Hazte fan en Facebook

Las toxinas de los anfibios

Veneno de los anfibios

Principales toxinas de los anfibios

Las principales toxinas de los anfibios son aminas, terpenos, péptidos vasoactivos, como la bradiquinina y la bombesina, proteínas, esteroides y alcaloides. Se cree que los alcaloides son tomados de la dieta por parte del anfibio y que las demás toxinas son biosintetizadas por el animal.

En el caso de las ranitas dendrobatidae o punta de flecha se cuentan hasta unos 300 tipos de alcaloides; entre ellos, la batracotoxina y la histrionicotoxina.

La batracotoxina, que se encuentra en la piel de los anfibios, también se halla en el cuerpo de ciertas aves venenosas; pero en ningún animal más. Los otros alcaloides de los anfibios sólo se encuentran en también en estos animales y en ningún lugar más de la naturaleza.

La batracotoxina está presente en las ranas dendrobates, pero no en la misma cantidad, de ahí que tengan distintas toxicidad. La rana dorada venenosa (Phyllobates terribilis) es el anfibio más venenoso del mundo y la que tiene una mayor cantidad de esta toxina. En cambio, la rana Phyllobates lugubris tiene cantidades insignificantes de esta batracotoxina y se la considera poco venenosa. La batracotoxina es el alcaloide más tóxico que existe.

La histrionicotoxina se encuentra solo en la naturaleza en las ranitas puntas de flecha, sobre todo en la especie Oophaga histrionica o rana arlequín venenosa, que le da el nombre a esta toxina.

Las pumiliotoxinas, otro tipo de alcaloides que se encuentran en la piel de las ranas venenosas, se han encontrado en cierto tipo de hormigas y en ácaros oribátidos o ácaros del suelo,

Ciertas especies de ranitas del género Atelopus contienen una neurotoxina muy potente llamada tetrodotoxina, en honor al pez globo donde también se encuentran, cuyo origen en el caso de los anfibios se cree que es bacteriano, ya que la bacteria la produce y el anfibio la incorpora tras darse la simbiosis entre la bacteria y el anfibio.

Toxinas de los sapos con propiedades alucinógenas

La bufotenina es un alcaloide que se encuentra en la piel de determinados sapos Bufo, como el sapo de caña, con propiedades alucinógenas. En la piel del sapo de Sonora (Bufo alvarius) se ha encontrado una toxina con un enorme poder psicoactivo, la 5-MeO-DMT (5-metoxi-N,N-dimetiltriptamina).

Tipos de toxinas de los anfibios según la especie

El tipo de toxina de cada especie de veneno que tiene el anfibio viene determinado por la familia a la que pertenece porque, hay un origen filogenético o de parentesco. Así por ejemplo, el veneno de las ranas mono del género Phyllomedusa tiene una gran cantidad de peptidos vasoactivos, los sapos Bufo poseen una elevada carga de alquilaminas en su veneno. Los alcaloides lipofílicos se han encontrado solo en salamandras del género Salamandra, pero también en otros tipos de anfibios venenosos, como en ranas punta de flecha y en ranas Mantella.

No todos los venenos de los anfibios contienen alcaloides como toxinas, ya que no se han encontrado estas toxinas en más de 50 géneros de anfibios.

Más información sobre los anfibios en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil