TOXEMIA DE GESTACIÓN DE LA OVEJA

Toxemia de preñez de la oveja

Toxemia de gestación de la oveja

La oveja puede sufrir una enfermedad llamada toxemia de gestación de la oveja. Se produce porque hay, literalmente, una intoxicación de la sangre por unas sustancias llamadas cuerpos cetónicos o cetonas. Los cuerpos cetónicos se forman gracias al hígado cuando hay una falta de glucosa y se tienen que utilizar las grasas en su lugar. La falta de glucosa se debe a que la oveja gestante ha perdido el apetito por el llenado del rumen y el aumento de estrógenos y a que debe desviar mucha glucosa al feto.

oveja-madre-crias

Foto de oveja madre y sus crías

La oveja en gestación, puede presentar toxemia de preñez de la oveja

Sin embargo, no todas las ovejas experimentan toxemia de la gestación. Es el conjunto de situaciones adicionales de consumo de glucosa como tener varios fetos, alimentarse de forraje fibroso, ejercicio físico intenso o estrés lo que desencadenan esta enfermedad.

La toxemia de la gestación es una enfermedad exclusiva de la oveja. En otros rumiantes, como la vaca, no se da la toxemia de la gestación porque los partos dobles son muy infrecuentes. En la cabra, tampoco es habitual este problema porque este animal aborta con gran facilidad.

La toxemia de la gestación ovina es muy difícil de tratar. La inyección de glucosa no funciona y al hacer abortar al animal a veces, no siempre va bien.

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.