Hazte fan en Facebook

REPRODUCCIÓN DE LOS PARÁSITOS

Cómo se reproducen los parásitos

¿Qué condiciones necesita un parásito para desarrollarse?

El propio huésped proporciona a los parásitos alimento, alojamiento y un hábitat favorable para la reproducción, como estímulos para la eclosión de sus huevos y el crecimiento de los estadios larvarios.

Las necesidades para el desarrollo y supervivencia de los parásitos en el medio físico, es decir, cuando se hallan fuera de sus huéspedes, son temperaturas favorables, humedad adecuada, suficiente oxígeno y, en algunos estadios parasitarios, alimento. Además, tienen que estar protegidos contra los efectos letales de la congelación, de la desecación y del calor procedente de la luz solar directa.

Para algunas especies de parásitos, el medio físico proporciona estímulos necesarios para:

Este trematodo es un parásito típico del aligator americano

- Eclosión de los huevos: Muchos trematodos (un tipo de gusano plano) precisan de ciertos estímulos del medio para que sus huevos eclosionen.

- Dirección del movimiento: Las larvas de los gusanos nematodos, llamadas cercarias, nadan de un lado para otro según los estímulos lumínicos del medio.

- Actividad periódica: Los tricostróngilos (un tipo de gusanos nematodos) emigran de arriba a abajo por las hojas de las hierbas en respuesta a la intensidad de la luz del medio. Las cercarias abandonan sus caracoles hospedadores segúna la hora del día.

Sin embargo, el medio donde se encuentra el parásito puede ser inhóspito en algunos aspectos, ya que el hospedador puede reaccionar contra la presencia del parásito produciendo anticuerpos que le impidan establecerse y reproducirse.

Únicamente cuando las condiciones del medio interno (o del medio ambiente externo) son las adecuadas hasta un cierto punto, los parásitos pueden sobrevivir, desarrollarse hasta alcanzar la madurez sexual y transmitirse a otros hospedadores.

Infección por parásitos

Para poder reproducirse, los parásitos precisan de medios para poder abandonar a su hospedador para colonizar nuevos hospedadores.

Los parásitos del aparato digestivo, pulmones, hígado y aparato reproductor se sirven de las salidas naturales de estos sistemas orgánicos para esparcir al exterior huevos o quistes.

Los parásitos que viven en el torrente circulatorio (sangre) utilizan otros animales u otros medios para abandonar sus huéspedes. Los artrópodos hematófagos, como mosquitos, garrapatas, tábanos o pulgas, sirven como medio para que los protozoos de la malaria y las microfilarias de los nematodos filaroides abandonen el cuerpo del hospedador.

Los gusanos dracuncúlidos presentes en los tejidos subcutáneos crean vesículas en la epidermis formando aberturas a través de las que la hembra libera larvas activas (capaces de entrar en nuevos huéspedes) hacia el agua.

* Más información: Cómo se transmiten los parásitos / Adaptaciones de los parásitos

Más información sobre los parásitos en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil