Animales


 

 

 

Animales útiles y perjudiciales

 

EL HURÓN COMO MASCOTA

 

 







Cuidados del hurón
(Nombre científico: Mustela putorius)

 

Características del hurón

El hurón es un mustélido. Mide unos 30 o 40 cm de longitud y pesa entre 0,5 y 2'5 kg, según el sexo del animal.
Existen distintas variedades de color, desde el marrón, al chocolate.
Debemos adquirir el hurón con una edad de 3 meses.
Tiene 34 dientes.
El hurón posee las glándulas perianales que le dan un olor característico, en el hurón de compañía estas glándulas se extirpan.
La longevidad del hurón es de unos 8 años.

- Ver Hurón salvaje

Alimentación del hurón

La dieta natural del hurón se basa en conejos, liebres, ratones, aves, anfibios, etc.
Es un animal carnívoro. Le daremos pienso seco para hurones. Si no encontramos pienso seco específico para hurones, le podemos dar pienso para cachorros de gato.
Le podemos dar huevo (una vez a la semana) o hígado crudo.

Material necesario para el hurón


- Jaula para hurones de metal de 50 x 45 x 45 cm.

- Caja con arena para gato.


- Bebedero tipo botella.

Condiciones adecuadas para el hurón

La temperatura óptima para el hurón está entre los 18 y los 22ºC.


Manejo y adiestramiento del hurón

El hurón es capaz de aprender variados trucos.

* Información relacionada: Utilidad del hurón

Dibujo de hurón



Mantenimiento del hurón

Deberemos dejarlo suelto por una habitación para que haga algo de ejercicio diariamente, entonces tendremos mucho cuidado con el hurón ya que le gusta morder cosas, llevarse los objetos pequeños y arañará la alfombra.
Retiraremos sus defecaciones diariamente.
Desinfectaremos la jaula una vez al mes con lejía.
Una vez al mes, podemos bañar al hurón con champú (para hurones).

Salud del hurón

Deberemos vacunarle de la rabia, del moquillo y de la vacuna trivalente.

Cría del hurón
(Nombre científico: Mustela putorius)

Características reproductivas del hurón

El macho es mayor que el hurón hembra.
El hurón alcanza la madurez sexual a los 8 meses de vida, aproximadamente. Pero, es mejor hacerles criar a partir del año de vida.
El periodo de reproducción del hurón va de marzo a agosto.
La gestación del hurón dura unos 40 días.
No separaremos a las crías de su madre hasta las 10 semanas de edad.


Consejos sobre la cría
del hurón

Debemos advertir que la cría de los hurones es mucho más compleja que la de otros mamíferos que habitualmente se tienen como mascotas.

Antes de decidirnos a criar, debemos tener muy claro donde podemos alojar a los cachorros que vayamos a criar. Mantener una pareja de hurones no castrados sin criar es cuando menos problemático, y podemos encontrarnos que no sabemos que hacer con los nuevos animales adquiridos.


El hurón suele presentar 2 periodos de cría al año, en primavera y en otoño. No obstante, no es extraño que los animales que viven dentro de casa no respeten estos ciclos debido a que los periodos de iluminación, por la presencia de luz artificial, no se ajustan a lo que debería de ocurrir en esa época del año. El hurón suele criar tan solo en primavera (marzo o abril).

Se puede saber fácilmente cuando la hembra ha entrado en celo. La vulva aparece enrojecida e inflamada, se produce un aumento del olor corporal y las patas posteriores pueden aparecer humedecidas como consecuencia de las descargas vaginales. Además, suele ocurrir también que la hembra en celo se muestre inapetente.

En el caso de los hurones, es recomendable que sea el macho el que sea llevado a la jaula de la hembra. El mejor momento para la monta es el día 10. La cópula es bastante violenta. El macho muerde a la hembra en la nuca y suele arrastrarla. Este comportamiento es necesario para que la ovulación se produzca adecuadamente. No es raro que la hembra sufra heridas durante esta experiencia. Durante la cópula, es habitual que la hembra luche y emita gritos. Si está dispuesta para recibir al macho, cerrará los ojos y quedará flácida. Si se resiste en exceso, intenta morder con fuerza y libera abundantes secreciones de sus glándulas anales hay que retirar al macho, puesto que la hembra no está preparada y si los mantuviésemos juntos los animales podrían herirse gravemente (en estos casos suele salir perdiendo la futura madre).

Si todo va bien, mantendremos los dos progenitores juntos durante un par de días, durante los cuales comerán y beberán del mismo lugar y dormirán juntos. Durante este periodo de tiempo probablemente se aparearán varias veces. Transcurrido este tiempo, retiraremos al macho. En la naturaleza, el macho se va y deja toda la responsabilidad de la crianza a la hembra.

La mayoría de las hembras son capaces de producir leche para sus crías desde el mismo momento del parto. Por desgracia, hay animales que no llegan a producirla o en las que la bajada de la leche se retrasa hasta 12 o 14 horas tras el parto. En estos casos, hay que recurrir a la leche maternizada que deberemos suministrar a biberón. Si es un problema temporal, únicamente será una pequeña molestia, en otro caso es un problema grave. El animal no es válido para la cría y seguramente no seamos capaces de sacar adelante a todos los cachorros, tarea que supone un gran trabajo.

Otros problemas que pueden darse es que la madre rechace a las crías o las ataque. Si es así, también habrá que recurrir a la crianza artificial si queremos que los cachorros sobrevivan e igualmente habrá que descartar a la hembra para futuros intentos de cría.

* Información relacionada: Cría del hurón

Más información sobre otros animales exóticos en el listado superior.

 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com