Enfermedades infecciosas del gusano de seda

Enfermedades del gusano de seda causadas por virus

Enfermedades fúngicas del gusano de seda

La pebrina está causada por un hongo microscópico que ataca al gusano de seda. Dicho hongo como causante de enfermedad en Bombyx mori ya fue descubierto por Louis Pasteur. Las orugas enfermas de pebrina tienen sobre su cuerpo manchas oscuras y se vuelven inactivas, dejan de comer y crecen menos.

El famoso científico francés Louis Pasteur en 1865 fue llamado para encontrar una cura a la enfermedad que asolaba los cultivos de gusano de seda de Francia y parte de Europa y descubrió que era causada por un hongo. Pasteur propuso un método preventivo para acabar con dicha enfermedad, a base de separar por selección individual al microscopio de los huevos sanos de los enfermos y consiguió así erradicar la pebrina.

La muscardina es una enfermedad de los insectos y, por lo tanto, no exclusiva de Bombyx mori. Está causada por los hongos, llamados Beauverina bassiana y Metarhizium anisopliae. Estos hongos son entomopatógeno, es decir, que atacan con exclusividad a los insectos y a ningún grupo animal más. Como en el caso de la bacteria Bacillus thuringiensis, la actividad entomopatógena del hongo Metarhizium anisopliae es aprovechada para ser usado dicho microorganismo como agente de control biológico de insectos perjudiciales. El insecto que es afectado por esta enfermedad termina calcificándose. También presenta pérdida de apetito, inactividad, así como manchas negras sobre el cuerpo.

Normalmente estos hongos se encuentran presentes en el suelo. Cuando las hojas contaminadas de la morera entran en contacto con los gusanos, éstos desarrollan las enfermedades fungicas antes mencionadas. Estos microorganismos necesitan las mismas condiciones ambientales, de humedad y temperatura, para desarrollarse que se dan durante el cultivo de Bombyx mori, lo que facilita que estos insectos se contagien y prolifere la enfermedad entre los distintos indiviudos del cultivo.

Enfermedades víricas del gusano de seda

Las enfermedades más importantes del gusano de seda están causadas por virus. La amarillez del gusano de seda o grasserie está causada por el virus de la poliedrosis nuclear de Bombyx mori (BmNPV), un baculovirus, que son una familia de virus que atacan a los invertebrados. Bombyx mori se infecta con dicho virus con el contacto de hojas contaminadas tras la ingestión oral. El gusano que padece amarillez tiene el cuerpo hinchado, es de color amarillento y muestra movimientos bruscos con la cabeza. También presenta dificultad para moverse. El animal libera un líquido blanquecino y muere rápidamente.

La flacherie o debilidad está provocada por distintos virus, como el virus infeccioso de la flacherie de Bombyx mori (BmIFV), el cipovirus 1 Bombyx mori (BmCPV-1) o el densovirus Bombyx mori (BmDNV). Los cipovirus se cree que solo atacan a los insectos y se transmiten cuando el insecto ingiere el virus a través del alimento. Sin embargo, también se cree que algunas bacterias pueden causar la flacherie.

La gattina está inducida por la bacteria Staphylococcus vitulinus

Enfermedades bacterianas del gusano de seda

Como bacterias causantes de enfermedad en el gusano de seda más importantes está Bacillus thuringiensis, que por otro lado también se utiliza esta bacteria hoy en día como control biológico contra las plagas de insectos, debido a que se conoce su acción isnecticida. La oruga afectada por Bacillus thuringiensis pierde el apetito y la elasticidad de la piel, por lo que se encoge tras la muda. También sufre de diarrea y vomitos.

Serratia marcescens es una bacteria causante de flacherie, a menudo acompañada la enfermedad de alguno de los virus citados anteriormente.

* Ver más sobre: Prevención de las enfermedades del gusano de seda / Plagas del gusano de seda

Más información sobre el gusano de seda.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.