como es el caso de Microsporum gypseum, pero pueden causar enfermedades en los animales y en la especie humana.

* Ver: Tiña en perros y gatos

Tratamiento de la tiña

Los hongos deben tratarse en todos los casos aplicando localmente, es decir, con medicamentos por vía tópica (externamente, a través de la piel), como pomadas, polvos o lociones fungicidas que pueden reforzarse con pastillas antimicóticas, como la griseofulvina, si es grave la infección.

* Ver: Tratamiento de la tiña en perros y gatos

Más información sobre la Tiña.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar