Hazte fan en Facebook

PARÁSITOS DEL MUNDO

¿Qué es un parásito?

Un parásito es aquel ser vivo que vive a expensas de otro ser vivo de distinta especie llamado huésped u hospedador. A diferencia, de la simbiosis, la relación que se establece entre el parásito y el huésped no es beneficiosa para ambas partes ya que el animal parasitado puede incluso llegar a morir.

La palabra parásito viene de "para-" que en griego significa "al lado de" y "-sitos" que significa alimento. El parásito está estrechamente asociado con el organismo que parasita durante una parte o en la totalidad de sus ciclos vitales.

El parásito utiliza el organismo del huésped como hábitat temporal o permanente y como fuente de alimento, alimentándose de los tejidos del huésped o aprovechando las sustancias que el huésped prepara para su propia nutrición.

¿Qué es la parasitología?

El modo de vida del parásito dentro del huésped se conoce como parasitismo. La ciencia que estudia el parasitismo se llama parasitología. La parasitología comprende la morfología, la clasificación, la biología y la fisiología de los parásitos. La parasitología estudia también el estudio de las relaciones entre el parásito y su huésped y las relaciones recíprocas.

Tipos de parásitos

Los principales parásitos son los Protozoos, los Helmintos y algunos Artrópodos. Sin embargo, en la mayoría de grupos de animales se encuentran especies parasitarias.

En todos las clases de Protozoos, se encuentran especies parásitas. En el grupo de Platelmintos, también existen muchas especies parásitas. Son platelmintos exclusivamente parásitos los de las clases de los Trematodos, Cestodos y Monongénidos.

ak-srnna
El ácaro de la sarna es un ectoparásito del grupo de los arácnidos, como las garrapatas

En cambio, entre los Poríferos (esponjas de mar) no existen especies parásitas. En los Equinodermos (estrellas de mar y erizos de mar) tampoco existen especies parásitas.

Son artrópodos parásitos algunos Insectos (mosquitos, moscas, pulgas, piojos, chinches, etc.), algunos Arácnidos (garrapatas, ácaros) o algunos Crustáceos.

Dentro de los vertebrados, prácticamente no existen especies parásitas.

* Más información: Tipos de parásitos / Ejemplos de animales parásitos

Problemas que causan los parásitos

El parásito puede, en ocasiones, no causar perjuicios perceptibles para el huésped pero, a menudo, es nocivo porque le causa enfermedades parasitarias al huésped que parasita. Sólo en raras ocasiones son mortales los daños causados por el parásito sobre el huésped. Ello se debe a que al parásito le interesa mantener en vida a su huésped, pues la muerte del huésped supone también su propia muerte por falta de alojamiento y manutención.

Por ello, es necesario establecer un tratamiento para mantener a raya a los molestos parásitos que perjudican la salud de nuestros animales.


* Más información:
Problemas que causan los parásitos / Cómo eliminar los parásitos en humanos / Desparasitación en perros y gatos

Adaptaciones de los parásitos y sus huéspedes

Los parásitos necesitan muchas adaptaciones para vivir a expensas del hospedador, reproducirse e infectar a nuevos hospedadores. Un parásito tiene unas necesidades fisiológicas similares a los animales de vida libre, es decir, precisa de un hábitat, alimento y necesita reproducirse para perpetuarse.

El parasitismo puede considerarse como una presión evolutiva en la que el huésped y el parásito se adaptan entre sí a través de un proceso selectivo. Es decir, a lo largo de la evolución huésped y parásito han sabido adaptarse interviniendo para ello la selección natural.

Sin embargo, el parásito sobre el huésped le supone una disminución de su vitalidad, le reduce la tasa de reproducción, le enlentece su crecimiento e incluso le puede causar la muerte. Ello supone la eliminación de los individuos menos adaptados y la aparición de individuos resistentes a los parásitos. La adaptación del huésped al parasitismo se consigue, entre otras maneras, a través de la evolución de las respuestas de anticuerpos por parte del hospedador.

El huésped aisla el parásito en su cuerpo para luchar contra él con sus mecanismos defensivos.

Para poder tener éxito, la evolución del parasitismo tiene que ir dirigida hacia una mejor adaptación entre el huésped y el parásito, ya que cualquier otra dirección conducirá inevitablemente a la destrucción final de uno o ambos organismos.

* Más información: Adaptaciones de los parásitos

Reproducción de los parásitos

El parásito encuentra en su huésped todas las condiciones adecuadas para sobrevivir y reproducirse. Sin embargo, el medio interno constituido por el propio huésped puede ser inhóspito para el parásito porque el hospedador parasitado reacciona contra el parásito produciendo anticuerpos.

Los parásitos de huéspedes terrestres necesitan estar protegidos de las inclemencias cuando se encuentran fuera del cuerpo del huésped.

Los parásitos eliminan huevos o larvas aprovechando las aberturas naturales de sus huéspedes, como el ano o la nariz.

* Más información:
Reproducción de los parásitos / Transmisión de los parásitos


Temas relacionados sobre parásitos

Animales parásitos

Animales parasitados

Otros temas sobre parásitos

- Insectos parásitos

- Avispas parásitas

- Moscas parásitas

- Moscas comedoras de carne viva

- Chinches parásitas

- Arañas parásitas

- Aves parásitas

- Peces parásitos

- Parásitos de aves

- Parásitos de las gallinas

- Parásitos del gato

- Parásitos del león

- Parásitos del lobo

- Parásitos de los anfibios

- Parásitos de reptiles

- Parásitos de la abeja

- Parásitos de la rata

- Parásitos de erizos de mar




- Evolución de los parásitos

- Lucha antiparasitaria

- Clasificación de los parásitos

- Parásitos de animales

- Tipos de plagas

- Características de los ectoparásitos

- Utilidad de los parásitos


Más información sobre los parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil