Palomas urbanas

Palomas en la ciudad

¿Qué es la paloma urbana?

Palomas urbanas en una fuente

La paloma urbana pertenece a la especie paloma bravía (Columba livia domestica). En realidad, se trata de individuos domésticos escapados o liberados intencionadamente.

Nombre científico: Columba livia

Nombre común: Paloma bravía

Inglés: Rock Pigeon

Francés: Pigeon biset

Alemán: Felsentaube

Italiano: Piccione

Portugués: Pombo-comum

Orden: Columbiformes

Familia: Colúmbidos

Actualmente, la paloma bravía es la especie de paloma (se conocen unas 300 especies de paloma en todo el mundo) más común en nuestra ciudad y seguramente también el ave más común de las ciudades. Se diferencia la paloma bravía de la paloma torcaz (Columba palumbus)porque esta última tiene unas manchas blancas en el lateral del cuello y en el dorso de las alas visibles únicamente al volar. Además, las palomas torcaces son más voluminosas que las palomas bravías. Se dice que tienen un aspecto pesado.

Este ave vive en ciudades y en zonas rurales. En las ciudades, se observa en los parques y plazas donde las personas las alimentan. Emplean los edificios, puentes o estatuas como zonas de descanso y nidificación. En las zonas rurales, la paloma puede verse en los patios de las granjas, en estables, torres, graneros, etc. En general, la paloma descansa, se alimenta y descansa en zonas protegidas y altas.

La paloma salvaje tiene una alimentación granívora, es decir, se alimenta de granos y semillas. Sin embargo, en la ciudad, ha adaptado su dieta a un régimen alimenticio de tipo omnívoro y puede consumir residuos, basuras y cebados voluntarios de los ciudadanos. Requieren agua diariamente. En las ciudades, la alimentación de las palomas depende directamente o indirectamente de los seres humanos.

En una colonia de palomas, únicamente el 60 % de la población se reproducirá; el resto serán aves jóvenes, sanas y viejas. El periodo de cría de la paloma va de marzo a octubre y durante este tiempo puede llevar a cabo hasta 3 nidadas. Sin embargo, en las ciudades, las palomas se pueden aparear en cualquier época del año porque tienen los suficientes recursos para ello. La paloma es monógama, es decir, una vez constituida la pareja es definitiva».

Palomas salvajes

Contrariamente a lo que sucede con las palomas urbanas, las poblaciones salvajes de paloma bravía se encuentran en declive debido al deterioro del hábitat natural (acantilados rocosos) y a la hibridación con formas asilvestradas (paloma urbana). De hecho, algunos investigadores aseguran que, si no se toman medidas pronto, la paloma bravía salvaje como consecuencia de la creciente contaminación genética que se produce al cruzarse con las palomas urbanas puede desaparecer.

* Ver: Aves de las ciudades

Problemas que causa la paloma urbana

Foto de palomas salvaje posada en un árbol

La paloma, cuando se encuentra en un número excesivo, causa problemas en la ciudad tales como daños en la vegetación, en los edificios y mobiliario urbano, problemas de salud o ruidos.

* Ver más sobre: Problemas de las palomas

Métodos de control de palomas urbanas

Existen distintos métodos para controlar las poblaciones de palomas. Los hay cruentos y no cruentos. Algunos de ellos son empleo de cetrería, utilización de repelentes, uso de compuestos químicos para producir la infertilidad de las hembras.

* Ver más sobre: Métodos de control de palomas

Utilidad de las palomas urbanas

Pese a los números inconvenientes que supone la presencia de palomas cuando se encuentran en un número demasiado elevado, las palomas aportan unos beneficios a distintos niveles como son abandonar determinado el aislamiento, hacer ejercicio, buenos principios y sentido de la responsabilidad.

Las palomas con su presencia contribuyan a enriquecer y humanizar el tan artificial y distante de la naturaleza urbana. En general, las palomas son bien toleradas y aceptadas por la mayoría de los ciudadanos, acostumbrados, desde siempre, a que únicamente con su presencia y vuelos A muchos ciudadanos la presencia cotidiana de los animales que configuran la fauna urbana les influye beneficiosamente a la hora de establecer un vínculo de simpatía y solidaridad con ellos.

* Ver más sobre: Utilidad de la paloma

¿Por qué no se debe dar de comer a las palomas?

Las personas a la hora de alimentar a las palomas, sin saberlo las están perjudicando. Por un lado, las hacen dependientes. Por el otro, crea un desequilibrio poblacional al aumentar excesivamente sus poblaciones con los inconvenientes que esto supone para la ciudad en cuanto a molestias y para las propias aves por la competencia con otros individuos. Además, muchas personas alimentan a las palomas con pan mojado. Esta alimentación no es la más adecuada para las palomas. El pan mojado, además de ensuciar las calles y crear conflictos entre vecinos, es pobre en vitaminas, debilita su estado de salud y las convierte en más susceptibles a los ácaros y otros parásitos y a las enfermedades.

Foto de paloma comiendo una migaja de pan

Más información sobre las palomas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés