Hazte fan en Facebook

CONSERVACIÓN DE LAS ZONAS HÚMEDAS

¿Por qué están amenazadas las zonas húmedas?

Sin embargo, estos valiosos ambientes naturales están siendo víctimas de la expansión humana. Las actividades humanas generan contaminantes y son responsables del cambio climático, lo que tiene efectos muy negativos en las zonas húmedas, incluso en las protegidas.

En el pasado, las marismas han sido desecadas, drenadas o terraplenadas y convertidas en terrenos de cultivo por considerarse insalubres, molestas e improductivas.

Con la excusa de combatir la malaria propagada por los mosquitos, estas ricas regiones de la naturaleza han sido el principal objetivo de los saneamientos, es decir, su destrucción. No obstante, la erradicación de la malaria en Europa ha podido llevarse a cabo por otros medios.

Por ello, las zonas húmedas son desgraciadamente uno de los ecosistemas más amenazados del mundo.

Conservación de las zonas húmedas

Desde el nacimiento del movimiento para la conservación de la naturaleza, el objetivo principal de sus esfuerzos ha sido proteger las zonas húmedas y la fauna y flora que las alberga e instalar reservas naturales en estos lugares.

Existen razones de orden económico, científico y moral para la conservación de estas regiones.

Se desarrolló en el pasado un estudio de los patos, ocas salvajes y aves limícolas que proporcionó información sobre el valor y la evolución de los ambientes naturales que se tenían que proteger.

Sin embargo, es necesario programas de educación de la ciudadanía que hagan apreciar las grandes riquezas naturales de las zonas húmedas.

El convenio de Ramsar es un acuerdo internacional que tiene como objetivo la protección de las zonas húmedas. En él se define lo que es una zona húmeda.

Los conservacionistas abogan por una utilización racional de las zonas húmedas que economice su riqueza y sus capacidades de renovación.

Consecuencias de la destrucción de las zonas húmedas

La destrucción de estas reservas de agua tiene consecuencias desfavorables. En todas las regiones densamente pobladas del planeta, la eliminación de las zonas húmedas ha reducido su fauna drásticamente.

Este empobrecimiento en biodiversidad corre el riesgo de extenderse del plano local a nivel mundial, pues la tecnología permite hacer modificaciones del terreno de forma más rápida y vasta que en el pasado.

Medidas preventivas para proteger las zonas húmedas

- Añadir sedimentos a las zonas húmedas costeras para impedir la entrada del agua del mar.

- Plantar vegetación adaptada en la zona de la arena para prevenir la erosión.

- Controlar los niveles del agua artificialmente.

- Construir diques.

- Desarrollar una política nacional de protección.

* Información relacionada: Zonas húmedas / Animales acuáticos

Más información sobre ecología en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil