Territorio de los gatos callejeros

Territorio de los gatos que viven en la calle

¿Cómo viven normalmente los gatos callejeros?

Los gatos asilvestrados pueden también vivir solos, aunque, normalmente, forman grupos llamados colonias. Las colonias de gatos callejeros se sitúan en lugares donde pueden sobrevivir, sea porque las personas los alimentan o porque hay abundancia de roedores. En las colonias ya constituidas es muy difícil que ingresen nuevos gatos porque estos animales son muy territoriales.

La supervivencia de los gatos asilvestrados se basa en la inmunidad que desarrollan frente a los virus felinos que se transmiten por contacto directo y en la protección que ofrece el grupo.

Estructura social del gato callejero

La estructura social de los gatos asilvestrados es matriarcal. El grupo matriarcal se ocupa de la protección y educación de los gatitos. Los machos jóvenes son expulsados del grupo cuando tienen entre 6 y 12 meses de edad. Generalmente, las gatas jóvenes no son expulsadas de la colonia sino que permanecen unidas durante generaciones formando un grupo flexible pero cohesionado.

Los gatos jóvenes machos pueden formar una hermandad que se rige por una clara jerarquía. La jerarquía determina quien tiene preferencia para aparearse con las hembras. Ésta se establece por duras peleas, pero una vez establecida, los gatos viven, comen y duermen pacíficamente.

En los lugares donde el alimento escasea, los gatos están bastante dispersos, con unos 2 gatos por km2. Pero cuando la comida es más abundante, hay mayores densidades de gatos. Los gatos asilvestrados pueden formar colonias de hasta 1.000 gatos por km2. Sin embargo, la población se compone de pequeños grupos independientes.

Las asociaciones felinas, las protectoras de animales o los amantes de los gatos actuando como particulares proporcionan alimento, cobijo o asistencia veteriania a los gatos callejeros o asilvestrados que lo precisen.

¿Cómo es el territorio de los gatos semilibres?

gato callejero
Los gatos semilibres también tienen su territorio

Los gatos semilibres, a diferencia de los gatos asilvestrados, tienen dueño pero gozan de libertad para salir al exterior cuando así lo deseen. Los gatos semilibres no tienen una estructura social organizada. Cuando salen al exterior, suelen frecuentar territorios gobernados por un gato asilvestrado. Los gatos asilvestrados consideran que los gatos con dueño amenazan su territorio, sus fuentes de alimentación, su estructura social y su estatus sexual por lo que es frecuente que ataquen a los gatos semilibres.

Pese a que los gatos semilibres se pueden relacionar con otros gatos, no conforman una estructura social ya que sus relaciones tienden a ser esporádicas.

Los gatos semilibres, en muchas ocasiones, utilizan las barreras humanas para definir su territorio. Cuando empiezan la incursión por su territorio, puede que empiecen por visitar sus zonas habituales de delimitación y descanso. Éstas acostumbran ser construcciones humanas elevadas, como por ejemplo cercas, desde las que el gato divisa todo su territorio.

El gato semilibre defiende su territorio para descansar y cazar, aunque generalmente cazan exclusivamente con fines recreativos. Si dos gatos pertenecen al mismo dueño, es decir, comparten el mismo techo, también, normalmente, comparten el territorio exterior.

El tamaño del territorio de un gato depende del sexo y de si ha sido o no castrado. En el norte de Europa, se castran el 80% de los gatos semilibres, mientras que, en el sur de Europa, no se suele hacer esta práctica. Cuando los animales están castrados, se limitan a controlar un territorio más pequeño.

* Información relacionada: Gatos asilvestrados / Gatos callejeros / Gatos caseros

punto rojo Más información sobre el gato.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.