Animales


...

Animales útiles y perjudiciales

 

ALIMENTOS PARA PERROS







 

Alimentación del perro


La alimentación industrial (piensos preparados) puede presentarse de 2 formas distintas (húmeda y seca), por lo que existen 3 tipos principales de alimentación: alimentación industrial húmeda, alimentación industrial seca y alimentación casera.



En un establecimiento comercial dedicado al mundo canino podemos encontrar una gran variedad de productos destinados a la alimentación de nuestro perro.




Alimentación industrial húmeda


Se llama alimentación industrial húmeda a la comida que viene en latas y que se compra en grandes superficies.
Este tipo de alimentación satisface las necesidades del perro. Además, la comida es palatable, digestible y segura.
Especialistas en nutrición canina desarrollan su composición hecho que garantiza una alimentación bien equilibrada.

Tanto si se trata de comida industrial seca como húmeda, disponemos de comidas de muy buena calidad llamado "premium" que se adaptan a cada perro en función de su raza, de su edad o de su nivel de actividad física. También existe el alimento conocido como standard que se puede encontrar en cualquier supermercado.
La alimentación industrial, si se proporciona como indica el envase, no requiere suplementos adicionales ya que los fabricantes poseen laboratorios que controlan el contenido en vitaminas y minerales de sus piensos.



Foto de comida húmeda para perros


Alimentación industrial seca


Entendemos la alimentación industrial seca como la alimentación a base de croquetas. La croqueta es una bolita de carne, arroz, pescado o verduras. Este tipo de alimentación es la opción más utilizada por los propietarios de perros. A parte de que es la opción aconsejada por los veterinarios. Entre otros motivos porque demanda una menor preparación y, por lo tanto, es más cómodo para nosotros.
Las croquetas para perro carecen de agua para garantizar su conservación. Como se trata de un alimento deshidratado, demanda un gran aporte de agua.
Al dorso del paquete, indica la ración a dar a su perro.
La comida industrial seca garantiza una alimentación sana y equilibrada, pues está preparada por veterinarios especialistas en alimentación canina.
Hay perros que rechazan comer las croquetas, dado que las encuentran poco apetecibles.
Si esto sucede, podemos mezclar la comida con comida industrial húmeda para darle un mejor sabor.
Las croquetas son útiles en la prevención de la aparición de sarro gracias a su efecto abrasivo.

Nuestro perro agradecerá que de tanto en tanto le demos un hueso para roer o galletitas. El hueso, además de proporcionarle al animal distracción, ayudará a eliminar el sarro de sus dientes.



Foto de comida seca para perros



Alimentación casera


En primer lugar, debemos advertir que la alimentación casera puede causar muchos problemas de piel o de estómago debido al uso de condimentos no aconsejados en la alimentación canina o a un exceso de determinados ingredientes.
Además, pensando en la economía, la preparación de comida casera puede suponer un gasto superior a la adquisición de comida industrial. Encima, existe una gran dificultad en equilibrar todos los ingredientes necesarios para la salud de nuestro perro.
Por ello, tenemos que vigilar que la alimentación casera sea preparada de forma equilibrada. Su principal punto a favor es que se prepara con materias primeras frescas. El inconveniente más grande es la dificultad por preparar cada día alimentos equilibrados. Para ello es necesario conocer las necesidades nutricionales de nuestro perro y ellas varían con la raza, la edad o el nivel de actividad física.
Una comida casera para perros se compone de trozos de carne, legumbres, cereales, tofu, huevos, a lo que se añade aceite y levadura de cerveza. Es importante cocer estos alimentos para aumentar la digestibilidad de la comida y para matar las bacterias y parásitos. Los huevos deben cocerse para destruir la avidina; una proteína que se une a la biotina (vitamina B7) y la hace no aprovechable. Sin embargo, deberemos vigilar con el cocido de los ingredientes, pues se debe evitar cocinarlos demasiado porque con ello se destruyen las vitaminas y se degradan las proteínas.
Los minerales y las vitaminas se pueden perder si tiramos el agua del guiso.
La alimentación casera, generalmente, requiere algún suplemento, por lo que a nuestro preparado final, se le puede dar un complemento vitamínico y mineral.

Deberemos tener en cuenta que no podemos alimentar a nuestro perro exclusivamente con carne, pues no sería una dieta equilibrada ya que no proporciona las cantidades necesarias de minerales como el calcio, el iodo, el fósforo, el cobre ni vitaminas liposolubles. Un perro joven de raza Labrador retriever necesitaría, para proveerse del calcio necesario para su desarrollo, comer de carne diariamente el equivalente a 7 veces su peso corporal.
Deberemos evitar alimentar a nuestro perro de forma excesiva para no hacerle caer en la obesidad. Puede consultar a su veterinario que tipo de extras puede poner en la alimentación de su perro.






Foto de comederos

* Información relacionada:

Ingredientes del pienso para perros

Nutrientes del pienso para perros

Alimentos prohibidos para el perro

Nutrientes para el perro


Vocabulario de nutrición animal




Más información sobre la alimentación de los animales en el listado superior.


 


 
El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com